El seguro de coche no te cubre si has bebido

Conducir bajo los efectos del alcohol puede tener consecuencias que van mucho más allá de una multa y la retirada de puntos del carné. Es una imprudencia que, además de estar detrás de muchos accidentes, conlleva riesgos que no son contemplados por la mayoría de los conductores. De hecho, el 65% de los conductores españoles no sabe que su seguro de coche no les cubre si conducen su automóvil bajo los efectos del alcohol.

 

El seguro de coche no cubre los daños producidos bajo los efectos del alcohol

 

Ésta es una de las conclusiones de la campaña de seguridad vial “No le dejes conducir si ha bebido”, que durante estas fiestas navideñas ha puesto en marcha Automovilistas Europeos Asociados (AEA) con el fin de informar a los conductores sobre los riesgos del alcohol en la conducción y de lo que cada uno de nosotros puede hacer para evitar que alguien que ha bebido se ponga al volante.

A pesar de que la AEA considera que los automovilistas españoles están cada vez más concienciados de los riesgos del alcohol y la conducción, los resultados de la encuesta realizada en el marco de esta campaña revelan que aún es muy alto el grado de desconocimiento que tienen los españoles acerca de las consecuencias patrimoniales y de pérdida de derechos que tiene el conducir ebrio.

En el caso del seguro de coche, el 65% de los conductores encuestados desconocía que los seguros de coche excluyen la cobertura de los daños causados cuando se conduce en estado de embriaguez. Esa es una de las cláusulas menos conocidas que podemos encontrar en nuestra póliza, aunque conviene leer bien la letra pequeña al comparar nuestro seguro de coche.

Por otra parte, la gran mayoría de los propietarios de coches no son conscientes de la responsabilidad en la que pueden incurrir cuando prestan su vehículo a otra persona que conduce bajo los efectos del alcohol. El 80% de los encuestados no sabe que, como propietarios del coche, responderían también de los daños causados por dichos conductores ebrios, si fueran insolventes, incluso si el coche contase con un seguro a todo riesgo.

 

¿Qué hacemos si el conductor ha bebido?

La campaña de la AEA pretende dar a los ciudadanos más argumentos para que convenzan a quienes han bebido de que no cojan el coche. Según reflejan los datos de la campaña, ante un conductor conocida que ha bebido, el 26% opta por llevarlo a casa, mientras que el 23% toma la determinación de quitarle las llaves. La opción que menos adeptos tiene es la de prolongar la noche hasta que se le pasen los efectos del alcohol, que apenas convence al 5% de los encuestados. Advertir del riesgo de que le pare la policía es la respuesta que dio uno de cada diez participantes de esta encuesta.

 

Imagen: Renee Silverman (CC BY-ND 2.0) via Flickr

Seguros de coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *