Seguro de hogar: ¿Qué pasa cuando vendemos una casa asegurada?

El seguro de hogar no es obligatorio para tener en propiedad una vivienda, aunque sea muy aconsejable. En el caso de contar con una vivienda hipotecada, sí que debemos contratar un seguro de incendios, pero en el resto de las casas no sucede como con los seguros de automóviles, que son obligatorios, si bien es recomendable contar con una póliza de este tipo para evitar las consecuencias económicas que pueden derivarse de un siniestro en la vivienda.

 

El seguro de hogar en la venta de la casa

 

Partiendo de esta premisa, puede que nos encontremos en la situación de tener una vivienda en propiedad y protegida por un seguro de hogar que queramos poner a la venta. Es una situación más usual de lo que parece: incluso en estos tiempos en los que no se venden tantas casas como en los años del boom inmobiliario el año pasado se vendieron en España cerca de 320.000 viviendas, según el INE. Además, siete de cada diez viviendas cuenta con un seguro multirriesgo del hogar, por tanto, no es tan raro encontrarnos ante una compraventa de una vivienda con la póliza de hogar en vigor.

¿Qué pasa cuando vendemos una casa asegurada? Pues en estos casos nos podemos encontrar diferentes escenarios, pero antes de nada hay que diferenciar entre las viviendas que están hipotecadas y las que no lo están.

 

El seguro de hogar en la venta de una vivienda sin hipoteca

Si la vivienda que vamos a vender no está hipotecada, son dos los caminos a seguir: Cancelar el seguro de hogar o traspasar la póliza del seguro de hogar al nuevo propietario.

 

apartamentos

 

La duración de un seguro de hogar está determinada en las Condiciones Particulares de la póliza, aunque suelen tener una vigencia anual y prorrogarse automáticamente. En estos casos, la ley establece que es necesario comunicar la cancelación del seguro dos meses antes de la fecha de renovación, aunque este plazo quedará en un mes en 2016.

Si se pretende cancelar la póliza de hogar porque se vende la vivienda asegurada antes de la fecha de vencimiento, deberemos mirar las condiciones y cláusulas del contrato de seguro, donde se debe indicar, por ley, los gastos que el cliente debe soportar o las compensaciones que ha de recibir “como consecuencia de la finalización de la relación contractual o de su cancelación anticipada”. La póliza también debe reflejar las compensaciones que corresponderían al asegurado, si las hubiera. No obstante, no todas las aseguradoras siguen las mismas reglas en estos casos, por eso conviene leer atentamente el condicionado de la póliza.

 

Si la vivienda en venta está hipotecada, ¿qué hacemos con el seguro de hogar?

Las viviendas hipotecadas tienen obligación de estar aseguradas con un seguro de hogar que cubra, al menos, el riesgo de incendio y elementos naturales, además de otros daños. Por eso, todas las viviendas con hipoteca que se venden tienen un seguro.

 

Ciudad_Valdeluz_02

 

En estos casos, podemos encontrarnos diferentes situaciones:

  • Que el nuevo propietario se subrogue a la hipoteca y adquiera los derechos y obligaciones de la póliza del vendedor. La póliza del seguro de hogar pasaría de un tomador a otro, igual que el préstamo hipotecario. En este caso, el vendedor debe avisar al nuevo dueño de la casa de la existencia del seguro de hogar y advertir a su aseguradora de la venta. El seguro tiene un plazo de dos semanas para dar su conformidad al cambio, de lo contrario deberá devolver la prima no consumida al vendedor. Y el comprador tendrá que buscar otro seguro.
  • Que el nuevo propietario de la vivienda no se subrogue a la hipoteca del vendedor. En este caso, habría que cancelar el seguro de hogar, del mismo modo que se cancela al hipoteca. La aseguradora debe anular el contrato tras la notificación y devolver la prima pendiente.
  • Si el nuevo propietario decide cambiar de seguro de hogar al comprar la casa, también puede hacerlo. Puede rescindir la póliza comunicándolo a la aseguradora en un plazo de 15 días desde el momento en el que conoció la existencia de la póliza. No obstante, en este caso el seguro tiene derecho a la prima que corresponde al periodo “que hubiera comenzado a correr cuando se produce la rescisión”.

Son muchas las situaciones que justifican un cambio en el seguro de hogar, desde la búsqueda de un mejor precio hasta la necesidad de ampliar las prestaciones de tu seguro. Además, herramientas como Turboseguros.com te ayudan a calcular el seguro de hogar con las coberturas que necesitas al mejor precio. Además, sus profesionales te aconsejarán a lo largo de este trámite y responderán a todas las dudas que puedan surgir al contratar tu nuevo seguro de hogar.

Seguros de hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *