La cobertura de Daños por Agua en los Seguros de Hogar

Los daños provocados por fugas de agua las goteras están entre las principales razones que invitan a contratar un buen Seguro de Hogar. La cobertura de Daños por Agua atiende más de 2,2 millones de partes de siniestros al año y cada 14 segundos las aseguradoras reciben una llamada relacionada con un percance o siniestro cubierto por esta importante garantía.

 

Daños por agua en el seguro del hogar

 

Los daños provocados por agua, humedades y goteras procedentes como consecuencia de alguna fuga en las tuberías, despistes con los grifos o lluvias torrenciales, son los que cualquier vivienda tiene más probabilidad de sufrir. De hecho, estos siniestros suponen cerca de un tercio de los partes de casas aseguradas que reciben las aseguradoras.

La cobertura de los Daños por Agua en un Seguro de Hogar es esencial para asegurar una vivienda. La mayor parte de las pólizas de hogar tienen una cobertura básica de estos daños, pero solo los Seguros más completos para el hogar ofrecen las mejores garantías. Por eso, esta es una de esas coberturas cuyas condiciones y limitaciones conviene revisar bien antes de contratar el Seguro de la casa.

 

Qué es la cobertura de Daños por Agua

En los Seguros Multirriesgo del Hogar se suele incluir la cobertura de Daños por Agua para cubrir los daños provocados por las fugas de agua de las tuberías (daños en paredes, suelos, maderas, etc.), así como la localización y reparación de la tubería dañada.

En muchos Seguros de Hogar, esta cobertura también se hace cargo de los daños ocasionados por despistes tan comunes como dejar abiertos los grifos de la casa o las llaves de paso o, incluso, puede cubrir los daños provocados por una fuga provocada por la rotura de un grifo o válvula.

En algunos casos, también cubre los daños estéticos, aunque es posible que haya que contratar esta cobertura aparte. Además, los daños por filtraciones y goteras a causa de la lluvia o de otros fenómenos meteorológicos no siempre están cubiertos.

 

Cómo actúa el Seguro ante los Daños por Agua

Cuando el agua hace estragos en la vivienda, el Seguro garantiza la localización y reparación de la avería o bien ofrece una indemnización por los daños producidos como consecuencia de fugas de agua o grifos abiertos.

 

Las goteras y los daños provocados por el agua

 

Es importante señalar, que para que puedan estar incluidos en la póliza los gastos para localizar la avería y reponer o reparar el tramo de las conducciones dañadas, éstas deben ser fijas y privativas de la vivienda asegurada.

Se consideran conducciones privativas las que, partiendo de la conducción general o comunitaria, sirven con exclusividad a la vivienda asegurada y están situadas dentro de sus límites o espacio privativo.

También son muy comunes los daños de agua causados por los vecinos. Cuando nuestra póliza cubre este supuesto, el Seguro se hace cargo de la reclamación, incluso localiza la avería y procede a la reparación. No obstante hay que verificar que esta causa esté cubierta en la póliza de la vivienda, porque es una de las situaciones más frecuentes relacionadas con el agua.

 

Daños causados por la lluvia y otros fenómenos meteorológicos

Si los problemas se originan por causas meteorológicas, la cobertura de Daños por Agua del Seguro puede cubrir estas incidencias, siempre que se incluyan en el condicionado de la póliza. En cualquier caso, el asegurado debe acreditar que esos fenómenos meteorológicos han sido los responsables del daño.

Además, las aseguradoras establecen como factores meteorológicos determinantes la lluvia, el granizo o la nieve, con una intensidad de más de 40 litros por metro cuadrado. Eso sí, para hacerse cargo del siniestro solicitarán al asegurado que acredite estos valores, de manera que tendrá que acudir al Agencia Estatal de Meteorología y solicitar un certificado.

 

Límites de la garantía de daños de agua

Es importante que conocer los límites de la cobertura por Daños de Agua que tenemos contratada. No todos los Seguros de Hogar ofrecen las mismas prestaciones y en el caso de esta garantía las diferencias entre unas pólizas y otras pueden ser grandes.

Por eso, conviene conocer la existencia de estos límites y tenerlos muy presentes a la hora de comparar Seguros de Hogar para elegir el que mejor se adapte a nuestra vivienda. En este sentido, debes tener en cuenta que no se suelen cubrir los gastos de la localización y reparación de fugas o averías que no produzcan daños directos en la vivienda o en su mobiliario.

También hay determinadas averías que no se suelen incluir en esta cobertura. Por ejemplo, si hay una avería en una tubería, la aseguradora se hará cargo de los gastos por la reparación, pero nunca por el desatasco. También podemos encontrarnos casos de corrosión de cañerías o fugas con origen en piscinas que no se incluyen en muchos seguros.

Además, la mayoría de las aseguradoras no cubren las viviendas con instalaciones que se encuentren en mal estado, ya sea por antigüedad o por falta de mantenimiento. De esta forma, si la casa se inunda y se comprueba que la tubería que ha provocado el problema estaba en defectuosa, la compañía no la reparará, limitando su intervención a la localización de la avería. El cliente tendrá que asumir el coste de la reparación. 

Por otro lado, es posible que determinados daños por filtraciones o goteras provocados por fenómenos meteorológicos queden fuera de las coberturas de la póliza como, por ejemplo, una cañería rota por la congelación de las tuberías.

Otro punto a tener en cuenta es que no todos los Seguros Multirriesgo del Hogar tienen una cobertura del 100% en los daños causados por agua. Podemos encontrarnos pólizas que establecen límites a estas coberturas, bien en porcentaje o con un tope máximo de gasto a sufragar en caso de siniestro.

 

Daños por agua en casa

 

Consejos para evitar averías y daños por agua en el hogar

El Seguro de la casa puede sacarnos de un apuro cuando aparecen los problemas relacionados con el agua en la vivienda. Sin embargo, prevenir estas situaciones es la mejor opción. El mal estado de las cañerías, los descuidos y la manipulación incorrecta de elementos de la instalación de agua son la causa de diversas averías que en muchas ocasiones se pueden evitar con un adecuado mantenimiento y una serie de hábitos que evitan atascos y pequeñas inundaciones.

Estos son unos sencillos consejos:

  • Desatasca los desagües a los primeros síntomas de obstrucción. Un filtro en el sumidero del fregaderoy un poco de cuidado para no dejar que caigan por el desagüe restos de comida evitan los atascos.
  • Es conveniente proteger los sumideros del lavabo y bañera con filtros. Además, no se debe usar el inodoro como cubo de basura, depositando en él restos de comida, cartones, colillas…
  • Revisa periódicamente las juntas del alicatado del cuarto de baño. Si no son estancas, aplícales silicona para evitar pequeñas fugas y humedades.
  • No dejes que la cisterna pierda agua y cuida de que el nivel no suba hasta el rebosadero. Un buen mantenimiento de la cisterna y del bote sifónico puede evitar muchos problemas.
  • Cuando un grifo gotea, aunque sea muy poco, es conveniente arreglarlo cuanto antes para evitar males mayores.
  • No dejes nunca los grifos abiertos sin estar presente. Y si cortan el agua, asegúrate de que están todos los grifos cerrados. Además, es aconsejable cerrar siempre la llave general de paso cuando te ausentes de casa durante un período de tiempo más o menos largo. Si te vas de vacaciones, no olvides dejar una llave del piso a una persona de confianza por si hubiera necesidad de entrar en su vivienda ante una avería propia, de otro piso o que afecte a la instalación general.
  • No dejes en funcionamiento la lavadora o lavavajillas estando ausente de casa o mientras duermes.
  • No vacíes la instalación de la calefacción, aunque permanezca fuera de servicio, salvo para efectuar reparaciones. Recuerda, además, que hay que purgar los radiadores antes de encender la calefacción para aprovechar todo el calor de la instalación.
  • En zonas frías es recomendable que, especialmente por las noches, se vacíen las tuberías y mangueras, y se cierre la llave general de paso para evitar que el agua contenida en las mismas se congele y provoque daños en las conducciones del agua.

 

Qué hacer si tenemos una fuga de agua

Puede que, a pesar de tomar todas las precauciones, te encuentres en medio de una pequeña inundación en casa provocada por una fuga de agua.

 

fuga de agua y cobertura de daños por agua

 

En esos casos, estos sencillos consejos te pueden ayudar:

  • Lo primero que hay que hacer en caso de que se haya producido un derrame por un grifo abierto o una avería, es intentar cerrar el grifo y recoger inmediatamente el agua utilizando toallas o paños. Es mejor utilizar este tipo de tejidos, más absorbentes que las fregonas.
  • Si el derrame se ha producido por una rotura de alguna tubería o del grifo, y no es posible cerrarlo, hay que cerrar la llave general de paso, y recoger el agua. En caso de avería, avise a un fontanero o a su Seguro de Hogar para que se hagan cargo del siniestro.
  • Cuando la fuga de agua se produce en el piso inferior, generalmente se debe a la rotura del bote sifónico. En esos casos, es también necesario cerrar la llave de paso y no utilizar la instalación hasta que se haya arreglado el problema.
  • En un bloque de viviendas, existe la probabilidad de que suframos una fuga originada en el piso de arriba. En ese caso, hay que comunicárselo al vecino inmediatamente para que se interrumpa el flujo de agua y reclamar la reparación de los posibles daños que haya producido la avería. Son situaciones desagradables entre vecinos, que se solucionan con relativa facilidad cuando los seguros de hogar actúan y se detecta el origen del problema.
La cobertura de Daños por Agua en los Seguros de Hogar
4.8 (96%) 5 votos
Seguros de Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *