Seguro de hogar: ¿Qué interesa asegurar en una vivienda en alquiler?

Contratar un seguro de hogar para una vivienda destinada al alquiler puede ser una buena idea. Las pólizas de hogar ya ofrecen garantías específicas para este tipo de viviendas y hay aseguradoras que incluyen en su oferta servicios muy interesantes que hacen la vida más fácil al propietario y ofrecen una mayor tranquilidad a la hora de afrontar esta inversión.

 

seguro-hogar-alquiler

 

La incertidumbre de los propietarios ante los posibles desperfectos que inquilinos irresponsables puedan ocasionar en su vivienda echa para atrás a muchos de ellos a la hora de poner una segunda residencia en alquiler. Sin embargo, el mayor riesgo para los arrendadores es dar con un inquilino que deje de pagar el alquiler, con el trastorno y el coste que estos procesos llevan aparejados.

 

Coberturas que no deben faltar en el seguro de hogar de una vivienda en alquiler

Cuando contratamos un seguro de hogar para una segunda residencia que está destinada al alquiler, lo primero que debemos considerar es contratar una garantía de protección de las rentas de los alquileres, que cubra el impago del inquilino en caso de que éste deje de abonar su renta mensual. Estos seguros cubren una determinada cantidad económica, que se pacta antes de su contratación, y suelen incluir también servicios de asesoría jurídica y cobertura legal que ayudan al propietario en estas situaciones y en el caso de que el asunto llegue a los tribunales.

Además, conviene que la póliza de hogar de estas viviendas incluya entre sus coberturas una indemnizacion por daños causados por el inquilino, que aseguren nuestra casa de posibles prácticas irresponsables o, incluso, actos vandálicos en la propiedad. En estos casos, es fundamental contratar la garantía de pérdida de rentas mientras se producen reparaciones por cualquier siniestro. De esta forma, nos aseguramos que el seguro de hogar se haga cargo de las reparaciones necesarias y, además, la póliza nos cubre por las rentas que dejamos de percibir durante el tiempo que duren esas obras, en el que el inquilino no habitará la casa.

Por otro lado, como todos los seguros de hogar, estas pólizas deben incluir las coberturas básicas: continente, contenido y responsabilidad civil. Importante esta última cobertura, ya que existe el riesgo de que se produzcan daños a terceros por parte del inquilino y que, como caseros y propietarios de la vivienda, tengamos que responder en parte por ellos.

Asimismo, es conveniente evaluar con cuidado el valor real de los enseres y electrodomésticos de la casa y no quedarnos cortos a la hora de asegurar el contenido de la vivienda. En los seguros de hogar, no llegar al valor real del contenido nos hace caer en el infraseguro, lo que significa el valor asegurado es menor al que valdrían nuevos los elementos garantizados y la indemnización en caso de siniestro se quedaría corta. Por contra, si sobrevaloramos estos elementos se dará una situacion de sobreseguro, que nos tiene como consecuencia pagar elevadas primas inútilmente, ya que en cualquier caso el seguro sólo subvencionaría por el valor del bien.

En Turboseguros.com puedes encontrar el seguro de hogar que necesitas para tu vivienda en alquiler, con las coberturas más interesantes y al mejor precio. Además, un equipo de profesionales te asesorará en la contratación de las garantías que más te convienen para que puedas estar tranquilo y no tengas que preocuparte por tus inquilinos.

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *