Seguro de hogar: qué hacer cuando sufrimos daños eléctricos

Hay situaciones en las que nuestra vivienda puede verse afectada por subidas y bajadas de tensión, inesperados cortocircuitos o un inoportuno corte de luz que nos eche a perder algún dispositivo de la casa. Los daños eléctricos, como pueden ser los provocados por una subida de tensión, son más frecuentes de lo que parece y ocasionan un serio trastorno al generar averías en los electrodomésticos de la casa. En esos casos, hay que saber qué hacer y cómo actuar para que el seguro de hogar pueda hacerse cargo.

 

El seguro de hogar puede proteger tu casa de los daños eléctricos

 

En primer lugar, hay tener claro qué es un daño eléctrico. La avería de electrodomésticos, los alimentos que se echen a perder al quedar la casa sin luz y sin nevera o la pérdida de información en dispositivos son daños eléctricos provocados por siniestros como un cortocircuito, una avería eléctrica que provoque un corte de luz o la alteración de la tensión eléctrica sea por la causa que sea. Las tormentas eléctricas son también un factor de riesgo aunque buena parte de los incidentes suelen estar relacionados con el servicio de nuestra compañía eléctrica.

Otra precaución que debes tomar es informarte bien de las condiciones de tu seguro de hogar y asegurarte de que estás cubierto ante este tipo de siniestros. En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro de hogar más completo y a un precio ajustado. En cualquier caso, los pasos a seguir cuando sufrimos un siniestro con daños eléctricos en el hogar podrían ser los siguientes:

  • Evaluar los daños: Comprobar que los electrodomésticos de la casa funcionan y asegurarse de que dispositivos informáticos no han sufrido daños ni se han perdido datos como consecuencia del incidente. También hay que asegurarse de que los alimentos que guardamos en la nevera están en buenas condiciones y no se han estropeado.
  • Informar al seguro: Hay que ponerse en contacto con nuestro seguro e informar inmediatamente de lo ocurrido y trasladar a la aseguradora el importe total de las pérdidas que ha provocado el siniestro.
  • Documentar el siniestro: El asegurado debe respaldar la cuantía de las pérdidas por daños eléctricos con documentos que acrediten los daños. En la reclamación al seguro podemos incluir desde certificados expedidos por las autoridades a informes del servicio técnico, pasando por la certificación de avería de la compañía eléctrica a declaraciones y facturas.
  • Reparación: El seguro nos proporcionará el servicio de reparación de los daños y un técnico se desplazará a la vivienda para valorar la avería y realizar las pertinentes reparaciones.

Si es el asegurado el que contacta directamente con un profesional:

  • Debes señalar las causas del daño en la factura.
  • No olvides el número de referencia que te facilite tu compañía eléctrica ante tu reclamación.
  • Los aparatos dañados para su verificación.

 

El Consorcio de Compensación de Seguros también te protege de daños eléctricos

En caso de que los daños eléctricos se hayan producido por fenómenos de la naturaleza, como puede ser una fuerte tormenta, o sean consecuencia de sucesos como un acto terrorista, estos daños estarán cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros siempre que cuentes con un seguro para tu casa.

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *