¿Qué tipos de Seguros de Vida Riesgo puedo contratar?

Dentro del ámbito asegurador, existen diversos tipos de Seguros de Vida que están a disposición de clientes de un perfil muy variado. La protección que ofrecen estas pólizas tiene que adecuarse a una gran cantidad de situaciones y circunstancias, razón por la que estos Seguros cuentan con modalidades diversas para adaptarse mejor a cada cliente.

 

Tipos de Seguros de Vida Riesgo

 

Además, las aseguradoras suelen diseñar productos cada vez más enfocados a las personas, ofreciendo diversas alternativas y coberturas opcionales, con soluciones para aquellos clientes que tienen diferentes necesidades o circunstancias muy variopintas.

La flexibilidad en las pólizas de vida es una tendencia imparable, aunque muchas de las propuestas que podemos encontrar en el mercado de Seguros de Vida Riesgo tienen diversos puntos en común. La esencia de estas pólizas de riesgo, se mantiene a pesar de la evolución de todo.

 

Los Seguros de Vida Riesgo y sus características

Al hablar de Seguros de Vida, normalmente nos referimos a este tipo de pólizas. Las pólizas de Vida Riesgo son las que más conoce el público en general, aunque no son los únicos productos aseguradores que nos proponen una protección económica para un futuro.

Seguros de Vida Riesgo y Seguros de Ahorro

De hecho, los conocidos Seguros de Ahorro o de Supervivencia, que a veces están asociados a pólizas de vida, son otra importante familia de Seguros que ofrecen una cobertura económica para asegurarnos una aportación económica dentro de varios años.

Dentro de este tipo de pólizas de vida encontramos productos pensados para la jubilación o para guardar un dinero que nos puede venir bien en un futuro. Si te interesa saber más sobre ellos, en este post te contamos qué son los Seguros de Ahorro y los tipos que hay.

En cambio, los Seguros de Vida Riesgo garantizan un capital asegurado o una renta en caso de que se produzca el fallecimiento de la persona asegurada. En estas pólizas, se protege la estabilidad económica de la familia o las personas que el asegurado determinara como beneficiarios de la póliza, ya que el requisito para el cobro del capital asegurado, salvo que la póliza contemple otras coberturas complementarias, es el fallecimiento de la persona asegurada.

De esta forma, cuando el asegurado fallece, el Seguro de Vida garantiza a los beneficiarios designados en la póliza el pago de la prestación pactada. Es más, hay pólizas de vida en las que si el asegurado se mantiene con vida al vencimiento del contrato, éste se da por finalizado sin ninguna contraprestación por la entidad aseguradora.

Y es que, como veremos a continuación, en los Seguros de Vida el tiempo es muy importante.

 

Tipos de Seguros de Vida Riesgo que nos pueden interesar

La cobertura de las pólizas de Vida Riesgo está determinadas por el tiempo. ¿Por qué decimos esto? Pues porque dependiendo del contrato del Seguro y de las condiciones, podemos encontrar pólizas con una cobertura para toda la vida y otras que son temporales. Además, hay Seguros que son renovables y otros que tienen una vigencia establecida en el tiempo.

 

Los Seguros de Vida Entera: la póliza de por vida

Los Seguros de Vida Entera son pólizas que tienen vigencia durante toda la vida de la persona asegurada. En estas pólizas no hay vencimientos ni prórrogas, simplemente se suscribe la póliza y el abono de la prima garantiza que la aseguradora desembolse el capital asegurado en el momento del fallecimiento, independientemente del momento en que se produzca.

La aseguradora se compromete a abonar este dinero a los beneficiarios en forma de capital o, también, como renta vitalicia. En cualquier caso, el objetivo es compensar a los beneficiarios por la pérdida de ingresos que supone la muerte de la persona asegurada y facilitar a los herederos el pago de deudas y gastos de transmisión de bienes.

Esta alternativa supone una forma de mantener el nivel de vida de los seres queridos, que puede contratarse mediante dos modalidades de pago:

  • Prima vitalicia: Se paga periódicamente hasta el momento del fallecimiento.
  • Prima temporal: La aseguradora cobra la prima durante un periodo de tiempo (20, 25, 30 años…), aunque la cobertura del Seguro se prolongue hasta el momento del deceso de la persona asegurada.

 

Tipos de Seguros de Vida para contratar

 

El Seguro de Vida Riesgo temporal

Estos Seguros cubren el riesgo de muerte del asegurado únicamente durante un tiempo determinado. Suelen tener una duración de un año, y pueden renovarse hasta un límite de veces, que en ocasiones viene determinado por la edad de la persona asegurada.

Entre los Seguros de Vida Riesgo temporales, podemos encontrar dos tipos de pólizas según su vencimiento:

  • Renovables: Cubren el riesgo de fallecimiento durante un año con la opción de prorrogar de forma automática el Seguro, hasta los límites que establezca el contrato.
  • No renovables: En estas pólizas de Vida, la cobertura del riesgo de muerte se prolonga durante un periodo determinado superior a un año (por ejemplo, cuatro años), aunque pasado este tiempo el Seguro de Vida vence y deja de prestar cobertura.

La finalidad de estas pólizas es también la de proteger a la familia y los seres queridos de las consecuencias que acarrea una pérdida como ésta. Sobre todo cuando el fallecido es quien sostiene la economía del hogar.

 

Garantías complementarias que podemos contratar

Este tipo de Seguro de Vida Riesgo es muy común y puede incluir interesantes coberturas complementarias, que aportan soluciones que pueden ser muy necesarias en determinadas situaciones.

 

Cobertura de Invalidez

El Seguro de Vida cubre con un capital asegurado el riesgo de que la persona asegurada sufra algún tipo de invalidez o incapacidad, total o absoluta. En este post te contamos más cosas sobre la cobertura de invalidez en los Seguros de Vida.

 

Seguro de Accidentes

Cuando el Seguro de Vida incluye la cobertura de accidentes, la aseguradora aporta un capital adicional a la indemnización si el fallecimiento no se deba a causas naturales sino que sea consecuencia de cualquier tipo de accidente. Se puede ampliar esta garantía con un Seguro de Accidentes de Tráfico, de forma que se sumaría otro capital adicional si el fallecimiento del asegurado se produjo a causa de un accidente de circulación.

 

Encuentra tu Seguro de Vida con un comparador

Encontrar la póliza que más nos conviene y al precio más interesante no siempre es fácil. Hay que dedicarle tiempo, mirar ofertas, leerse las coberturas y elegir con criterio para no equivocarnos. Hay herramientas que nos pueden ser de gran ayuda, como nuestro comparador de seguros online, que te lo pone fácil para contratar un Seguro de Vida barato y a la medida.

Solo tienes que dejar tus datos en un formulario y comparamos para ti las mejores ofertas de pólizas de vida hasta conseguirte el Seguro que incluye las coberturas que quieres y se ajusta a tu presupuesto. Además, trabajamos con las aseguradoras líderes del mercado, lo que da la tranquilidad de contar con una póliza con coberturas y servicios de calidad.

Seguros de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *