Guía para contratar Seguros: consejos útiles y pasos a seguir

Hoy es fácil hacerse un Seguro y nuestro comparador online es un ejemplo. Aunque pueden surgir dudas durante la contratación y, para evitar errores, esta guía para contratar Seguros, paso a paso, sin problemas ni sorpresas, te ofrece información y consejos útiles para que no te pierdas entre coberturas y cláusulas del contrato.

 

Guía para contratar seguros, consejos

 

La verdad es que, aunque la tecnología hace mucho más fácil contratar los Seguros de la familia o de la empresa, conviene recordar que las prisas no ayudan a conseguir el mejor Seguro y que hay que leerse las condiciones de la póliza para evitar sorpresas con las coberturas contratadas.

 

Puntos a considerar antes de contratar el Seguro

Antes de contratar el Seguro, merece la pena detenerse a pensar en lo que estamos asegurando, ya sea un bien material (un coche, la vivienda o un local comercial) o se trate de Seguros Personales. Conociendo el objeto de la póliza, deberíamos reflexionar sobre las coberturas que realmente necesitamos.

 

Características del bien asegurado

Es importante tener presente las características de los bienes que vamos a asegurar al plantearnos qué póliza es la que más nos conviene. De esta forma, será más sencillo calcular el capital asegurado de la póliza con más rigor y podremos elegir las garantías que queremos incluir en la póliza.

En algunos casos, como ocurre en los Seguros de Hogar, tiene especial relevancia calcular el valor real de la casa que se va a asegurar, para que no se den situaciones de infraseguro o sobreseguro.

En el Seguro de la vivienda, debemos tener especial cuidado con las dos coberturas claves de esta póliza: el contenido y el continente. Los enseres de la vivienda pueden ser más problemáticos, y quizás puede ayudarte este post con consejos para calcular el contenido que debes asegurar en tu póliza de Hogar.

 

Compara ofertas y busca asesoramiento en Seguros

Por otro lado, no es recomendable quedarse con la primera oferta que nos llega: es difícil que sea ése el mejor Seguro para tí. En Turboseguros.com siempre te animamos a comparar ofertas de Seguros para conseguir la póliza que ofrezca la mejor relación entre calidad de servicios, cobertura y, sobre todo, precio.

En este sentido, te recomendamos acudir a un profesional del sector para que te asesore y despeje las dudas que puedas tener. Este aspecto es muy importante, ya que es posible que haya riesgos que interese cubrir y que las compañías no incluyen en sus productos, y coberturas que no sabes realmente hasta qué punto son eficaces.

Puedes acudir a las aseguradoras, que te ofrecerán sus propios Seguros, o confiar en distintos tipos de mediadores de Seguros para tener más opciones. Nosotros te recomendamos que aproveches las ventajas de contratar tus pólizas con el asesoramiento profesional e independiente de corredores de Seguros.

 

como contratar un seguro de hogar

 

Ventajas de contratar tus pólizas en nuestra correduría online

En este sentido, debes saber que somos una correduría online en la que un equipo de profesionales (no robots) comparan las mejores ofertas para nuestros clientes, al recibir los cuestionarios que nos envían desde la web.

Al probar nuestro comparador de Seguros online, conseguimos el mejor Seguro a la medida, valorando las ventajas y desventajas de cada oferta, y siempre con el objetivo de conseguir el Seguro más barato. Porque sabemos que la póliza más cara no es siempre la mejor.

 

Contratar un Seguro, paso a paso

Una vez que ya tenemos claras las características del riesgo que vamos a asegurar, llega el momento de tramitar la contratación del Seguro. A continuación, te contamos los pasos a seguir para suscribir una póliza.

 

Solicitar una oferta de Seguro

El primer paso es comunicar a nuestra correduría de Seguros, agencia o entidad que queremos un Seguro y que queremos que nos pasen una oferta. Para ello, podemos hacerlo de forma tradicional, acudiendo a nuestra correduría de confianza o agencia de Seguros. O también puedes solicitar una oferta de Seguro por Internet, como haces cada vez que pruebas nuestro comparador online.

 

Datos del tomador y sobre el riesgo asegurado

Al solicitar la oferta, siempre te pedirán los datos relativos al riesgo que quieres asegurar. De esta forma, el mediador podrá evaluar las características de la póliza que va a proponer al cliente.

Cuando hablamos de los datos del riesgo asegurado, nos referimos a las características de la vivienda que vamos a asegurar (metros cuadrados de superficie, año de construcción, estancias, dirección, cesión hipotecaria…), o del coche para el que contratamos un Seguro (matricula, marca, modelo, versión…), o incuso los datos personales necesarios para contratar un Seguro de Vida o un Seguro Médico.

En estos primeros pasos, se solicitan también los datos del tomador, la persona que firma el Seguro y que se compromete a pagar la prima. Le pedirán su DNI y dirección, y aquellos datos personales necesarios para elaborar la póliza.

Es un paso importante, ya que sin esta información, el cliente puede recibir una oferta de Seguros que no se adapte a la realidad o que no cumpla con las necesidades de protección que busca el cliente.

Por otro lado, existe la posibilidad de que la compañía rechace el Seguro, en cuyo caso habrá que buscar otra aseguradora o modificar las garantías deseadas.

 

La importancia de informar al Seguro con veracidad

En este punto, es importante destacar que en la tramitación de la póliza rige el principio de presunción de buena fe, es decir, se supone que las declaraciones de riesgo por parte del interesado son correctas y que no pretende obtener beneficios. Sacar provecho del Seguro va contra la Ley y puede traer problemas.

Por eso, nunca debemos, bajo ningún concepto, mentir o engañar a nuestra compañía de Seguros o corredor, pues no será conveniente ni provechoso para nosotros y podría costar muy caro en caso de siniestro.

 

como contratar un seguro de coche

 

Por ejemplo, si el tomador tiene hijos con el carnet recién sacado o menores de 25 años, que de vez en cuando usan el vehículo asegurado, estamos obligados a informar de ello e incluirlo en póliza del Seguro de Coche. Si no, en caso de que tenga un siniestro al volante, la aseguradora está en su derecho de no hacerse responsable del mismo.

 

La proposición de Seguro

El siguiente paso en la tramitación del Seguro es que la aseguradora con la que vamos a contratar la póliza haga una proposición de Seguro. Se trata de una propuesta de contrato por escrito, basada en la información suministrada por el cliente.

Es un preacuerdo que debemos leer con atención y entender en todos sus puntos. Aquí, de nuevo, es importante tener la posibilidad de consultar con nuestro corredor o agente para aclarar dudas. Porque, una vez entregada y aceptada la proposición, ésta tendrá carácter vinculante para la entidad aseguradora durante un periodo de tiempo.

 

Cómo se formaliza el contrato de Seguros: la póliza

Si el interesado acepta la proposición de la aseguradora, en unos días recibe la póliza de Seguros. Se trata del documento en el que se establecen las normas que de forma general, particular o especial regulan las condiciones convenidas entre la compañía de Seguros, el tomador y el asegurado.

 

consejos para la contratación de seguros

 

Es, por tanto, un contrato y, como todos los contratos, genera obligaciones y derechos tanto para la aseguradora como para el tomador. La principal obligación del tomador es el pago de la prima y, de hecho, el Seguro sólo entra en vigor cuando se paga la prima correspondiente y se entregan los documentos que integran la póliza.

A pesar de que la lectura de la póliza no suele ser una experiencia especialmente agradable, conviene leerla y, en su caso, pedir al mediador o al servicio de atención al cliente de la aseguradora que nos aclaren todas las dudas que surjan.

Muchas veces, al contratar un Seguro el cliente no es realmente consciente de los límites y coberturas que tiene su póliza, simplemente por no haber leído con detenimiento este documento.

 

La documentación del Seguro: elementos de la póliza

Entre la documentación del Seguro que recibe el cliente, lo más importante es la póliza, el contrato del Seguro. En este documento, la aseguradora se compromete a indemnizar al asegurado o los beneficiarios referidos en la póliza en unos supuestos concretos, que deben estar especificados en el mismo contrato, a cambio del pago de la prima del Seguro.

Las pólizas de Seguros deben incluir una serie de datos, que es importante comprobar antes de firmar:

  • Nombre y apellidos o denominación social de las partes contratantes y su domicilio, así como la designación del asegurado y beneficiario, en su caso.
  • El concepto en el cual se asegura.
  • Naturaleza del riesgo cubierto.
  • Designación de los objetos asegurados y de su situación.
  • Capital asegurado o alcance de la cobertura.
  • Importe de la prima, con los recargos e impuestos que debe abonar el tomador.
  • Vencimiento de las primas, lugar y forma de pago.
  • Duración del contrato, señalando el día y la hora en que comienzan y terminan sus efectos.
  • Si interviene un mediador, también deben constar sus datos y el tipo de mediador.

 

pasos para contratar seguros para la familia

 

La póliza incluye dos documentos fundamentales en los que deben quedar muy claras las situaciones cubiertas y excepciones en las que la aseguradora deberá indemnizar al asegurado o beneficiario del Seguro. Son las condiciones generales y particulares, que deben revisarse antes de firmar el contrato.

 

Las condiciones generales del Seguro

Es la parte más extensa de la documentación del Seguro, pero también es la más importante. Las condiciones generales del Seguro reflejan los principios básicos que establece la aseguradora para regular todos los contratos que pertenezcan al mismo ramo o modalidad.

Aquí vienen explicados los derechos del asegurado, así como normas relativas a la extensión y objeto del Seguro, los límites de las coberturas y riesgos excluidos de forma general, la forma de tramitar los siniestros y el pago de indemnizaciones, cómo se hace el cobro de recibos, los canales de comunicación con la aseguradora, la jurisdicción, etc.

Es fundamental dedicar un tiempo a la lectura de esta parte de la póliza, sobre todo si estamos pensando en cambiar de Seguro. En estas situaciones, buscamos siempre el mejor precio, pero puede que las condiciones de unos Seguros y otros sean muy diferentes para unas mismas coberturas. Y conviene comparar.

 

Las condiciones particulares del Seguro

Es la parte de la póliza que refleja datos más concretos sobre nuestro Seguro. Además de los datos de las partes que firman la póliza, recoge características pormenorizadas de lo que se asegura y detalles como el precio del Seguro o la domiciliación de los pagos.

 

Las condiciones especiales de la póliza

Esta parte de la póliza especifica aquellas particularidades del Seguro que modifican las condiciones generales. Son especificidades del contrato, que se aplican a cada usuario dependiendo de sus características.

Como hemos señalado, estas condiciones pueden diferir del resto de Seguros similares de la aseguradora, pero en ningún caso podrán contradecir lo que establece la Ley.

 

Otros documentos a tener en cuenta

En la documentación que acompaña a la póliza, podemos encontrar información útil para el asegurado, como los teléfonos de contacto de la aseguradora para atender a clientes o gestionar siniestros.

En los Seguros de Autos, por ejemplo, se suele enviar una tarjeta o carpetilla en la que figuran los teléfonos de Asistencia en Viaje donde la compañía atenderá las incidencias. En general, son gratuitos, y suelen ser el primer recurso que utilizamos en caso de que el coche se averíe o nos veamos envueltos en algún un accidente.

 

asesoramiento en seguros

 

Es posible que en la misma tarjeta aparezca otro número de teléfono (este no siempre es gratis) de atención al cliente, donde nos informan sobre la póliza y sus coberturas.

En Seguros que incluyen servicios de atención y asesoramiento más específicos, como puede ser el servicio de asesoramiento legal que se incluyen en las coberturas de Defensa Jurídica o Decesos, podemos recibir la información de contacto y las normas de uso de estos servicios en documentos anexos a la póliza.

Finalmente, debemos tener en cuenta que las compañías de Seguros están digitalizando sus servicios y esta evolución se deja notar en la aparición de nuevos canales para contactar y prestar servicios a sus asegurados.

Por ejemplo, ya son muchas las compañías que tienen en marcha aplicaciones móviles que utilizan para agilizar la tramitación de siniestro, realizar gestiones relacionadas con la póliza y para desarrollar nuevos servicios y coberturas, desde el teléfono móvil.

 

La firma del contrato de Seguros

Si nos decidimos a suscribir una póliza, ya sea un Seguro de Coche, el Seguro para el Hogar o un Seguro de Vida, es aconsejable tomarse un tiempo para revisar la documentación y comprobar que todo está correcto.

Tras la lectura tranquila, activa y concienzuda del condicionado de la póliza, el siguiente paso es firmar la copia que habremos recibido para devolverla firmada a la aseguradora. Esta copia debe enviarse al mediador, agente o a la propia compañía de Seguros.

Con la firma del Seguro, la tramitación de la póliza queda completada, aunque el Seguro entra en vigor con el pago de la prima y empieza a tener efecto en el momento indicado en la póliza, por un tiempo determinado. Generalmente, las pólizas se contratan por un año.

Es importante tener en cuenta las fechas, ya que cualquier siniestro que haya sucedido antes del plazo de vigencia indicado en la póliza no se considerará cubierto.

 

Consejos tras la firma del Seguro

Una vez que contratamos el Seguro, conviene tener en cuenta una serie de cuestiones importantes. Por ejemplo, debemos disponer de una copia de la póliza y guardar los recibos del pago de la prima.

 

guía de contratación de seguros de vida

 

Además, es importante seguir las indicaciones de la aseguradora para la comunicación de siniestros, facilitando todo tipo de información y colaboración sobre los hechos y circunstancias del siniestro. En este blog te contamos cómo comunicar un siniestro correctamente, por si es de tu interés.

 

Cambios en las condiciones de la póliza

Además, como asegurados tenemos derecho a que se respeten las condiciones firmadas en la póliza. Por eso, si se ha firmado el contrato y el Seguro está en vigor, el asegurado no debería aceptar modificaciones unilaterales que le sean desfavorables.

En este sentido, es importante destacar que si la compañía aseguradora modifica el precio o las coberturas del Seguro, y el tomador no está de acuerdo, tendrá 15 días desde la recepción del cambio de precio o la modificación de las coberturas para rechazar la propuesta y dar de baja el Seguro.

 

Modificación del riesgos asegurado

Igualmente, los clientes tienen el deber de informar al Seguro de cualquier modificación o cambio que altere el riesgo asegurado, como puede ser una reforma una casa asegurada o que cambiemos de vehículo.

En estos casos, hay que notificar los cambios al mediador, agente o, directamente, a la aseguradora para que estos cambios queden plasmados y confirmados en nuestra póliza actualizada. De no hacerlo, o no informar bien de la modificación del riesgo, es posible que tengamos problemas a la hora de reclamar un siniestro.

 

Posibilidad de cancelar el Seguro tras firmar

También conviene saber que existen Seguros en los que el tomador tiene un plazo de tiempo para echarse atrás y rescindir la póliza recién contratada.

Es el caso de los Seguros online, en el que el tomador tiene un plazo de 14 días naturales para desistir. También los Seguros de Vida ofrecen esta posibilidad, aunque en este caso el tomador tiene 30 días de plazo desde la contratación para pensárselo y rescindir el contrato, siempre y cuando la póliza sea para un periodo superior a 6 meses.

 

Cambios y bonificaciones, mejor por escrito

Debemos exigir que todas las modificaciones o adiciones del contrato del Seguro se formalicen por escrito porque de la información verbal que nos facilite la aseguradora no queda constancia.

Además, hay Seguros, como los de coches, que durante la contratación suelen ofrecer bonificaciones por no tener siniestros en un determinado período. Conviene también tener en cuenta los posibles recargos en la prima que la aseguradora pueda cargarnos por declarar determinado número de siniestros.

Es una forma de incentivar la contratación y motivar a los conductores para que sean más precavidos, como te contamos en este post. No obstante, es conveniente que tales bonificaciones consten por escrito en el contrato.

 

consejos para contratar el mejor seguro de vida

 

Disfruta del Seguro

Una vez que tenemos todo controlado, solo queda disfrutar de las coberturas del Seguro contratado. Ten presente que el Seguro estará en vigor durante el tiempo consignado en la póliza y que, en muchos casos, el contrato establece la renovación automática de la cobertura.

En caso de no querer prorrogar la póliza, el usuario puede cancelar el Seguro avisando a la compañía aseguradora con un plazo de un mes de antelación a la fecha de renovación. En este post te contamos cómo hacerlo.

No obstante, en nuestra correduría online ponemos todo nuestro empeño para conseguir un Seguro barato y con coberturas a la medida de nuestros clientes. Y si lo que quieren es cambiar de Seguro, también les ayudamos para mejorar su cobertura y ahorrar. Prueba nuestro comparador de Seguros online y danos la oportunidad de sorprenderte con nuestras ofertas.

Guía para contratar Seguros: consejos útiles y pasos a seguir
4.8 (96%) 5 votos
Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *