El Registro de Seguros de Vida recibió más de 380.000 solicitudes en 2014

Es más frecuente de lo que parece, que los familiares más cercanos de un asegurado con una póliza de vida no tengan constancia de la misma, incluso en el caso se que sean los beneficiarios. Muchas personas consideran contratar el seguro de vida como algo que prefieren mantener en un ámbito más privado o puede que los allegados hayan tenido noticia de él y, simplemente, se les haya olvidado con el paso del tiempo.

 

El Registro de Seguros de Vida evita que los seguros de vida se queden sin cobrar por desconocimiento de los beneficiarios

 

Para estos casos es muy útil el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento. El objetivo de este registro es evitar que los seguros de vida se queden sin cobrar por desconocimiento de los beneficiarios, para lo cual facilita el documento que acredita si una persona fallecida tenía contratado algún seguro de cobertura de fallecimiento e informa sobre cuál es la aseguradora a la que el beneficiario tiene que dirigirse para reclamar la indemnización correspondiente.

Sólo el pasado año, este registro recibió un total de 382.421 solicitudes, tanto de notas informativas como certificados. En concreto, durante el año pasado se generaron 378.971 certificados (151.539 fueron con contrato y 227.432 sin contrato) y se emitieron 3.450 notas informativas.

 

¿Somos beneficiarios de un seguro de vida?

Estos documentos no sólo permiten a los posibles beneficiarios saber si un familiar fallecido tenía un seguro de vida registrado, sino que también permiten conocer a los propios asegurados si tienen algún seguro y ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con los datos incluidos en el registro. Desde 2010, un total de 2,73 millones de solicitudes se han gestionado a través del Registro de Seguros de Vida.

Los datos se encuentran disponibles en el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento durante un plazo de cinco años desde la fecha de la defunción del asegurado.

Estos certificados se pueden obtener de los contratos de seguros de vida con cobertura de fallecimiento y de los seguros de accidentes que cubran la contingencia de la muerte del asegurado, ya sean pólizas individuales o colectivas.

 

Cómo se solicita el certificado del seguro de vida

Una vez transcurridos 15 días hábiles de la defunción del asegurado, se puede solicitar el certificado, rellenando el modelo 790, por diferentes vías:

  • A través de las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia
  • En los 432 registros civiles en España
  • En la sede del Registro de Contratos de Seguro de Cobertura de Fallecimiento.
  • A través del Registro General del Ministerio de Justicia en Madrid.
  • En la web del Ministerio de Justicia.
El Registro de Seguros de Vida recibió más de 380.000 solicitudes en 2014
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *