¿Por qué los Seguros de Coche a todo riesgo son los que más crecen?

Contratar un Seguro de Coche a Todo Riesgo es una buena opción cuando queremos asegurar un vehículo nuevo. Aunque el precio de estas pólizas suele ser más elevado, y muchos conductores se lo piensen dos veces antes de elegir esta modalidad de Seguro de Autos, la cobertura por daños propios de esta póliza puede ayudarnos a recuperar nuestro coche tras un accidente, sobre todo cuando nuestro vehículo tiene poco tiempo de rodaje.

 

Seguro de Coche a Todo Riesgo

 

El caso es que el año pasado se produjo un suceso cuando menos llamativo. La demanda de Seguros a Todo Riesgo entre particulares aumentó un 29% en 2016, según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO). Si en 2015 el Seguro de Coche a Todo Riesgo era el utilizado por un 14% de los particulares, en 2016 esta póliza fue contratada por un 18,2%.

Este dato contrasta con la evolución de las pólizas más económicas, los Seguros a Terceros, que según estas fuentes tuvo un descenso de demanda de más del 3%. O los Seguros a Todo Riesgo con franquicia, que también perdieron presencia entre las opciones contratadas por los conductores ya que sólo fue elegido por el 11,5% de los clientes, casi 2 puntos menos que en 2015.

A tenor de estos datos, cabe preguntarse por qué las pólizas a Todo Riesgo están ganado presencia entre los coches asegurados. De hecho, con o sin franquicia, los Seguros con cobertura de Daños Propios ya están presentes en casi un tercio de las pólizas de particulares. Y son varias las razones que explican esta tendencia.

 

Las ventas de coches animan la contratación de Seguros a Todo Riesgo

La primera de las razones tiene que ver con la coyuntura económica y el buen año que registró el sector automovilístico en 2016. Tras meses en los que se notan los efectos de la recuperación económica en las ventas de coches, el pasado ejercicio se superó la barrera del millón de vehículos vendidos, una circunstancia que tiene a su vez consecuencia en la cobertura de las pólizas y el tipo de Seguros que contratan los españoles.

Concretamente, las ventas de turismos y todoterrenos en España alcanzaron las 1.147,007 unidades según los datos de Anfac, lo que supone un aumento del 10,9% con respecto al año anterior. Este buen comportamiento de la demanda de vehículos se notó más entre las empresas, que aumentaron sus compras en 2016 un 15,9%, con un total de 327.974 coches adquiridos. Entre los particulares también subieron las ventas un 6,7%, y se estrenaron 612.841 vehículos el pasado año.

Es obvio que los buenos datos de ventas han elevado el número de vehículos asegurados, ya que todos los coches deben contar con un Seguro Obligatorio para circular. Al finalizar 2016, el parque asegurado sumaba 29,83 millones de vehículos, lo que representa un aumento del 2,45% si se compara con el ejercicio anterior, según datos del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). Con estos datos, el parque de vehículos a motor que circulan por las carreteras españolas se incrementó en 712.569 unidades en el conjunto del año.

Hay más coches, hay más Seguros y, también, se miran más las coberturas. Sobre todo cuando estamos estrenando un vehículo nuevo. Aquí radica una de las principales razones que explican el tirón de los Seguros de Coche a Todo Riesgo en 2016. Este tipo de pólizas que incluyen la garantía de daños propios son los más adecuados para la protección de un coche nuevo, mientras que los seguros a terceros se ajustan mejor a los propietarios de un coche de segunda mano.

 

Asegurar el coche pensando en su financiación

Además, muchos vehículos que se han comprado en 2016 se han adquirido con financiación. Este es otro elemento a tener en cuenta a la hora de elegir el Seguro del Automóvil, ya que es habitual que la financiera del concesionario nos pida asegurar el coche a todo riesgo para cubrir incidencias como la pérdida total. Una precaución que es muy recomendable tomar si conseguimos la financiación por otra vía, como puede ser un préstamo personal, ya que un siniestro puede hacer que nos quedemos sin coche y tengamos que seguir pagando el préstamo.

 

Seguro a Todo Riesgo para vehículos nuevos

 

El valor del coche, clave para elegir un Seguro a Todo Riesgo

Al asegurar un coche recién estrenado siempre es aconsejable optar por un Seguro a Todo Riesgo, con o sin franquicia. La clave está en el valor del coche a los ojos de la aseguradora. Cualquier vehículo tiende a depreciarse con el tiempo y la indemnización que dan las aseguradoras en casos de siniestro total disminuye con el paso de los años. De hecho, el valor a nuevo del coche se mantiene como referencia para la indemnización si el siniestro sucede en los primeros 12 o 24 meses desde su matriculación, según la compañía y las condiciones de la póliza.

A partir de que este valor a nuevo deja de ser referencia de la cobertura, el coche se valora en base a su valor venal o de mercado, un valor que algunas aseguradoras mejoran con un porcentaje durante los primeros años.

Es por eso que, a partir de un determinado momento en la vida útil del vehículo, la opción del Seguro a Todo Riesgo deja de ser la más interesante y resulta más aconsejable contratar un Seguro a Terceros ampliado con garantías como incendio, robo o lunas.

 

¿Cuándo me interesa contratar un Seguro a Todo Riesgo?

Está claro que si estrenamos un coche, la mejor opción es el Seguro a Todo Riesgo, con o sin franquicia. La barrera del precio se puede hacer más llevadera con la elección de la modalidad de franquicia o mediante el pago a plazos, aunque también existen herramientas como nuestro comparador de seguros online que permiten contratar el Seguro de Coche a Todo Riesgo más económico y con todas las coberturas para proteger el vehículo que acabamos de estrenar.

Según un reciente estudio de la OCU, esta modalidad de póliza deja de ser interesante cuando el coche tiene 6 años o más años. De hecho, esta es una de las razones por las que el 21% de los coches de empresas está cubierto por este tipo de pólizas, ya que casi la mitad de los vehículos corporativos tiene menos de 6 años y de éstos, un 24% no han cumplido los 2 años desde su matriculación.

Seguros de coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *