Seguros de vida ahorro: alternativas para asegurar el futuro

Los seguros de vida ahorro son productos que permiten obtener una rentabilidad del dinero aportado, ofrecen interesantes ventajas fiscales, y además suelen estar acompañados de un seguro de vida. Se trata de contratos de seguro en los que se asegura un capital y una determinada rentabilidad a un plazo fijado, para así obtener un dinero destinado para financiar nuestra jubilación, por ejemplo.

 

Los seguros de vida ahorro son una oportunidad para integrar la protección y la inversión de nuestro dinero

 

Esta familia de seguros de vida se conoce también como seguros de supervivencia, ya que se garantiza a los beneficiarios o a él mismo el pago de la prestación pactada, si el asegurado vive al finalizar el contrato. En este tipo de seguros, podemos encontrar diversas modalidades:

  • Seguros 'unit linked': Se trata de un seguro de vida en que el tomador asume el riesgo de inversión de las aportaciones realizadas, es decir, el resultado de la inversión determinará el capital aportado al seguro de vida.
  • Planes de previsión asegurados (PPA): Son seguros individuales cuyo régimen jurídico y fiscal se asimila a los planes de pensiones. La finalidad principal de estos seguros es la cobertura de la jubilación, aunque también cubre contingencias previstas en la normativa reguladora de planes y fondos de pensiones, como el fallecimiento, incapacidad laboral permanente y dependencia. Además, hay que señalar que la disposición anticipada de estos fondos sólo se puede ejercer en situaciones excepcionales, como en los planes de pensiones.
  • Planes individuales de ahorro sistemático (PIAS): Son seguros individuales de ahorro a largo plazo en los que el contratante recibe una renta vitalicia anual si vive a una determinada edad establecida en el contrato. En estos seguros de ahorro no existe una finalidad concreta, como en los planes de pensiones, y puede incluir garantías por el fallecimiento de la persona asegurada para que ese dinero se destine a otros beneficiarios. Las primas a los PIAS no pueden superar el límite anual de 8.000 euros, y el importe total de las primas pagadas acumuladas debe ser inferior a los 240.000 euros.
  • Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP): Los SIALP, surgidos de la Ley 26/2014 de 27 de noviembre, son seguros que sólo cubren la supervivencia o fallecimiento del tomador/asegurado, y que están sujetos a un régimen fiscal especial en el que el contribuyente es el contratante, asegurado y beneficiario del SIALP, salvo en caso de fallecimiento. En estos seguros se ofrece una rentabilidad sobre las aportaciones, que no deben superar los 5.000 euros anuales, y la inversión no se puede retirar antes de 5 años. Además, se garantiza la percepción al vencimiento de, al menos, un capital equivalente al 85% de las aportaciones.
  • Rentas vitalicias: Son seguros en los que se garantiza al asegurado el importe de una renta durante todos los años de su vida. La renta se puede adaptar a las características familiares del asegurado, y se puede combinar con prestaciones adicionales en caso de fallecimiento o devolución de aportaciones.
Seguros de vida ahorro: alternativas para asegurar el futuro
5 (100%) 3 votos
Seguros de Vida

Comentarios de Seguros de vida ahorro: alternativas para asegurar el futuro

  1. ahorro previsional voluntario

    Los sistemas de rentas vitalicias o ahorros previsionales (APV) pueden ser una excelente opción para cuando se llegue a mayor y suplir necesidades o simplemente poder salir de viaje. Son una excelente alternativa, gracias por la información! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *