Seguro de comercio: ¿Qué miran los seguros para calcular la póliza?

Para muchos autónomos y profesionales, su establecimiento constituye no sólo un proyecto personal en el que cada día depositan su tiempo y su esfuerzo, sino que representa su forma de ganarse la vida y asegurar el futuro para su familia. Un comercio, una tienda, cualquier establecimiento a pie de calle donde se desarrolle una actividad profesional es mucho más que un local, y todo lo que ello representa hace imprescindible contar con un seguro de comercio que te dé tranquilidad y pueda ayudarte cuando lo necesites.

 

El Seguro de Comercio debe adaptarse a cada negocio para cubrir todos los riesgos

 

Sin embargo, no todos los comercios son iguales. No es lo mismo una frutería que una tienda de ropa, ni tiene nada que ver la forma de atender una panadería a, por ejemplo, una tienda en la que se venden zapatos o artículos deportivos. Tampoco son comparables estas tiendas con las oficinas en las que trabajan muchos profesionales, que desarrollan su actividad en despachos que no están a pie de calle.

Incluso desarrollando una misma actividad, no tienen nada que ver dos restaurantes, uno situado al lado de una gasolinera en la carretera y otro ubicado en pleno centro de una ciudad. Los riesgos para cada establecimiento también cambian y el seguro de comercio lo tiene muy en cuenta al evaluar la prima.

Hay muchas variables que determinan cómo calcular el seguro de comercio, pero podemos enumerar algunas de ellas:

  • Actividad que desempeña el comercio: Cada actividad precisa de unas coberturas y servicios diferentes.
  • Ubicación del establecimiento: No tienen los mismos riesgos dos comercios similares según la zona donde estén situados.
  • Superficie del local: Mayor tamaño, más superficie que hay que asegurar.
  • Características del establecimiento: Si tiene escaparates, superficie de fachada, si cuenta con un taller…
  • Número de empleados: Hay negocios en los que se desarrollan actividades que entrañan riesgos y los empleados deben estar asegurados.

Además del establecimiento y la actividad, si el negocio asegurado se dedica a la producción de artículos, hay que tener cubierta la responsabilidad civil para el producto que fabrican. Existe la denominada cobertura de Responsabilidad Civil de la Explotación que es la que cubre al negocio ante posibles reclamaciones de clientes en relación al producto o servicio que estamos ofreciendo. Eso también conviene tenerlo en cuenta.

 

Coberturas del seguro de comercio

Con tal diversidad de actividades y negocios, no es de extrañar que nos encontremos una amplia variedad de coberturas:

  • Incendio, explosión y daños por humo
  • Fenómenos atmosféricos
  • Daños por agua
  • Inundación o desembarre
  • Actos vandálicos
  • Rotura de cristales, sobre todo si tenemos escaparates.
  • Robo

Los seguros de comercio suelen incluir unas coberturas básicas generales, a las que se pueden añadir más garantías y servicios específicos, según precise cada negocio. Con tanta oferta, y buscando siempre el ahorro para tu negocio, lo recomendable es que busques tu seguro de comercio en comparadores como Turboseguros.com. En Turboseguros.com cuentas, además, con un equipo de profesionales que te asesoran en la búsqueda del seguro de comercio que mejor se adapta a tu negocio.

Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *