Seguros de vida para mayores de 50 años

Encontrar un seguro de vida pasados los 50 años resulta más difícil. Son edades en las que se supone que nuestra familia ya está consolidada, los hijos se han hecho mayores y la principal función del seguro de vida, proteger a nuestra familia en caso de que ya no estemos, pierde parte de su efectividad. Cuando nos hacemos mayores, disminuyen nuestras responsabilidades, y tras la jubilación, la pensión que nos queda suele cubrir las necesidades del hogar. Además, con la edad aumentan los riesgos de sufrir enfermedades degenerativas, lo que pone un poco más difícil encontrar un seguro de vida a la medida.

 

seguro-vida-mayores

 

No obstante, con el aumento de la esperanza de vida y una etapa laboral cada vez más amplia, son cada vez más frecuentes los casos en los que, a esas edades, el cabeza de familia sigue siendo el principal sustento del hogar. Entonces, proteger económicamente a la familia en caso de que suceda una desgracia tiene todo el sentido y resulta conveniente contratar un seguro de vida para una mayor tranquilidad, aunque debes tener en cuenta que la prima a pagar va a ser, sin duda, más cara que si lo hubieses contratado con 30 o 40 años.

Además, a esas edades es conveniente tener en cuenta que muchas aseguradoras sólo realizan seguros de vida hasta los 65 años. Es conveniente leer atentamente el contrato de la póliza y comprobar la fecha de vencimiento del contrato, porque cumplidos los 65 hay aseguradoras que no aceptan asegurar a personas de esta edad.

 

Opciones para asegurar a los más veteranos

No obstante, sigue habiendo ofertas en el mercado que aseguran a personas más mayores y no limitan tanto la cobertura por causa de la edad. En comparadores como el de Turboseguros.com puedes encontrar seguros de vida entre las mejores ofertas de aseguradoras.

En cualquier caso, es lógico que, previamente, la persona interasada se someta a un reconocimiento médico para establecer el riesgo real al que se enfrenta la aseguradora. Si considera que es un riesgo asumible, no tendrá problemas para asegurarte.

No obstante, hay más opciones que ofrecen cierta seguridad económica y que están pensadas para los más veteranos:

  • Seguros de vida en forma de renta vitalicia: son pólizas que abonan el capital acumulado con el pago de las primas en forma de renta periódica que sirve de complemento a la pensión. Este seguro ofrece estabilidad económica, sobre todo si ha pagado las primas durante 15 o 20 años.
  • Seguros de dependencia: No son seguros de vida realmente, pero actúan ante la reducción de la autonomía personal, ya sea a causa de la edad, un accidente o una enfermedad. En estos casos, la aseguradora cubre los gastos que conlleve la dependencia.

Imagen: Artis Rams (CC BY-ND 2.0) via Flickr

Seguros de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *