Tipos de conductores según el seguro

Todo tipo de conductor cuenta con el seguro obligatorio del automóvil

Contratar un seguro para nuestro vehículo es obligatorio independientemente del tipo de conductor al que pertenezcas. Todos somos conscientes de que cada persona es un mundo: conduce de forma diferente, tiene diferentes necesidades… Es por ello que existen diversos tipos de seguros que se amoldan a cada uno de ellos.

 

Tipo de conductores

Conductores noveles

También denominados conductores jóvenes. Este tipo de conductor es el que más debe investigar acerca de cuál es su seguro idóneo. Las aseguradoras consideran que a causa de su inexperiencia, tiene más probabilidades de sufrir un accidente. Es por ello que su precio se verá encarecido con respecto al seguro que puedan adquirir otro tipo de conductor.

El precio se estimará según los los que lleve con el carné, la edad del contratante, su lugar de residencia y el uso que haga del vehículo. Incluso hay aseguradoras que no ofrecen servicio a este tipo de conductores.

Conductoras

Las actuales normas europeas prohíben establecer un mayor coste de los seguros por razón de sexo.

Conductores con un historial de conducción perfecto

Este tipo de clientes son los que más se podrán beneficiar de los descuentos en su seguro, ya que uno de los ítems más valorados por las aseguradoras a la hora de establecer el precio final de sus servicios es el historial de conducción.

Muchas compañías de seguros han querido premiar a los conductores más responsables con bonificaciones en su póliza, permaneciendo intactas estas deducciones al sufrir robos, incendios, rotura de lunas…

Conductores veteranos

Este tipo de conductor presenta unas necesidades diferentes a los perfiles anteriores y, por tanto, requerirán de una póliza que se adecue mejor a ellos.

 

¿Cuándo se considera si una persona tiene un alto o bajo riesgo de padecer un accidente?

El perfil profesional de los contratantes también puede ser determinante a la hora de decantarse por un seguro u otro. Dependiendo de ella, las aseguradoras considerarán si esa persona tiene más o menos posibilidades de padecer un accidente al volante y, por consiguiente, su seguro será más o menos económico.

•  Bajo riesgo:

Cuando un conductor utiliza su vehículo de forma ocasional tiene menos posibilidades de sufrir un accidente, Por ello, las aseguradoras tienen en cuenta las profesiones de los contratantes (dependiendo de si requieren el uso del vehículo, de si le genera estrés, del ritmo de trabajo…)

Riesgo medio:

Este grupo engloba los tipos de conductores que durante su trabajo sufren cierto nivel de estrés que no les afecta durante la conducción. Este sería un claro ejemplo de profesiones como profesor, camarero…

Alto Riesgo:

Se trata de personas que pasan mucha parte de su jornada al volante, lo que aumenta sus posibilidades de sufrir un accidente. En este grupo nos encontraríamos con taxistas, transportistas… que deben cumplir con sus actividades dentro de un corto plazo de tiempo, lo que aumenta su nivel de estrés durante la conducción.

Riesgo muy alto:

Engloba aquellos tipos de conductores que tienen muy relacionada su profesión con la posibilidad de sufrir un accidente. Este sería el caso de los profesionales de las carreras automovilísticas.

 

¿Y tú? ¿Te has encontrado alguna vez con estos problemas al contratar tu seguro?

 

Imagen: Por Circula Seguro, (BY), vía Flickr

Seguros de coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *