Seguro de Vida y las coberturas complementarias a considerar

En los seguros de vida, la principal garantía es la indemnización a los beneficiarios en caso de fallecimiento de la persona asegurada. Sin embargo, en estas pólizas podemos encontrar diversas coberturas complementarias con las que las aseguradoras complementan la protección que ofrecen sus seguros.

 

Al contratar el seguro de vida podemos incluir diversas coberturas complementarias en la póliza

 

Se trata de coberturas que pretenden paliar situaciones familiares difíciles, en el caso de que la persona asegurada sufra un accidente o una enfermedad que le impida desarrollar su actividad, o que complementa con garantías extra un siniestro sobrevenido en determinadas circunstancias.

En los seguros de vida, las coberturas complementarias más usuales son:

  • Invalidez absoluta y permanente.
  • Accidente.
  • Accidente de tráfico.
  • Enfermedades graves.
  • Decesos.

En las ofertas de las aseguradoras, asociados a las pólizas de vida también podemos encontrar servicios de asesoramiento médico, tramitación de testamento o, incluso, servicios de asesoramiento jurídico, entre otros. No obstante, vamos a detenernos en las coberturas complementarias más importantes.

 

Cobertura de invalidez absoluta y permanente en el seguro de vida

El seguro de vida suele incluir la cobertura de riesgo de invalidez absoluta y permanente del asegurado. Con esta cobertura, si el asegurado resulta afectado por una invalidez absoluta y permanente por un siniestro ocurrido durante la vigencia de la póliza y es declarada la invalidez en dicho periodo o en el año posterior al vencimiento de la póliza, el seguro de vida garantiza el pago del capital señalado en las Condiciones Particulares de la póliza.

 

Con el seguro de vida podemos contratar la cobertura por invalidez permanente

 

En el ámbito del seguro, se entiende por Invalidez Absoluta y Permanente la situación física irreversible provocada por un accidente o enfermedad originados independientemente de la voluntad del asegurado, y que desemboca en su total incapacitación para realizar cualquier trabajo o actividad profesional.

No obstante, existen supuestos que quedarían excluidos de la aplicación de esta garantía y que debemos conocer al contratar el seguro de vida para no llevarnos desagradables sorpresas. Algunos de los supuestos son:

  • Los siniestros causados intencionadamente por el asegurado.
  • Las consecuencias de una enfermedad o accidente originados con anterioridad a la entrada en vigor del seguro.
  • Los accidentes o enfermedades que sobrevengan al asegurado por embriaguez o uso de estupefacientes.
  • Las consecuencias de un acto de imprudencia temeraria o negligencia grave de la persona asegurada
  • Las consecuencias derivadas de la participación del asegurado en actos delictivos, duelos o riñas, siempre que este último caso no hubiere actuado en legítima defensa o en tentativa de salvamento de personas o bienes.
  • Intervención del asegurado en competiciones deportivas.
  • Las situaciones provocadas por circunstancias especiales, desde conflictos armados a terremotos y fenómenos meteorológicos adversos.

Existe también un tipo de cobertura de invalidez que cubre situaciones en las que el asegurado se ve inhabilitado para realizar las tareas propias de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

También se contemplan coberturas en las que la invalidez no es total, sino parcial. Se trata de las situaciones en las que, por causa de un un accidente o enfermedad, el asegurado sufre la pérdida o inutilización de un miembro de su cuerpo, como puede ser un brazo, dedos o piernas, sin alcanzar la invalidez total.

 

El seguro de vida y la cobertura de enfermedades graves

Con esta cobertura, el seguro de vida ofrece un anticipo del capital en caso de que el asegurado o sus hijos sufriera un enfermedad. Normalmente es en las condiciones particulares de la póliza donde se refleja el importe que la aseguradora adelanta, una vez que la persona asegurada o cualquiera de sus hijos de entre 2 y 16 años sea diagnosticada de alguna de las enfermedades o haya sufrido alguna de las intervenciones cubiertas. Se pueden dar dos supuestos:

Enfermedad grave del asegurado: La persona asegurada percibe el capital establecido en las Condiciones Particulares de la póliza, anulándose en ese momento la misma.

Enfermedad grave de los hijos: Entonces el asegurado percibirá el 25% del capital establecido en las Condiciones Particulares del seguro cada vez que uno de sus hijos sea intervenido o padezca alguna de las enfermedades cubiertas. Este anticipo sólo se dará una vez por cada hijo y siniestro cubierto, siguiendo en vigor la cobertura respecto del resto de los hijos que no hubieran sufrido alguna enfermedad o intervención cubierta. Así, la cobertura se irá consumiendo con los sucesivos desembolsos parciales hasta agotar el 100% del capital garantizado por la misma, momento en el que se anulará aunque permanecerán en vigor el resto de las coberturas contratadas, incluida la enfermedad grave del asegurado.

 

La cobertura de enfermedades en el seguro de vida puede proteger al asegurado y a sus hijos

 

Esta cobertura cubre enfermedades como:

  • El cáncer, aunque hay excepciones.
  • Accidente cerebro-vascular, con indicios de deficiencia neurológica permanente.
  • Infarto agudo de miocardio.
  • Insuficiencia renal crónica e irreversible.
  • Operaciones de corazón.
  • Transplante de órganos vitales.

 

 

El seguro de decesos como complemento del seguro de vida

Contratar un seguro de decesos tiene como objetivo cubrir los gastos los servicios fúnebres en caso de fallecimiento del asegurado. Esta cobertura puede ser un complemento más al seguro de vida y ofrece la posibilidad de facilitar directamente la prestación de estos servicios o pagar una indemnización que sufrague los gastos.

 

El seguro de vida puede incluir un seguro de decesos

 

 

Con la contratación de la garantía opcional de decesos puede ofrecer al asegurado las siguientes garantías:

  • Garantía de un servicio fúnebre hasta el importe que previamente se hubiera convenido.
  • Gastos de sepultura como son los derivados de la compra o alquiler de un nicho, tumba o fosa.
  • Indemnización en metálico convenida.
  • Gestión del testamento y asesoramiento legal en los trámites de defunción.

 

 

Cobertura de accidentes como complemento del seguro de vida

Con la contratación de la cobertura de accidentes se asegura un capital complementario al seguro de vida que se ejecutará en caso de que el asegurado falleciera o quedase incapacitado por un accidente, entendiéndose como tal una lesión súbita, externa, violenta que produzca el fallecimiento o la invalidez.

 

El seguro de vida también puede incluir una cobertura de accidentes como complemento.

 

Entre las coberturas de accidentes que podemos encontrar al contratar el seguro de vida, debemos distinguir dos tipos de garantías, que son compatibles entre sí.

Cobertura de accidentes. Esta modalidad es una garantía complementaria que ofrece el pago de una indemnización en el caso de que el asegurado fallezca en un accidente o como consecuencia del mismo. Puede practicarse también unida a una garantía complementaria de invalidez.

Cobertura de accidente de tráfico. Garantiza el pago de un capital en el caso de que el accidente que produzca el fallecimiento del asegurado sea un accidente de circulación. Esta cobertura se activa en los siguientes supuestos:

  • Fallecimiento como peatón causado por un vehículo.
  • Fallecimiento como conductor o pasajero de un vehículo.
  • Fallecimiento como usuario de transportes públicos.

Todas estas coberturas son garantías que completan la protección  que se ofrece al asegurado al contratar el seguro de vida. Cabe señalar que los capitales garantizados para cada uno de los riesgos complementarios que se incluyen en las pólizas de vida pueden tener como límite máximo el garantizado para el riesgo principal.

En cualquier caso, con estas coberturas las aseguradoras ofrecen una protección más completa por un precio algo más elevado. No obstante, existen comparadores como Turboseguros.com, que permite contratar el seguro de vida más completo sin pagar más de lo necesario por estas coberturas. De esta forma, el ahorro se combina con la máxima protección.

 

Imagen 1: Moyan Brenn (CC BY 2.0) via Flickr
Imagen 2:zeevveez (CC BY 2.0) via Flickr
Imagen 3:World Bank Photo Collection (CC BY-NC-ND 2.0) Via Flickr
Imagen 4:Stephan Ridgway (CC BY 2.0) via Flickr
Imagen 5: ER24 EMS (Pty) Ltd. (CC BY-SA 2.0) via Flickr

Seguro de Vida y las coberturas complementarias a considerar
5 (100%) 5 votos
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *