El seguro de hogar para tu piso en la playa

Muchos propietarios de una segunda residencia se muestran preocupados por la seguridad de ese piso en la playa, donde van a pasar sus días de vacaciones. Se trata de viviendas pensadas para el ocio, en las que pasamos breves temporadas durante el año, y donde no reside nadie. No obstante, al margen de su uso, estas viviendas vacacionales forman parte de su patrimonio y buscan la manera de asegurar estas casas de una manera adecuada para protegerlas de incendios, robos, vándalos o cualquier otro tipo de siniestro, pero sin gastar más de lo necesario.

 

El seguro de hogar también protege tu vivienda de vacaciones

 

Encontrar el seguro de hogar más adecuado para una vivienda vacacional es una labor en la que se tienen que sopesar bien los riesgos. En una casa de vacaciones, hay siniestros cuyas consecuencias son más graves que en una primera residencia. Por ejemplo, los daños causados por una fuga de agua del vecino pueden pasar semanas sin que los advirtamos, agravando la gotera inicial.

También podemos encontrarnos riesgos menos frecuentes, cuyas coberturas podemos prescindir en un seguro de hogar, como puede ser la cobertura de reposición de alimentos por fallo eléctrico, la de mascotas o los robos del contenido fuera de la casa, por poner algún ejemplo.

En el mercado podemos encontrar seguros de hogar pensados para viviendas vacacionales, que se ajustan en precio y coberturas a las necesidades generales de este tipo de bienes. Sin embargo, cada caso es diferente y puede que sea más interesante optar por un seguro de hogar barato, en el que suprimamos coberturas que no nos interesa y mantengamos otras. Recuerda que en Turboseguros.com puedes calcular tu seguro de hogar barato con las coberturas que necesitas, con el apoyo y asesoramiento de nuestros profesionales.

Desde Turboseguros.com te planteamos tres formas de ahorrar con el seguro de hogar de tu vivienda vacacional sin que de esta forma caigas en infraseguro:

  • Seguro de Hogar a la medida: Podemos ahorrar dinero al contratar un seguro de hogar con las coberturas básicas para este tipo de viviendas (contenido, continente, robo, etc.), poniendo especial énfasis en la cobertura de responsabilidad civil y, como servicio añadido, incorporando la asistencia jurídica y reclamación de daños por si nos encontramos desagradables sorpresas al regresar a la vivienda.
  • Coberturas a primer riesgo: En estos casos, el contrato del seguro establece un límite de cobertura independientemente del valor del bien cubierto. Por ejemplo, podemos cubrir los daños electricos a primer riesgo hasta 1.200 euros, lo que implica que la compañía de seguros sólo se hará cargo de los daños hasta esta cantidad, independientemente de que los daños reales sean superiores. En determinadas circunstancias, ésta puede ser una opción para ahorrar.
  • Seguro de Hogar con franquicia: Es similar al seguro con franquicia de los coches. Podemos contratar un seguro de hogar con franquicia, aunque no son habituales y hay que sopesar si compensa el ahorro que podemos lograr con el coste de la franquicia. Estas pólizas establecen que el asegurado corre con los gastos de un siniestro hasta cierta cantidad.
Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *