¿Cómo influye la edad en el seguro de vida?

Los años no pasan en balde en el mundo de los seguros de vida. La edad es uno de los factores importantes a tener en cuenta a la hora de evaluar los riesgos de una persona y, junto con otras variables como el estado de salud, los hábitos saludables o la profesión que desempeñamos, son elementos que ayudan a las aseguradoras a calcular el seguro de vida.

 

El seguro de vida es más barato cuando se contrata más joven

 

En los seguros de vida, es importante elegir bien el momento en que queremos asegurarnos. Evidentemente, cuanto más joven contratas un seguro de vida, el ahorro en la prima es mayor, aunque también hay que tener en cuenta otros elementos fundamentales para lanzarse a buscar un seguro de vida.

Una familia en la que el sueldo del asegurado suponga una parte importante de los recursos del hogar, una hipoteca que puede suponer una carga cuando el cabeza de familia ya no está, los hijos con todo lo que ello conlleva… son razones que justifican por sí solas la contratación del seguro de vida para proteger a nuestros seres más cercanos si nos pasase algo.

 

¿Cuándo es buen momento para contratar un seguro de vida?

Los adultos que han pasado la treintena suelen ya encontrarse con esas situaciones: con pareja, hijos y una hipoteca que puede ser un lastre insostenible para su familia. Aunque siempre es un buen momento para contratar un seguro de vida si realmente hace falta, se estima que entre los 30 y los 50 años son las edades más adecuadas para hacerlo. Teniendo en cuenta que, cuanto más jóvenes, más ahorraremos en el precio de la prima, porque los riesgos de enfermedad son menores.

A partir de los 50 años, la edad juega en nuestra contra y encarece el precio del seguro de vida. Tanto es así, que en ocasiones resulta más conveniente sustituir los seguros de vida riesgo por seguros de ahorro que, en el momento de nuestra jubilación, complementen la disminución de ingresos que podamos sufrir.

Además, debemos tener en cuenta que, si nuestra póliza es renovable, podemos encontrarnos que llegados a los 65 o 70 años, nuestra compañía de seguros no quiera seguir asegurándonos porque sobrepasamos el nivel de riesgo que está dispuesta a asumir.

Elegir un buen seguro de vida no es fácil, son muchas las variables a tener en cuenta. Afortunadamente, existen comparadores como Turboseguros.com que te ayudan a calcular el seguro de vida, de entre una gran oferta de pólizas, para que consigas el seguro que mejor se adapta a tus circunstancias y al precio más ajustado.

Seguros de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *