Un coche seguro, con sus luces a punto

Las luces del coche son un elemento seguridad fundamental. Al igual que los Seguros de Coche, los sistemas de alumbrado y señalización de los vehículos previenen situaciones difíciles en la carretera. Nos ayudan a ver y a ser vistos, aunque no siempre nos preocupamos lo suficiente por su mantenimiento. De hecho, los defectos técnicos graves en el alumbrado y señalización de los coches, camiones y furgonetas, constituyen la principal causa de rechazo de los vehículos que se someten a las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), según la asociación Aeca-ITV.

 

Las luces hacen más seguros los coches

 

Una circunstancia que resulta preocupante, sobre todo en estas fechas, en las que es muy importante tener a punto los sistemas de alumbrado y señalización del coche. En invierno, se reducen las horas de luz y es más probable que se nos eche la noche encima al volante.

Además, durante las fiestas navideñas pasamos más tiempo en la carretera por el incremento de los desplazamientos, y contar con las luces en pleno funcionamiento para transitar con seguridad por carreteras con muchas curvas o atravesar un túnel.

En cualquier caso, contar con un alumbrado adecuado y en perfectas condiciones es vital para conducir seguro. Las luces del coche son fundamentales en casos de emergencia o cuando detenemos el coche en vías mal iluminadas.

 

Las luces son clave para viajar seguros en el coche

A pesar de la importancia que tienen las luces y los sistemas de señalización del coche para la seguridad vial en la carretera, lo cierto es que sigue siendo uno de los elementos que menos cuidamos en el mantenimiento del vehículo. Esta es la conclusión que se desprende al analizar los datos de las ITV, que revelan la gran cantidad de fallos de iluminación que se detectan en motocicletas, turismos y vehículos agrícolas.

 

Más seguros en coche con un buen mantenimiento de luces

 

Concretamente, durante el año pasado el 25% del total de fallos técnicos graves detectados en la primera inspección estaban relacionados con el alumbrado y los sistemas de señalización del coche. Faros que no funcionan, luces mal calibradas o una mala instalación de las bombillas, son algunas de las anomalías más comunes.

En este sentido, la asociación Aeca-ITV destaca que la detección y reparación de estos defectos graves permite evitar un importante número de accidentes y situaciones de riesgo. Como ejemplo, señalan que en diciembre de 2015 se produjeron 7.944 accidentes de tráfico sin víctimas, de los que el 43,4% de ellos tuvo lugar en momentos de baja o nula iluminación solar. Además, durante el pasado año, el 40% de los fallecidos en carretera se concentran en el período del día comprendido entre el crepúsculo y el amanecer, una cifra que se eleva en el mes de diciembre, cuando los días son más cortos.

 

Las luces del coche, a revisión

Por ello, el mantenimiento del alumbrado del vehículo es tan importante. Revisar los elementos del sistema de iluminación del coche y comprobar el reglaje de los faros -sobre todo si el coche va muy cargado, ya que podemos deslumbrar a los demás vehículos- debería realizarse con cierta frecuencia y tomarse como una de las tareas habituales antes de salir a hacer un viaje largo. En este sentido, conviene recordar cuáles son los componentes del sistema de iluminación del vehículo que conviene revisar.

 

Las luces son un elemento de seguridad importante

 

El alumbrado de un coche incluye, entre otras, media docena de tipos de luces que sirven tanto para ver como para ser visto. Este repaso nos ayudará a recordar su utilización y el mantenimiento que deben llevar:

 

Luces de cruce o luces cortas

Son las luces que usamos siempre de noche, y que debemos utilizar de día en situaciones de niebla, cuando llueve abundantemente o nos sorprende una nevada. También la utilizamos si tenemos que atravesar nubes de polvo o humo. Además, son las luces que debemos activar cuando atravesemos un túnel o transitemos por carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario.

Además, aunque no es obligatorio, se aconseja circular con las luces de cruce encendidas durante el día ya que es más seguro porque los vehículos se distinguen mejor. En este sentido, las luces de conducción diurna que equipan algunos vehículos no sustituyen a las luces de cruce.

Para revisar el estado de las luces de cruce, al accionar el mando de luces cortas deben encenderse las 2 luces de cruce delanteras y mantenerse encendidas las 2 luces de posición traseras y las de matrícula. Hay que tener en cuenta que las bombillas estén bien montadas, porque de lo contrario el haz de luz deslumbraría a los demás usuarios de la vía y se generaría un riesgo que puede provocar un siniestro.

 

Luz de carretera o luces largas

Estas luces se deben usar de noche y en carreteras con mala iluminación. La norma dice que deben utilizarse cuando no se lea una matrícula a 10 metros o no se distinga un vehículo oscuro a una distancia de 50 metros, circulando a más de 40 km/h. No obstante, al usarlas debemos tener cuidado para no deslumbrar a coches y peatones que vengan de frente, y cambiar a las de cruce en estos casos, incluso en vías con los carriles separados por medianas.

Para comprobar el estado de las luces largas, hay que accionarlas y comprobar que se encienden las 2 luces de carretera delanteras con una intensidad mayor que las de cruce. Además, conviene probar cómo funcionan con la acción de destello.

 

Luces antiniebla delanteras

Cuando nos vemos envueltos en una niebla espesa o bajo condiciones meteorológicas especialmente adversas de lluvia o nieve, debemos utilizar las luces antiniebla delanteras, como refuerzo para poder ver mejor. No es obligatoria y no la equipan todos los vehículos, aunque resulta útil en vías estrechas con curvas sucesivas señalizadas, porque permite ver mejor las líneas de la carretera.

Son luces opcionales y para revisarlas basta accionarlas y comprobar que funcionan correctamente.

 

Luz de marcha atrás

Son de las luces cuya función es la de ser vistos por el resto de conductores. En este caso, su función es la de advertir a los conductores y los peatones de que el coche circula hacia atrás. Constan de una o dos luces blancas que se encienden automáticamente al poner la marcha atrás.

Es una luz que no sólo avisa de nuestra maniobra, sino que ilumina la parte trasera del vehículo al realizar maniobras marcha atrás, lo que resulta muy útil en situaciones de oscuridad o al estacionar en aparcamientos subterráneos.

Para comprobar su estado, sólo hay que acciona la palanca de cambios y poner la marcha atrás. En caso de no encenderse, el problema puede ser como consecuencia de que se haya fundido la bombilla, o que fallen el fusible o el interruptor que acciona esa luz.

 

Luces de posición

Como su nombre indica, esta iluminación indica la posición y anchura del vehículo, y se accionan siempre con las luces cortas, las largas o las antiniebla. Si el coche queda detenido en la carretera o en el arcén, estas luces deben estar encendidas. No obstante, nunca se debe circular con las luces de posición en sustitución de las de cruce o las largas. Son luces para ser vistos, pero no iluminan.

Para comprobar las luces de posición, debemos accionar el mando de luces en la primera posición. Deben de encenderse 2 luces delanteras, otras 2 traseras y las de matrícula.

 

Luces antiniebla traseras

Las luces antiniebla son 1 o 2 luces rojas, más intensas que las de posición, que están en la parte trasera del coche y sirven para indicar nuestra presencia y evitar accidentes. Deben usarse de forma obligatoria en todos los coches, camiones y furgonetas para señalizar su situación en situaciones especialmente desfavorables de niebla espesa, o lluvias y nevadas intensas.

En su revisión, debemos accionar la luz antiniebla trasera con la luz de cruce encendida y comprobar que ilumina con más intensidad que la de posición.

 

Intermitentes, emergencia y freno

Son luces que sirven para indicar al resto de conductores que giramos a uno u otro lado, en el caso de los intermitentes, y que deceleramos el coche y lo mantenemos parado con el freno, cuando accionamos la luz de freno. Las luces de emergencia son fundamentales para avisar al resto de vehículos de una incidencia en carretera. Son luces muy importantes durante la conducción, ya que ayudan al resto de vehículos a prevenir nuestras maniobras y les alertan ante una situación de riesgo.

Al revisar las luces de intermitencia, el mando de los intermitentes debe accionarse sin apagar las luces de cruce o de posición, para comprobar si existe un piloto trasero comunicado. Al accionar la palanca de intermitencia hay que revisar en los pilotos traseros que sólo parpadee la luz naranja del intermitente, en el caso de que también parpadee la luz de posición o la de freno, es síntoma de un piloto comunicado. En el caso de las luces de emergencia, debemos accionar el botón de emergencia y comprobar que se encienden todas las luces de intermitencia a la vez.

Para revisar las luces de freno, basta pisar el pedal del freno con las luces encendidas y apagadas, de esta manera podremos ver la diferencia de intensidad con las luces de posición traseras. Para esta revisión, necesitaremos un espejo o que alguien nos confirme el funcionamiento de las luces traseras.

 

Mantén a punto tus luces y compara Seguros de Coche

Un buen mantenimiento de las luces y sistemas de señalización del coche puede ayudarnos a prevenir situaciones de riesgo en carretera. En cambio, los fallos en estos elementos tan importantes para la seguridad pueden, por sí solos, desencadenar un accidente. Prevenir estas situaciones está en nuestra mano y sólo exige un poco de tiempo para revisar el funcionamiento de estos dispositivos y reparar lo antes posible cualquier posible fallo.

 

Luces para viajar seguros en coche

 

La prevención es también el principal factor que nos guía a la hora de elegir un Seguro de Coche. La prevención y el ahorro, claro. Por eso es interesante comparar las diferentes pólizas que hay en el mercado para contratar la que mejor se ajuste a nuestras necesidades y tenga el precio más interesante.

En este sentido, nuestro comparador de seguros online te puede ayudar a contratar un Seguro de Coche barato y con las coberturas que quieres. Basta rellenar un cuestionario y compararemos para ti las mejores ofertas de las aseguradoras líderes en Autos. De esta forma, conseguiremos la póliza a la medida al precio más barato, para que estés cubierto ante las incidencias de la carretera.

Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *