¿Sabes qué cubre el Seguro de Hogar de tu piso en alquiler?

Los Seguros de Hogar de las viviendas en alquiler se han revelado como unos grandes desconocidos para los inquilinos de esas casas. Quienes habitan en pisos arrendados que han sido asegurados por sus propietarios, no suelen conocer las coberturas de la póliza ni tampoco en qué medida les cubren mientras están viviendo en estas viviendas.

 

Seguros de hogar para pisos en alquiler

 

De hecho, 9 de cada 10 inquilinos de viviendas en España desconoce la cobertura de los Seguros de Hogar que el propietario tiene contratado para esas casas, según datos de la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda, Arrenta. Además, las personas que viven de alquiler no suelen estar al tanto de hasta qué punto son responsables de las incidencias que se pueden producir en esta vivienda alquilada, en caso de que se produzca un siniestro.

El desconocimiento sobre las pólizas de la casa es generalizado entre inquilinos de viviendas arrendadas, y les coloca en una situación de cierta desprotección ante las posibles incidencias que se produzcan en el hogar. Es más, desde Arrenta consideran que esta falta de información ha convertido a los inquilinos en uno de los colectivos más afectados por la escasa cultura aseguradora en España y señala que la gran proporción de viviendas sin Seguro o sin la póliza adecuada puede causarles perjuicios en el día a día.

Por otro lado, la mayoría de las personas que viven de alquiler no sabe que son ellos quienes tendrán de pagar las reparaciones o indemnizaciones que se deriven de los accidentes domésticos que puedan provocar, ya que la aseguradora del propietario no suele cubrir la responsabilidad del inquilino. Y eso que la siniestralidad de estas viviendas es de las más altas.

 

¿Deben contratar un Seguro de Hogar los inquilinos?

Contratar un Seguro no es obligatorio para los inquilinos de una vivienda arrendada, aunque es una opción a considerar. De hecho, según Arrenta alrededor de la mitad de las personas que viven en viviendas de alquiler se han visto afectadas en algún momento por problemas relacionados con la falta de un Seguro adecuado.

A eso se suma el hecho de que la gran mayoría de los inquilinos están convencidos de que la póliza hogar contratada por la propiedad es suficiente para proteger la casa y eximirles de cualquier responsabilidad en caso de siniestro, aunque no es así. De hecho, en caso de producirse un siniestro originado por el inquilino, o que afecte a los enseres y pertenencias de la persona arrendada, el Seguro del propietario no lo cubrirá.

Lo cierto es que el arrendador puede asegurar su vivienda ante daños como un incendio o un escape de agua que pueda afectar a los vecinos, e incluir en la póliza aquellos muebles y electrodomésticos de su propiedad, si casa se alquila amueblada y equipada. Pero no está obligado a suscribir un Seguro que cubra al inquilino, sus bienes, ni la responsabilidad derivada de cualquier siniestro que provoque. Entonces, es el inquilino quien tiene que responder de su bolsillo.

 

El Seguro de Hogar para inquilinos y propietarios de viviendas

 

Por eso, cada vez es más habitual que se contraten Seguros de Hogar para proteger al inquilino, independientemente de que el propietario de la casa tenga cubierto con otra póliza el continente de la vivienda, su responsabilidad civil como arrendador y el contenido de la casa, si lo hubiera.

Incluso, hay aseguradoras que ofrecen pólizas para propietarios e inquilinos, en las que se delimitan con mayor precisión las coberturas de los dos tipos de cliente, evitando que se dupliquen las garantías o se contraten coberturas que realmente no hacen falta.

En cualquier caso, lo importante es que se proteja adecuadamente el contenido y el continente de la casa, al tiempo que haya una cobertura de responsabilidad civil para el dueño y la persona alquilada que responda ante un siniestro.

 

Y el propietario de la vivienda alquilada, ¿qué Seguro debería contratar?

La situación del propietario de la vivienda en alquiler es muy distinta del inquilino. De hecho, uno de los riesgos que debe considerar el arrendador de una casa es, precisamente, el propio inquilino, en tanto que puede incumplir con la obligación del pago de la renta o generar desperfectos en la vivienda. Pero son varias las coberturas que no deben faltar en el Seguro de Hogar de un piso en alquiler:

 

Continente, contenido y responsabilidad civil

Son las coberturas básicas de cualquier Seguro de Hogar, que tampoco deben faltar en una vivienda destinada al alquiler. Hay que tener en cuenta que el propietario y arrendador del inmueble es responsable de que la casa mantenga unas condiciones de habitabilidad y deberá hacerse cargo de arreglar o reponer todo aquello que tenga que ver con los elementos estructurales y esenciales de la vivienda. Sólo quedaría exento de esta responsabilidad, si el daño se produce por un mal uso por parte del inquilino.

Por eso es importante contratar la cobertura del continente, que abarca los elementos constructivos y estructurales de la vivienda, como son las paredes y suelos, la instalación eléctrica o las tuberías. De esta forma, el dueño de la casa estará cubierto ante cualquier incidencia que suceda mientras la vivienda está alquilada. Además, la responsabilidad civil debe estar contemplada para cubrir siniestros relacionados con la instalación general que afecten a otros vecinos, como puede ser un escape de agua.

 

Cobertura de impago de alquileres

Una de las coberturas que se recomienda incluir en el Seguro de Hogar de una casa en alquiler es la garantía de impago de alquileres, que cubra situaciones de impago del inquilino, en caso de que éste deje de abonar su renta mensual.

Esta cobertura cubre las rentas impagas hasta una determinada cantidad económica, que se pacta antes de su contratación, y suelen incluir también servicios de asesoría jurídica y cobertura legal que ayudan al propietario en estas situaciones, incluso si el asunto llega a los tribunales.

 

Daños causados por el inquilino

Finalmente, se recomienda contratar en el Seguro de Hogar la cobertura de daños causados por el inquilino, que aseguren la vivienda de posibles prácticas irresponsables o, incluso, actos vandálicos en la casa alquilada. Son casos extremos que se pueden producir y que pueden generar importantes destrozos en la vivienda.

En estas situaciones, es también muy útil contar con una garantía de pérdida de rentas mientras se producen reparaciones por cualquier siniestro. Con esta cobertura en el Seguro de Hogar de la vivienda en alquiler, la póliza nos cubre por las rentas que dejamos de percibir durante el tiempo que duren esas obras.

 

Los Seguros de Hogar para viviendas en alquiler son pólizas que se han especializado mucho y existen ofertas en el mercado especialmente pensadas para propietarios e inquilinos de estas viviendas. No obstante, siempre hay que comparar entre las diversas opciones que existen en el mercado para encontrar el Seguro que queremos con el precio más interesante.

En nuestro comparador de seguros online puedes encontrar el Seguro de Hogar a la medida con el precio más barato, ya que comparamos las ofertas de una selección de aseguradoras líderes en el mercado. Además, nuestros asesores te pueden aconsejar en la elección de las coberturas que más te interesan, como propietario o como inquilino de un inmueble. Y siempre, buscando el precio más económico para ti.

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *