5 razones para contratar un Seguro de Decesos

Las estadísticas del INE nos han recordado estos días una desagradable realidad. Según sus datos, el año pasado fallecieron en España un total de 422.568 personas, 26.738 más que el año anterior, lo que representa un aumento del 6,8%. Estos números tienen detrás de sí historias, familias y circunstancias de todo tipo, en las que en medio del dolor por la pérdida de un ser querido, los seres más cercanos al fallecido tienen que hacer frente a la burocracia y los gastos que acarrea el sepelio. Es en esas situaciones cuando se aprecian las ventajas de un Seguro de Decesos.

 

Seguro de decesos cubre el funeral

 

El Seguro de Decesos es una póliza que está pensada para que la familia no tenga problemas con el sepelio en caso de sufrir la pérdida de un ser querido. Sus garantías cubren los gastos relacionados con el fallecimiento del asegurado, incluidos los servicios funerarios como el tanatorio, el féretro, el traslado en coche fúnebre y el entierro o incineración, entre otros.

Además, la aseguradora también se encarga gestionar los trámites del deceso, así como la  documentación legal que hay que realizar tras el fallecimiento de una persona, como la inscripción del deceso en el Registro Civil o la tramitación del certificado de defunción. Es más, cada vez son más los servicios vinculados a este tipo de Seguros, como ofrecer la posibilidad al asegurado de realizar un testamento online o que los familiares puedan solicitar el borrado de la vida digital del fallecido.

 

¿Qué ventajas ofrece el Seguro de Decesos?

Muchos no necesitan convencerse de la conveniencia de tener contratada una póliza de Decesos. Es el Seguro voluntario que tiene más amplia aceptación entre la población española. Según la Memoria Social del Seguro, el 44% de los españoles tiene algún tipo de Seguro de Decesos en vigor, aunque hay comunidades autónomas, como Extremadura o Asturias, donde la tasa de aseguramiento supera el 60%. Sin embargo, conviene recordar algunas de las ventajas que ofrece este tipo de pólizas que pueden suponer un verdadero alivio en momentos muy difíciles para una familia.

 

Seguro de Decesos: una cobertura para momentos difíciles

La primera de las ventajas que merece la pena recordar son las coberturas del Seguro de Decesos. Contar con la tranquilidad de que, en medio de una situación trágica como es la pérdida de un ser querido, la familia cuenta con el respaldo de una entidad seria que se ocupa de las gestiones relacionadas con el funeral y el entierro, es un alivio.

Según datos de la Memoria Social del Seguro, en 2014 las pólizas de Decesos se hicieron cargo del entierro de 245.629 personas. Es decir, 6 de cada 10 fallecidos en el país contaban con una póliza que se hizo cargo de todos los servicios funerarios.

 

Los gastos del entierro o incineración quedan cubiertos con la póliza

Morirse en España no sale barato. Los últimos estudios de la OCU sobre el coste medio de un funeral en nuestro país concluyen que los servicios funerarios básicos cuestan de media algo más de 3.500 euros. No obstante, en las grandes ciudades esta cifra puede hasta duplicarse.

Según los últimos datos, en 2014 las aseguradoras asumieron el pago de 753 millones de euros en coberturas de sus asegurados y la mayor parte de este importe fue para abonar los servicios de las empresas funerarias.

La muerte no avisa de su llegada y el fallecimiento de un familiar, además del dolor por la inesperada pérdida, supone un importante gasto sobrevenido que no todas las economías domésticas pueden asumir fácilmente.

Estas pólizas son el instrumento de previsión adecuado con el que el asegurado tiene la oportunidad de ahorrar a su familia un mal trago económico como consecuencia de su fallecimiento. Además, la oferta de Seguros de Decesos ofrece diversas modalidades de contratación con el objetivo de hacer más accesibles sus coberturas. No obstante, son dos las modalidades principales de contratación, aunque se pueden combinar entre ambas:

 

Seguros de prima nivelada

En el Seguro de Decesos de prima nivelada el asegurado paga una prima constante durante toda su vida, independientemente de la edad. Es decir, desde que contrate la póliza y hasta que ocurra el siniestro pagará el mismo importe por el Seguro, si bien puede variar según la evolución del coste de los servicios contratados.

El cálculo de la prima tiene en cuenta la edad a la que se contrata la póliza, lo cual quiere decir que, aunque el precio de la prima se mantiene constante, el Seguro será más caro si se contrata a una edad más avanzada. Si se contrata cuando se es más joven, al principio el precio resulta más caro en comparación con otras modalidades, pero a medida que el cliente va sumando años se hace más económica en relación con otras ofertas.

 

Seguros de prima natural

La póliza de Decesos de prima natural funciona bajo la regla de que, a mayor riesgo el precio del Seguro sube. Por eso, con estas pólizas el cliente paga menos cuando es joven y más a medida que se va haciendo mayor. De esta forma, el precio del Seguro de Decesos se va actualizando al alza a medida que vamos sumando años, hasta el momento del fallecimiento. Por eso estos Seguros de Decesos son más baratos durante los primeros años de la cobertura.

 

El Seguro de Decesos puede hacerse cargo de los traslados

Otra de las coberturas que suelen incluir los Seguros de Decesos y que resultan muy útiles es la del traslado del fallecido desde el lugar del siniestro. Incluso se puede dar el caso de que el fallecimiento se produzca fuera de nuestras fronteras, lo que complica aún más el retorno del cuerpo.

Lo cierto es que la mayoría de las inhumaciones se producen en la misma localidad donde ocurrió el fallecimiento, pero alrededor de un tercio de las muertes se producen lejos del lugar elegido para el entierro. En un año se pueden registrar más de 80.000 casos en los que es necesario trasladar el cadáver de una población a otra dentro del territorio nacional. Y según datos de los Seguros, en 2014 se contabilizaron 720 personas que fallecieron en el extranjero y cuyos cuerpos fueron repatriados.

En las ofertas de Seguros de Decesos encontramos servicios de traslado del fallecido y garantías que cubren la asistencia a los familiares que tengan que desplazarse para recoger el cuerpo, incluyendo la estancia en hoteles si fuera necesario.

 

Servicios que van a más en las ofertas de Decesos

Finalmente, cabe destacar la amplia oferta de servicios que se han generado en torno a los Seguros de Decesos, que el asegurado puede disfrutar mientras mantiene la póliza en vigor. Quizás los servicios más destacables sean la asistencia para la elaboración del testamento y el asesoramiento jurídico sobre el testamento vital. Además, es cada vez más frecuente encontrar servicios dedicados a la gestión del borrado de la vida digital del asegurado en caso de fallecimiento

La mayoría de las pólizas también incluyen en sus coberturas la tramitación de diversas gestiones relacionadas con el fallecimiento, que abarcan desde la gestión de los trámites burocráticos y legales que supone una defunción, hasta el servicio de asesoramiento fiscal para gestionar el Impuesto de Sucesiones o el asesoramiento legal para guiar a la familia en asuntos que no suelen ser fáciles, como el testamento del fallecido.

 

Compara ofertas antes de contratar un Seguro de Decesos

No obstante, en los Seguros de Decesos, como en el resto de pólizas, es necesario comparar entre la gran cantidad de ofertas para conseguir una póliza a la medida y al mejor precio. Contratar un Seguro de Decesos barato con aseguradoras de confianza y unos servicios de calidad, requiere de tiempo para contrastar las diferentes opciones que ofrece el mercado. En este sentido resultan de gran ayuda herramientas como nuestro comparador de seguros, con el que te ayudamos a encontrar la póliza que necesitas a un precio más barato.

5 razones para contratar un Seguro de Decesos
5 (100%) 6 votos
Seguros de Decesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *