Cuando el seguro de hogar repone tu nevera

La vida que llevan muchas familias obliga a optimizar el tiempo y sacarle el máximo partido a las visitas al supermercado: hacen la compra semanal y llenan congeladores y frigoríficos, con el objetivo de no tener que volver a visitar el supermercado en los próximos días. En estos casos, existe el riesgo de que un apagón o cualquier otro siniestro que deje sin luz tu casa durante mucho tiempo y afecte a la nevera, que puede quedar llena de restos de comida estropeada que sólo podemos tirar a la basura. Ante esta situación, los Seguros de Hogar ofrecen soluciones como las que te explicamos a continuación.

 

El seguro de hogar puede indemnizar los daños en alimentos refrigerados por una avería o apagón

 

Es una situación más probable en aquellas viviendas vacacionales o que sólo usamos los fines de semana. La posibilidad de que un cortocircuito haga saltar los fusibles y la casa quede sin electricidad durante días o semanas, echaría a perder toda la comida que guardáramos en el frigorífico o el congelador.

 

Cómo funciona la cobertura de alimentos refrigerados

Para estas situaciones, el seguro de hogar tiene una solución. La cobertura por daños en los alimentos refrigerados está presente en varias pólizas de seguros y garantiza una indemnización por los alimentos que guardábamos en la nevera y en el congelador que han quedado inutilizables por deterioro o putrefacción a causa de determinadas circunstancias.

En la póliza suelen venir detallados los sucesos que pueden desencadenar este siniestro y que están bajo la protección del seguro, como:

  • Avería del frigorífico o la nevera: rotura del termostato, escape del líquido o gases refrigerantes, avería del motor de frío, etc.
  • Un apagón: la típica situación en la que, una avería en el servicio eléctrico nos deja sin luz y apaga nuestro frigorífico o congelador.
  • Fallo eléctrico en la vivienda: Cuando, por cualquier motivo, salta el diferencial de la vivienda y se corta la luz.

Cabe señalar que, si el siniestro se produce por un corte de electricidad ajeno al funcionamiento de la nevera, en el caso de que se haya producido por un fallo en el suministro de energía eléctrica, el seguro puede pedirte un justificante realizado por la empresa suministradora que certifique ese suceso.

Igualmente, si el corte de luz es consecuencia de una avería, la aseguradora nos pedirá la factura de la reparación para tramitar la indemnización.

 

Cobertura de daños de alimentos refrigerados: límites y exclusiones

Además, según las condiciones de la póliza contratada, en esta cobertura podemos encontrar diversas exclusiones, como la aplicada en caso de que el frigorífico o congelador tenga más de 10 años o que el corte de luz no supere un tiempo mínimo establecido.

Asimismo, las ofertas de los seguros de hogar establecen límites de la cobertura de alimentos refrigerados, que pueden fijarse en una cantidad de entre 300 euros hasta más de 750.

No obstante, no todos los seguros de hogar cuentan con esta cobertura, ni rigen las mismas condiciones en todas las pólizas que la incluyen. Si queremos mantener nuestros alimentos bien cubiertos con nuestro seguro de hogar, tendremos que comparar entre las distintas ofertas la que más nos convenga.

En nuestro comparador de seguros te ayudamos a comparar las mejores ofertas de seguros de hogar que necesitas, con las coberturas más completas y el precio más barato. Además, nuestros profesionales te pueden asesorar para encontrar la póliza con la cobertura de daños en los alimentos refrigerados que quieres para tu hogar.

 

Imagen: Javier Lastras (CC BY 2.0) via Flickr.

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *