Contratar un Seguro de Vida en un banco es un 48% más caro

Contratar el Seguro de Vida a través del banco no sale a cuenta. Por término medio, las pólizas de Vida Riesgo que venden las entidades bancarias son mucho más caras que las que comercializan las aseguradoras y corredurías de Seguros. Concretamente, se paga de media un 48,3% más por estos productos aseguradores cuando es el banco el que los oferta.

 

Contratar el Seguro de Vida con el banco es caro

 

Los datos corresponden a un reciente informe de la consultora Global Actuarial, publicados por el diario Cinco Días, en el que se constata que la contratar un Seguro de Vida con un capital de 120.000 euros puede salir por 622 euros de media, si se hace a través del banco, y 420 euros si suscribimos la póliza con una aseguradora. Son más de 200 euros de diferencia.

No obstante, las diferencias de precio en la contratación de Seguros de Vida pueden ir más allá. De hecho, la prima de una póliza de Vida para un perfil de asegurado similar y con un mismo capital, puede costar hasta cuatro veces más, en función de la compañía con la que se haga.

El informe recoge los resultados de una investigación, en la que la se han visitado de incógnito las oficinas 12 entidades bancarias y 15 compañías aseguradoras para pedir precio al contratar una póliza que garantice un capital de 120.000 euros en caso de fallecimiento o invalidez permanente. Esta cantidad se corresponde con el importe más habitual de las hipotecas que se firman en España.

Además, con este mismo capital asegurado, se han solicitado presupuestos para pólizas de Vida de personas de 30 años, de 40 años, de 45 años y de 50 años. Sin embargo, a la hora de solicitar una póliza, contratar el Seguro de Vida en el banco siempre es más caro que en una compañía aseguradora.

 

Los Seguros de Vida, un 60% más baratos para los más jóvenes

Los clientes que más se pueden beneficiar de contratar una póliza de Vida al margen de los bancos con los más jóvenes, el colectivo de 30 años. Al contratar el Seguro en un banco, el coste de la prima rondaría los 253 euros al año, mientras que en la aseguradora lo pueden conseguir un 60% más barato.

Si hablamos de las pólizas más caras, aquellas que contratan las personas mayores de 50 años, el porcentaje de ahorro es algo menor, aunque sigue siendo significativo. La póliza de Vida en el banco cuesta 1.089 euros de media, frente a los 758 euros que pagaría al contratarlo con la aseguradora. Es un 44% menos y 331 euros de ahorro al año.

 

Merece la pena comparar Seguros antes de contratar

Hablamos de cantidades lo suficientemente grandes como para preocuparse por comparar precios y coberturas antes de decidirse por una póliza de Vida. Sólo comparando precios y poniéndose al corriente de las garantías de cada oferta, se puede contratar un Seguro de Vida barato y sin escatimar coberturas importantes.

En este sentido, te recordamos que en nuestro comparador online de Seguros de Vida ayudamos a nuestros clientes encontrar la oferta que mejor se adapta a sus necesidades, pero siempre con el objetivo de conseguir el precio más económico.  Así no tendrás que pagar de más por la misma protección.

 

¿Por qué son tan caros los Seguros de Vida de los bancos?

Para los bancos, los Seguros de Vida, al igual que otros productos como los Seguros de Hogar o los planes de pensiones, son un jugoso negocio que les sirve para compensar en gran medida la caída de los tipos de interés y el descenso de ingresos del negocio hipotecario.

 

Contratar el Seguro de Vida con el banco cuesta más

 

En un entorno financiero complicado, los bancos están promoviendo la contratación de productos que les aportan sustanciosas comisiones y fidelizan a clientes, como es el caso de los Seguros. A los clientes que van a contratar una hipoteca se les exige que tengan un Seguro de Vida que garantice el capital suscrito en el préstamo.

Aunque la normativa dice que pueden contratar la póliza en cualquier aseguradora o correduría de Seguros, los bancos ofrecen bonificaciones en la hipoteca por la contratación de sus productos y la mayoría de clientes optan por aprovechar la oferta, aunque sea a costa de quedarse esas pólizas tan caras. Al contratar la hipoteca, el banco ofrece unos descuentos importantes en el tipo de interés aplicado, que compensan la prima que luego aplican en la póliza.

Lo mismo ocurre con los Seguros de Hogar vinculados a una hipoteca, donde el banco también juega sus cartas para que quienes contraten el préstamo se lleven también su póliza. En este sentido, hay que recordar que la legislación solo obliga a contratar el Seguro de Incendios más básico y no tiene que ser obligatoriamente con el banco, por su puesto.

Los Seguros de Vida o de Hogar generan importantes comisiones y suponen una importante fuente de ingresos para los bancos. Por ejemplo, el margen que se embolsa el banco al comercializar un Seguro de Vida para jóvenes puede superar el 30%.

Seguros de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *