Seguro de Hogar: situaciones que no cubre tu póliza

Los Seguros de Hogar son una extraordinaria ayuda en determinadas situaciones sobrevenidas, en las que aportan soluciones en forma de reparaciones o costean gastos que, de otra forma, desequilibrarían el presupuesto familiar. Sin embargo, estas pólizas tienen límites que es conveniente conocer para evitar llevarnos desagradables sorpresas.

 

seguro-hogar-casa-descuido-turboseguros

 

Existen riesgos que resultan inasumibles para los Seguros de Hogar, en general. Además, cada póliza tiene sus límites y exenciones, una circunstancia que debemos tener muy en cuenta antes de firmar nuestro contrato. Son muchas las situaciones en las que nuestra aseguradora cubre un riesgo hasta un determinado límite, que en ocasiones resulta insuficiente para subsanar el daño. Estas son algunas situaciones en las que no podremos contar con la ayuda de nuestro Seguro.

 

El Seguro de Hogar y los daños eléctricos que están fuera de las coberturas

Los Seguros de Hogar no suelen cubrir los daños eléctricos de determinados elementos de la instalación, como las bombillas, lámparas, halógenos o fluorescentes. Además, aunque se suele incluir esta cobertura, aunque no siempre se cubre el 100% de la reparación. Debemos tenerlo en cuenta, porque se puede limitar esta cobertura en sus condiciones de diversas formas:

  • Con un límite máximo de indemnización.
  • Con un límite mínimo del daño, por debajo del cual no se cubriría con el Seguro.
  • Excluyendo siniestros de elementos de la instalación por su antigüedad.

 

El Seguro de Hogar no cubre instalaciones en mal estado

Otra de las exenciones típicas de los Seguros de Hogar tiene que ver con el estado de las instalaciones de la casa. Si se produce un incidente y se demuestra que ha sido causado por la falta de mantenimiento de las instalaciones del hogar, podemos tener problemas para que el Seguro se haga cargo de la reparación.

Además, a la hora de acometer reparaciones debemos confirmar si nuestra póliza cubre los daños estéticos, tanto del continente, -que son los que suelen estar incluidos-, como del contenido de la vivienda. Se trata de reparaciones con las que se pretende restablecer la apariencia de elementos dañados por un siniestro.

 

Despistes con consecuencias que el Seguro de Hogar no puede asumir

Muchos Seguros de Hogar no cubren riesgos que tienen más que ver con despistes de los asegurados, que con accidentes. Por ejemplo, en la cobertura de robo se suelen excluir los casos en los que se aprecie una responsabilidad del tomador, como el dejarse la puerta de la casa abierta.

Otro descuido relacionado con esta cobertura está relacionado con la caja fuerte. Tener este sistema de seguridad suele estar bonificado por el Seguro, pero si aseguramos un capital en joyas e indicamos que se encuentran en la caja fuerte, la aseguradora no se hará cargo si en el momento del robo se encontraban fuera.

También suelen quedar fuera de las coberturas del Seguro de Hogar los hurtos producidos fuera de la vivienda, aunque hay ofertas que sí incluyen este supuesto dentro de sus garantías.

Otros despistes que suelen ser fatales son los provocados por cigarrillos mal apagados o las prendas que indebidamente se dejan sobre radiadores y acaban prendiendo. Son circunstancias que pueden provocar un conato de incendio y que el Seguro de Hogar suele incluir entre sus exenciones.

 

Otros daños que pueden estar fuera de las coberturas del Seguro de Hogar

Entre las coberturas del Seguro de Hogar podemos encontrar exenciones que nos pueden sorprender. Es el caso de los desatascos de las tuberías: muchas compañías cubren los daños que causa un atasco en nuestra instalación doméstica, pero no cubre los gastos propios del desatasco.

Otros daños que no siempre están bajo la protección de nuestra póliza son los que se producen en bienes situados al aire libre, en jardines o terrazas.

 

seguro-de-hogar-daños-turboseguros

 

Los daños causados por fenómenos atmosféricos también pueden representar un problema a la hora de reclamar a nuestra aseguradora ya que es preciso que la fuerza de estos elementos supere una intensidad mínima para que el Seguro de Hogar se haga cargo de las reparaciones. En estos casos, es preciso presentar un informe meteorológico que confirme las condiciones adversas que provocaron estos daños.

También en la cobertura de roturas podemos encontrar exenciones inesperadas, ya que muchos Seguros de Hogar cubren solamente la rotura accidental de cristales, loza sanitaria y mármol. El resto de roturas de bienes de la casa puede estar fuera de las coberturas, si así lo indican las condiciones de la póliza.

 

Comparar Seguros de Hogar para conseguir la póliza más adecuada

Como decíamos, es importante leer bien el condicionado de la póliza para saber cuál es el alcance real de sus coberturas y, de esta forma, tener un criterio con el que poder compararlas con otras opciones. Comparar Seguros de Hogar es la mejor forma de encontrar la póliza que necesitamos al precio más interesante, aunque eso lleva su tiempo.

En este sentido, resultan de gran ayuda herramientas como nuestro comparador de seguros online, con el que puedes contratar un Seguro de Hogar barato y con las coberturas más completas, de una forma rápida y sencilla. De hecho, con sólo rellenar un formulario, comparamos para ti las mejores ofertas entre una selección de aseguradoras de primer nivel, para conseguirte el Seguro de Hogar a la medida. Además, te acompañamos durante la tramitación y te asesoramos ante cualquier duda que pueda surgir.  

Seguros de hogar

Comentarios de Seguro de Hogar: situaciones que no cubre tu póliza

  1. seguros de hogar

    Muy buen artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *