Seguro de coche: ¿Qué pasa si un coche sin seguro causa un siniestro?

En España, el seguro de automóvil es obligatorio para circular con cualquier vehículo de motor. La ley obliga a contratar un seguro de coche que, como mínimo, tenga cobertura de responsabilidad civil que responda ante terceras personas a las que podamos provocar daños en un siniestro, el conocido como seguro a terceros o seguro obligatorio.

 

Más de un millón de automóviles circulan en España sin seguro de coche

 

Sin embargo, y más desde el comienzo de la crisis, siguen circulando por nuestras carreteras demasiados vehículos que no cuentan con un seguro. Se han endurecido las multas por no tener el vehículo asegurado y la DGT cuenta con sistemas que, con sólo leer la matrícula, detectan automóviles que no cuentan con el seguro a terceros.

Aún así, se calcula que hay más de un millón de vehículos circulando por las carreteras españolas sin seguro. Y eso, a pesar de que circular sin seguro está considerada como infracción sancionable con un importe que, en el caso de los turismos, asciende a 1.500 euros de multa.

Esa multa sería en menor de los males para el infractor. Si el resultado del siniestro va más allá que un simple golpe en la chapa y el accidente es más grave, la ausencia de seguro en estas circunstancias se convierte en un delito penal que puede desembocar en algo más grave que una simple imprudencia temeraria y acabe en una seria condena.

A pesar de todo, estos coches sin ningún tipo de protección representan algo más del 5% del parque automovilístico y, aunque ya es un mal trago tener que pasar por un accidente de coche, el riesgo de que el vehículo que provoca el accidente no tenga seguro hay que tenerlo en cuenta.

 

¿Quién me cubre si el otro coche no tiene seguro?

Esa es la pregunta que nos podemos hacer cuando, tras sufrir un golpe o tener un accidente, resulta que el coche que ha provocado el siniestro no cuenta con el seguro a terceros que impone la ley. En estos casos, es el Consorcio de Compensación de Seguros quién responde de forma subsidiaria de los accidentes ocasionados, dentro del territorio nacional y hasta una cuantía máxima. Sólo el año pasado, tuvo que responder por más de 10.000 siniestros de este tipo.

 

El Consorcio responde cada año por más de 10.000 siniestros causados por vehículos sin seguro de coche.

 

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad que funciona como fondo de garantía y asegurador por defecto. Tiene la función de completar los seguros privados y compensar a sus clientes en los mismos términos en los que lo haría su compañía. Es, además, la entidad responsable de indemnizar en caso de situaciones excepcionales, como:

  • Catástrofes naturales (inundaciones, terremotos, maremotos, tormentas, entre otras).
  • Actos de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Actuaciones de las fuerzas armadas en tiempos de paz.

En el caso de accidentes provocados por automóviles sin seguro, el Consorcio de compensación de Seguros indemnizará por los daños sufridos a cualquier coche, moto o camión que tenga su estacionamiento habitual en España. También cubrirá a un automóvil con estacionamiento habitual en otro país —no firmante del acuerdo entre las oficinas nacionales de seguros de los Estados miembro—, si el accidente tiene lugar dentro de las fronteras nacionales y causa daño a personas con residencia en España o a bienes de su propiedad.

 

¿Y si el vehículo que no tiene seguro de coche resulta perjudicado?

En el caso de que un vehículo que circula sin seguro el seguro obligatorio se vea inmerso en un accidente que no ha sido provocado por él, sino que es el perjudicado, es la compañía aseguradora del vehículo que ha causado el accidente la que tiene que se haría cargo de la indemnización por los daños causados. No obstante, el coche sin seguro no se libraría de la multa por no tener el correspondiente seguro obligatorio.

 

Conducir sin seguro de coche supone una multa de 1.500 euros para los turismos.

 

En cualquier caso, tener seguro de coche no sólo es obligatorio, sino que responde a una de las más básicas normas de seguridad vial para los conductores. Y contratar un seguro a terceros con las mínimas garantías no tiene que ser tan caro. Comparadores como Turboseguros.com te ayudan a encontrar el seguro de coche que mejor se ajusta a tu bolsillo y con las coberturas que necesitas para circular tranquilo y protegido.

Seguros de coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *