¿Cómo funciona la cobertura de invalidez del Seguro de Vida?

La cobertura de invalidez del Seguro de Vida es uno de los motivos que más deberían animar a las personas a plantearse la contratación de estas pólizas. Asegurar cierto respaldo económico para que la familia recupere la normalidad cuando faltemos es un importante aliciente para hacerse una póliza de Vida. Pero encontrarnos en una situación de invalidez, con los ingresos limitados y con la aparición de diversas necesidades económicas derivadas de esa incapacidad, puede resultar dramático cuando no contamos con esta cobertura.

 

Seguro de vida e invalidez

 

Las situaciones de incapacidad que atienden los Seguros son muchas y el riesgo de que un accidente nos niegue la posibilidad de mantener nuestro empleo debería tenerse más presente. Los últimos datos ofrecidos por las aseguradoras hablan de más de 25.800 siniestros de invalidez atendidos por estas compañías al año, a un ritmo de más de 70 casos diarios, lo que da una idea de lo frecuente que es este riesgo.

 

El Seguro de Vida y la cobertura de invalidez

La cobertura de invalidez del Seguro de Vida cubre a los clientes y ofrece la posibilidad de sobrellevar una situación marcada por la presencia de una enfermedad grave o un accidente que impida al asegurado mantener su actividad habitual. Además, es posible que en una situación de invalidez se generen gastos derivados de esta enfermedad, como la contratación de cuidadores o tratamientos específicos para las dolencias del asegurado.

Para hacer más llevadera esta situación, la cobertura de invalidez de las pólizas de Vida ofrece un adelanto de la indemnización del Seguro, de acuerdo con las condiciones del contrato. Normalmente se adelanta al cliente todo o parte del capital asegurado que estaba destinado a la indemnización por fallecimiento, aunque se pueden contratar coberturas de invalidez que duplican o triplican esta cuantía. En cualquier caso, el pago de esta garantía, como anticipo del capital asegurado, supone la anulación de la póliza. Veamos cómo funciona esta garantía que podemos contratar con el Seguro de Vida.

 

¿Qué cubre la garantía de invalidez del Seguro de Vida?

Podemos encontrar numerosas ofertas en las que se ofrece la cobertura de invalidez en el Seguro de Vida. No obstante, no todas las pólizas son iguales ni tampoco se refieren al mismo tipo de invalidez. Existen diversos grados de incapacidad como consecuencia de un accidente o enfermedad, que influyen en cómo nos protege cada póliza. Por eso hay que leerse bien las condiciones del contrato para saber qué supuestos cubre exactamente esta garantía y con qué límites.

Además, para entender las reglas de este Seguro de Invalidez, conviene repasar algunos términos importantes relacionados con los tipos de invalidez que puede cubrir el Seguro y que influirán en el importe de la indemnización:

 

Invalidez parcial temporal

La invalidez parcial temporal es la que impide a la persona asegurada trabajar en su profesión habitual durante un tiempo limitado. Puede estar originada por una enfermedad o por un accidente. En estos casos, la cobertura de invalidez de la póliza suele establecer el pago de una indemnización diaria durante el tiempo que persiste la lesión o enfermedad que originó esa invalidez.

Invalidez parcial permanente

Es un tipo de invalidez que supone la pérdida total o funcional de una parte del cuerpo del asegurado, por ejemplo, un ojo, una mano o una pierna. Esta invalidez, a diferencia de la absoluta, le permite trabajar, aunque es permanente en el tiempo. En estos casos, los Seguros suelen calcular la indemnización por invalidez, según las tablas del Baremo de Accidentes.

Invalidez total y permanente

La invalidez total y permanente se produce cuando la persona que ha sufrido el accidente o enfermedad se ve imposibilitado para seguir desempeñando su trabajo habitual. En este sentido, es importante señalar que, al contratar la cobertura de invalidez del Seguro de Vida, la aseguradora nos preguntará por nuestra profesión, ya que será un factor determinante para calcular el riesgo.

Invalidez absoluta y permanente

Este tipo de invalidez suma un grado de intensidad con respecto a la anterior, ya que la invalidez absoluta y permanente impide al lesionado realizar cualquier trabajo. Es decir, que se vería impedido para ejercer cualquier tipo de empleo, con las consecuencias económicas que eso supone.

La Gran Invalidez

Es el más grave de los supuestos que nos podemos encontrar, tras una enfermedad o accidente. En estos casos, la persona que se ve afectada por una gran invalidez no sólo no puede ejercer ningún tipo de trabajo, sino que necesita ayuda para realizar las tareas básicas del día a día, como vestirse, comer o asearse.

 

seguro de invalidez

 

Coberturas extra en casos de invalidez por accidente

La cobertura de invalidez del Seguro de Vida puede incluir garantías extra que aumenten hasta el doble o el triple del montante de la indemnización por fallecimiento en determinados supuestos. Son coberturas complementarias del Seguro que se aplican en caso de que la invalidez tenga su origen en un siniestro determinado, como un accidente o un accidente de tráfico.

Indemnización por accidente

De hecho, en muchos Seguros la cobertura de la póliza se duplica cuando la invalidez es consecuencia de un accidente sea cual sea. En general, esta garantía se aplica a casos de incapacidad absoluta y permanente, en la que las consecuencias del accidente impiden al lesionado realizar cualquier actividad laboral.

Garantía por accidente de circulación

Además, existen pólizas que ofrecen una tercera garantía que cubre la invalidez surgida de un accidente de circulación en el que el lesionado haya sufrido daños como peatón, por un atropello, o como conductor o pasajero, en el interior de un vehículo. También puede cubrir a aquellos lesionados en accidentes como usuarios de un transporte público de cualquier tipo.

En este caso, la indemnización triplica la del capital asegurado, ya que se suma la invalidez inicial, a la cobertura por accidente y la garantía que cubre el accidente de circulación. Al igual que en la anterior cobertura, esta garantía se suele limitar a casos de incapacidad absoluta y permanente.

Cobertura por enfermedades graves

Por otro lado, en los Seguros de Vida encontramos garantías que cubren los efectos físicos de determinadas enfermedades muy graves. Hablamos de supuestos como un infarto de miocardio, un cáncer, un accidente cerebro-vascular o la necesidad de un trasplante, por poner algunos ejemplos. En estos casos, es posible que la aseguradora establezca un periodo mínimo de supervivencia de la enfermedad, que puede ser de un mes, para que se pueda solicitar la cobertura.

 

Comparar para conseguir el mejor Seguro de Vida

Asegurar el futuro es importante, y conseguir una póliza que incluya la protección que necesitamos a un precio asequible sólo es posible comparando ofertas. Hay muchas coberturas de invalidez en Seguros de Vida, y no todas ofrecen la protección más adecuada para nuestra situación. Por eso es necesario contrastar las diferentes propuestas para encontrar un Seguro de Vida barato y con todo lo necesario para garantizar nuestra tranquilidad.

Nuestro comparador de seguros online te puede ayudar. Con sólo rellenar un formulario, compara para ti las mejores ofertas de Seguros de las aseguradoras líderes del mercado, hasta conseguir una póliza a la medida y al mejor precio. Además, contamos con un equipo de profesionales que pueden responder a todas tus dudas y ayudarte a elegir las coberturas que más te convienen.

Seguros de vida

Comentarios de ¿Cómo funciona la cobertura de invalidez del Seguro de Vida?

  1. Victor Martínez

     

    Totalmente de acuerdo muy buen artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *