Seguro de hogar: el sobreseguro

Al calcular el seguro de hogar, la estimación del valor de los bienes asegurados es clave para conseguir la protección más adecuada al mejor precio. Ajustar bien el valor de las cosas incluidas en las coberturas de la póliza de hogar nos garantiza que, ante un siniestro devastador como puede ser un incendio, obtendremos la indemnización justa de la compañía de seguros.

 

En el seguro de hogar, evita caer en sobreseguro para no pagar de más por tus coberturas.

 

En este cálculo, tan malo es pasarse como no llegar. Dentro del mundo del seguro se puede dar la paradójica situación en la que el asegurado sobrevalora sus bienes en la póliza y paga por ello una prima más alta de lo que le correspondería, pensando que la indemnización alcanzará ese límite, pero se encuentra que, en caso de siniestro, el seguro indemniza sobre el valor de lo asegurado, que es menos de lo esperado.

Se trata del sobreseguro o supraseguro, un término poco conocido por los usuarios que, sin embargo, se da habitualmente en los seguros de hogar. En estas pólizas muchas veces encontramos que el seguro cubre una cantidad mucho más elevada de la que vale el bien asegurado, que en este caso puede ser el contenido de la vivienda.

Un sencillo ejemplo puede ayudar a entender esta situación. Imaginemos que nuestra casa que está valorada en unos 120.000 euros, pero la aseguramos con un seguro de hogar por un total de 200.000 euros. Supongamos que un devastador incendio destrozara totalmente la casa y el propietario diera parte al seguro, pensando que la aseguradora le va a indemnizar con 200.000 euros, dinero que le permitirá reconstruir la vivienda y le aportará incluso un dinero extra. No obstante, el seguro sólo indemnizará por el valor de la casa, no por los 200.000 euros.

El seguro de hogar no puede originar un enriquecimiento injusto, por ese motivo, para evitar que los seguros se conviertan en apuestas y no caer en conductas fraudulentas, en caso de siniestro sólo se indemnizará hasta el valor del bien y, en consecuencia, la compañía aseguradora sólo está obligada a satisfacer el daño efectivamente causado por el siniestro con una indemnización adecuada.

 

La indemnización en los siniestros del seguro de hogar

En el tema del sobreseguro, está detrás el cobro de la indemnización. Se define como la compensación económica por el menoscabo producido al perjudicado en caso de siniestro, que se realiza por el causante del daño. En el caso de un cliente de un seguro de hogar, hablamos de una contraprestación que corresponde pagar al asegurador para compensar el pago de la prima que ha realizado el asegurado conforme al contrato de la póliza de seguros.

El fin de la indemnización es conseguir una reposición económica en el patrimonio del asegurado afectado por un siniestro:

  • A través de la sustitución de los objetos dañados.
  • Con una cantidad en metálico equivalente a los bienes lesionados.

En cualquiera de los dos casos, es preciso que el valor de reposición no exceda del precio del objeto dañado inmediatamente antes de producirse el siniestro, pues de otra forma se produciría un enriquecimiento injusto para el asegurado. Por ese motivo, las indemnizaciones del seguro tienen dos limitaciones:

  • La indemnización no puede ser superior al capital asegurado en la póliza para el riesgo afectado por el siniestro
  • La indemnización no puede exceder del precio del objeto dañado inmediatamente antes de que se produzca el accidente.

Si el capital asegurado en la póliza está bien ajustado, cuando se produce el siniestro no hay problemas para que el seguro asuma las indemnizaciones que correspondan, evitando así el sobreseguro y su reverso, el infraseguro, cuyas consecuencias son también lesivas para los asegurados que lo sufren.

 

En el sobreseguro, el seguro de hogar indemnizará por debajo de los establecido en la póliza en caso de siniestro total.

 

Si el siniestro ha tenido carácter total, la indemnización equivaldría al 100% del capital asegurado y si el siniestro ha sido parcial, es decir, ha afectado a una parte determinada de la vivienda, se establece la correspondiente proporción.

 

Calcula bien el seguro de hogar

En definitiva, caer en sobreseguro es perjudicial para el cliente, ya que paga una prima del seguro de hogar más elevada, para que a la hora de la verdad el seguro actúe como si hubiésemos asegurado un capital mucho menor, que a la postre es el adecuado al valor de lo asegurado.

En este sentido, en Turboseguros.com te ayudan a calcular el seguro de hogar para que tu casa cuente con la póliza adecuada y no pagues de más por ello. Además, los profesionales de Turboseguros.com te pueden asesorar en este trámite y responder a todas las dudas que puedan surgir, con el fin de puedas contratar el seguro de hogar que realmente necesitas.

 

Foto 1 Roberto Ferrari (CC BY-SA 2.0) via Flickr

Foto 2 Consorcio Provincial Bomberos Valencia (CC BY 2.0) via Flickr

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *