Seguros de Hogar: ¿Qué es la Regla de Equidad?

En los Seguros de Hogar, como ocurre con el resto de pólizas, la estimación de los riesgos es fundamental para desarrollar una prevención eficaz y adecuada al precio de la prima, con las coberturas que se establecen en el condicionado del contrato. El riesgo determina el precio del Seguro e influye en las garantías y sus límites. Por eso, cuando la estimación de los riesgos en una póliza no se ajusta a la realidad, pueden darse situaciones inesperadas para los asegurados.

 

Comunicar al Seguro de Hogar cambios en viviendas

 

A veces, este desajuste entre los riesgos reales y las coberturas contratadas genera situaciones de infraseguro. Es algo que ocurre con relativa frecuencia entre los asegurados de pólizas de hogar y que consiste en hacer un cálculo a la baja de las coberturas del Seguro. De alguna manera, nuestra póliza se nos queda pequeña antes de echar a andar, porque las cantidades aseguradas en caso de siniestro, están por debajo de lo que realmente valen los bienes asegurados.

En otras ocasiones, el problema viene generado por una mala información de las características del inmueble asegurado. Cuando no se aporta a la aseguradora todos los datos precisos de una vivienda o se constata que alguno de ellos no se corresponde con la descripción de la casa que pretende cubrir el Seguro de Hogar, el cálculo del riesgo queda viciado. Y eso también distorsiona un elemento clave para la eficacia de tu póliza: la prima que se paga por las coberturas.

El problema llega cuando sucede un siniestro y esta situación salta a la vista de los peritos que van a la vivienda a evaluar las consecuencias del incidente. Es entonces cuando al asegurado le pueden aplicar la llamada Regla de Equidad.

 

La Regla de Equidad en los Seguros de Hogar

Los Seguros aplican la Regla de Equidad para ajustar la indemnización de la cobertura a la prima que se pagó por un riesgo que, en realidad, era mayor de lo que tenía constancia la aseguradora. En esencia, la Regla de Equidad plantea una reducción proporcional de la indemnización por el siniestro, para adecuarla al precio pagado por la cobertura de la póliza.

Esta rebaja de la indemnización pretende compensar la diferencia entre la prima pagada y la que se debió pagar por asegurar una vivienda o unos bienes. De hecho, se aplica en los siniestros en los que se descubre que existe una agravación del riesgo estimado inicialmente.

Esta situación se puede haber producido por muchas razones, pero lo normal es que esté ocasionada por la aparición de circunstancias que modifican la naturaleza del riesgo, a juicio de la compañía de seguros. Hablamos de circunstancias que, evidentemente, aumentan las posibilidades de que se produzca un siniestro o que ese accidente sea más grave de lo inicialmente previsto al calcular el precio de la póliza. Un precio que, obviamente, sería más caro si se hubieran tenido en cuenta esas circunstancias.

 

La obligación de comunicar los cambios al Seguro

Muchas veces esta situación se produce por descuido del tomador al no comunicar al Seguro de Hogar un cambio en las condiciones de la vivienda y los bienes asegurados. Por ejemplo, si contamos con un servicio de vigilancia en la urbanización de la vivienda, que es dado de baja y no se informa al Seguro. O si hacemos alguna reforma de la casa que pueda alterar la estructura de la vivienda y no se comunica a la aseguradora.

De hecho, los Seguros tienen la Ley de su parte en estos casos y, en determinadas circunstancias, podrían incluso a negarse a prestar cobertura en un siniestro. Y es que la Ley del Contrato del Seguro, en su artículo 11, establece que:

“El tomador del seguro o el asegurado deberán durante el curso del contrato comunicar al asegurador, tan pronto como le sea posible, todas las circunstancias que agraven el riesgo y sean de tal naturaleza que si hubieran sido conocidas por éste en el momento de la perfección del contrato no lo habría celebrado o lo habría concluido en condiciones más gravosas”. En definitiva, debe informar de aquellos cambios que alteren el riesgo de siniestro en el hogar.

 

Seguros de Hogar y coberturas

En el siguiente artículo de la Ley se regulan las consecuencias de no informar a la aseguradora de esta agravación del riesgo de forma que:

 “En el caso de que el tomador del seguro o el asegurado, no hayan efectuado su declaración y sobreviene un siniestro, el asegurador quedará liberado de su prestación si el tomador o el asegurado han actuado con mala fe. En otro caso, la prestación del asegurador se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que se hubiera aplicado de haberse conocido la verdadera entidad del riesgo.”

En general, se aplica la Regla de Equidad en la mayoría de los casos, ya que se considera que el tomador de la póliza omitió alguna información sin mala fe al considerar que no era relevante para el cálculo de la prima. No obstante, si la aseguradora tiene claro que esa omisión de información tenía como objetivo pagar menos por el Seguro y puede demostrarlo, el asegurado puede encontrarse con la negativa de la compañía a ofrecer ninguna indemnización por el siniestro.

 

Para ahorrar en el Seguro de Hogar es mejor comparar

Por eso es importante no descuidar nuestro Seguro de Hogar y evitar estos problemas comunicando a la aseguradora cualquier cambio que afecte a la vivienda. De esta forma, la póliza estará siempre al día y podrás tener la tranquilidad de disfrutar de todas sus coberturas al 100 por 100. Además, si estos cambios suponen un incremento de la prima te lo comunicarán en un plazo de dos meses. Y si este aumento no te resulta razonable, como tomador de la póliza tienes derecho a rechazar la oferta y buscar un Seguro de Hogar más barato.

En estos casos, siempre es de gran ayuda contar con herramientas como nuestro comparador de seguros, que te ayuda a contratar un Seguro de Hogar más barato y con las coberturas que necesitas. Con solo dejarnos tus datos, comparamos las mejores ofertas del mercado y te conseguimos la póliza a la medida de tu casa. Además, trabajamos con aseguradoras líderes y de plena confianza, lo que nos permite ofrecerte servicios y coberturas de calidad a buen precio.

Seguros de Hogar: ¿Qué es la Regla de Equidad?
5 (100%) 6 votos
Seguros de Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *