Seguro de vida: ¿Quién es quién?

Los seguros de vida siguen siendo productos poco conocidos para los españoles. Estudios recientes revelan que, incluso entre los clientes de seguros de vida, existen muchas dudas sobre las características de las pólizas contratadas. De hecho, ese desconocimiento es una de las razones por las que desconfiamos de quién nos ofrece un seguro de vida, a pesar de que somos conscientes del riesgo que supone que el cabeza de familia pueda sufrir una invalidez o un accidente fatal.

 

Un seguro de vida puede ser la mejor opción para proteger a tu familia

 

En Turboseguros.com te mostramos quiénes intervienen en cada póliza de un seguro de vida. Como puedes ver en nuestro comparador, existen multitud de ofertas y servicios asociados a seguros de vida, aunque básicamente es un contrato por el cual, a cambio de una prima, la compañía aseguradora pagará una prestación estipulada en caso de fallecimiento del asegurado -es el denominado seguro de riesgo– o si vive en una fecha determinada en el contrato –seguro de ahorro-.

En los seguros de vida riesgo, que son los más extendidos, pueden incluir garantías complementarias opcionales, como la cobertura por invalidez o por accidente, que se suman a la prestación por fallecimiento.

Sea un seguro de vida-riesgo o sea un seguro de vida-ahorro, en cualquier póliza que firmemos intervienen:

  • La compañía aseguradora, como entidad que se compromete a cubrir el riesgo a cambio de la prima.
  • El tomador, que es la persona que firma el contrato del seguro y paga la prima.
  • El asegurado, que es la persona o personas de cuya vida depende el pago de la prestación. La misma póliza puede cubrir a toda una familia. Además, en muchas ocasiones, el tomador y el asegurado son la misma persona.
    En los seguros de vida que cubren el fallecimiento del asegurado, si son personas distintas tomador y asegurado, es necesario que el asegurado de su consentimiento por escrito. Si el asegurado es menor de edad es necesaria, además, la autorización por escrito de sus representantes legales. No puede ser asegurado un menor de 14 años de edad o un incapacitado.
  • El beneficiario es quien recibe la prestación pagada por la compañía aseguradora. En los seguros de vida-riesgo, el beneficiario no puede coincidir con el asegurado, evidentemente, aunque sí puede darse el caso de que beneficiario y asegurado sean la misma persona en los seguros de vida-ahorro.
    La designación del beneficiario se suele hacer al tramitar la póliza, aunque es posible hacerla después comunicándolo por escrito a la aseguradora con posterioridad a la firma del contrato del seguro o, incluso, en el testamento. De la misma manera, el tomador del seguro puede anular la designación de un beneficiario en cualquier momento, siempre que no haya renunciado expresamente a esta posibilidad.

 

Imagen: Sanguinarabbita (CC BY-SA 3.0) via Deviantart.com

Seguros de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *