Seguro de hogar: ojo con los daños producidos por el agua

Ese agua que tanto buscamos para refrescarnos en medio de los calores veraniegos puede ser un grave problema para nuestras casas. Seguro que alguna vez te has enfrentado al pequeño desastre que supone la rotura de una tubería o un grifo abierto, con las consiguientes goteras, humedades y suelos de parqué levantados. Es más, son situaciones bastante más frecuentes de lo que cabría esperar.

 

En seguros de hogar, los daños causados por el agua son la causa de siniestro más frecuente

 

Según un informe de ICEA, el servicio de estadística para el sector asegurador, el pasado año uno de cada tres siniestros atendidos por los seguros de hogar fueron causados por daños por agua, con un 32,9% de los casos. Un porcentaje mucho mayor que la segunda causa más frecuente, la rotura de cristales, con un 19,3%. Además, son siniestros bastante caros para las aseguradoras, ya que supusieron el 36,4% del importe de los siniestros de los seguros de hogar en 2013, superando lo destinado a los siniestros por robo (15,6%) y por la rotura de cristales (10,7%).

Estas cifras invitan a pensar que un problema de este tipo puede afectarnos a cualquiera en nuestras casas. Es importante ser precavido y estar preparado para reaccionar a tiempo y que el siniestro no vaya a mayores. Además de la debida precaución por dejar bien cerrados los grifos de la casa, conviene echar un vistazo a las coberturas de nuestro seguro de hogar.

La garantía de daños por agua cubre daños materiales en bienes asegurados y gastos de localización y reparación de averías, siempre que las mismas afecten a la vivienda asegurada, pero puede que las cláusulas de tu seguro incluyan limitaciones y condiciones especiales. Si buscas un buen seguro de hogar, con las mejores coberturas, encuéntralo en Turboseguros.com, donde contarás con un equipo de asesores que te ayudarán en la elección del seguro que más te conviene.

Además de la prevención, con los daños por agua es fundamental la observación. Localizar la fuga que ha producido los daños y hacerlo lo antes posible puede ahorrarte muchos problemas. Entre los síntomas de una fuga de agua en casa podemos destacar los abultamientos y humedades en las paredes, los encharcamientos en cocinas y baños (ojo con los sanitarios, consumen el 40% del agua de la casa) o la pérdida de presión de la caldera de la calefacción, signo evidente de que el circuito de calefacción está dañado y el agua puede estroperarte el suelo. No obstante, la confirmación definitiva de que se ha producido una fuga en nuestra vivienda nos la suele dar el recibo del agua, que aumenta de forma desmedida.

 

Qué hacer en caso de inundación

También podemos encontrarnos con situaciones más graves, muchas veces relacionadas con fenómenos atmosféricos adversos, que pueden provocar una inundación de nuestra casa. Lluvias torrenciales, desbordamientos, etc. son situaciones que no imaginamos que puedan afectarnos, pero el riesgo de que suceda en muchas viviendas es más elevado de lo que sus inquilinos creen. Si te ves envuelto en una inundación, te recomendamos que llames a las autoridades y no dudes en abandonar la casa ante el riesgo de derrumbe.

En cualquier caso, es importante seguir algunas recomendaciones:

  • Apaga la luz y desconecta los aparatos electrónicos, para evitar cortocircuitos por algún cable mojado.
  • Pon a salvo el mobiliario y los electrodomésticos en un lugar seco.
  • Si la puerta no cierra y roza con el techo, es señal de la inundación ha afectado al techo y existe riesgo de derrumbe: abandona la casa inmediatamente.

Una vez que has vuelto a tu hogar y las autoridades hayan confirmado el estado de la vivienda, es el momento de limpiar y abrir las ventanas para eliminar la humedad y facilitar así una mayor recuperación de los materiales dañados.

Cuando tengas una idea de la magnitud de los daños, llama a tu seguro para dar parte del siniestro, en caso de que la inundación esté incluida en las coberturas de tu póliza. Te visitará un perito que comprobará los daños y se pondrá en marcha el proceso de indemnización del seguro para que retornes a la normalidad lo antes posible.

 

Imagen: Steven Depolo (CC BY 2.0) via Flickr

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *