¿Se puede pagar un préstamo hipotecario o un crédito con el Seguro de Vida?

Adelantarse al futuro y prevenir lo que pueda pasar, permite que situaciones difíciles no se conviertan en un serio problema económico para la familia. Nadie sabe cuándo llegará su hora, pero se adivinan las dificultades que supone perder un sueldo en casa. Y más cuando hay que pagar un préstamo hipotecario o un crédito. ¿El Seguro de Vida puede ser la solución? Sin duda.

 

Pagar un préstamo hipotecario con el seguro de vida

 

Una de las razones para contratar un Seguro de Vida puede ser precisamente esa: garantizar el pago de un préstamo hipotecario o de un crédito que, en caso de que el asegurado faltase, supondría una losa para la economía familiar.

Estos Seguros pueden darte una mayor tranquilidad en caso de que hayas suscrito un préstamo y te preocupe que esa deuda pueda suponer un problema en caso de que suceda alguna desgracia que te impida seguir pagando las cuotas.

 

El Seguro para amortizar hipotecas y cubrir créditos

Entre los Seguros que garantizan un capital en caso de fallecimiento, encontramos un tipo de pólizas muy recomendable en caso de que el asegurado vaya a suscribir un crédito a largo plazo.

Si suscribes un préstamo para un negocio o acabas de pedir una hipoteca, existe la posibilidad de contratar un Seguro de Amortización de Préstamos que funciona de forma similar a un Seguro de Vida, aunque con algunos matices.

 

deuda de prestamos personas e hipotecas

 

El Seguro de Amortización de Préstamos es un producto asegurador con el que la aseguradora se compromete a asumir el pago de una cantidad pendiente de amortizar por parte del asegurado, si se produce alguna de las contingencias previstas en el contrato, como puede ser una situación de invalidez que le impidiera trabajar o el fallecimiento del asegurado.

Es una póliza que permite amortizar la hipoteca y pagar la deuda pendiente de un préstamo, liberando de esa carga a los familiares.

 

Un Seguro para la amortización del préstamo hipotecario

Se trata de una póliza especialmente indicada al suscribir un crédito hipotecario. La hipoteca de una casa es un préstamo a muy largo plazo, con importantes cantidades comprometidas y que, en muchos casos, tienen como garantía la vivienda familiar.

Este Seguro permite amortizar la hipoteca si se produce una desgracia. En caso de fallecimiento o invalidez, el banco recibe el capital pendiente y queda amortizado el préstamo hipotecario, de forma que los seres queridos del asegurado no tienen que preocuparse de las cuotas hipotecarias de la vivienda.

Así, la familia consigue un respiro que ayudará a normalizar su situación y se aleja definitivamente el riesgo de un posible desahucio, en caso de que el otro miembro principal de la familia no pudiera hacer frente a estos gastos.

 

La doble protección del Seguro de Amortización de Préstamos

Hay que destacar que este Seguro de Vida es interesante para el titular de la póliza, pero también para la entidad que otorga el préstamo, ya sea una hipoteca o cualquier otro crédito.

Estas pólizas siempre ofrecen una doble protección, ya que no sólo cubre a la persona que solicita un crédito ante un suceso que le impediría cumplir con la devolución del importe, sino que garantiza a la entidad financiera que el Seguro responderá de ese préstamo hipotecario o crédito bancario en los supuestos que figuren en la póliza.

 

Tipos de Seguros de Amortización de Préstamos

Según cómo fluctua el capital asegurado, podemos diferenciar dos tipos de Seguros de Amortización de Préstamos.

  • Cuando el capital asegurado corresponde con el importe del crédito, en cuyo caso disminuye conforme se amortiza el préstamo y tiene un plazo de cobertura que es igual al del plazo del crédito que cubre.
  • Cuando el dinero asegurado es fijo a lo largo del periodo de duración del contrato del Seguro, en cuyo caso la aseguradora pagará a la entidad financiera la cantidad pendiente de amortizar si se produjera el fallecimiento o la invalidez del asegurado, y el dinero que sobre se pagaría a las personas designadas como beneficiarias en la póliza.

 

Los Seguros de Protección de Pagos para afrontar las cuotas hipotecarias

Los riesgos que supone firmar un préstamo hipotecario se pueden cubrir de diversas formas y no siempre están asociados al fallecimiento o una situación de invalidez de una persona. Por ejemplo, si una persona se queda en paro y la situación de desempleo se prolonga durante unos meses, puede hacerse insostenible el pago de las cuotas hipotecarias durante un tiempo.

 

seguro de vida en la firma del préstamo hipotecario

 

Hay un tipo de Seguro que relacionado con la concesión de préstamos hipotecarios que se ajustan a estas circunstancias. Son los Seguros de Protección de Pagos.

Aunque no cubren la totalidad del plazo del préstamo, permiten que el deudor pueda mantenerse al día del pago de las cuotas del préstamo hipotecario durante un tiempo establecido en la póliza.

 

Cómo funciona un Seguro de Protección de Pagos

Los Seguros de Protección de Pagos garantizan que, en caso de desempleo o incapacidad temporal del asegurado, la aseguradora asumirá el pago de sus cuotas a la entidad financiera.

El Seguro ofrece cobertura mientras dure esa situación y hasta un máximo de cuotas mensuales del préstamo. Las condiciones del contrato establecerán las mensualidades cubiertas por la póliza.

Ese colchón económico le da un respiro al titular del préstamo y un tiempo en el que puede recuperar esos ingresos que le permitían cumplir con el pago del crédito hipotecario.

Los Seguros de Protección de Pagos pueden incluirse como coberturas adicionales en los Seguros de Vida para la amortización del préstamo, aunque también se comercializan individualmente.

 

Si pides un préstamo hipotecario, piensa en un Seguro de Vida 

Como ves, los Seguros ofrecen más de una forma de cubrir las deudas generadas por la concesión de un préstamo hipotecario o un crédito personal. Ahora que el mercado hipotecario vuelve a crecer, los Seguros de Vida vinculados a la hipoteca vuelven a ser una alternativa recomendable para aquellas familias que quieren comprar una casa y solicitan una hipoteca.

 

Seguro de protección de pagos

 

Como ya hemos comentado en este blog, no es obligatorio contratar un Seguro de Vida cuando se solicita una hipoteca, aunque sí es aconsejable.

De hecho, cada año los Seguros de Vida cubren el pago de unos 2.500 préstamos hipotecarios, como consecuencia de la muerte o invalidez de una persona que tuvo la prevención de hacerse estos Seguros.

En este post encontrarás más razones e información para contratar Seguros de Vida vinculados a hipotecas. No obstante, si buscas asegurar la tranquilidad del futuro de tu familia con una póliza que cubra tus préstamos, podemos ayudarte a contratar un Seguro de Vida económico y a medida, para este tipo de casos. Si acabas de firmar un préstamo o una  hipoteca, quizá sea el momento de hacerse un Seguro.

¿Se puede pagar un préstamo hipotecario o un crédito con el Seguro de Vida?
4.8 (96%) 5 votos
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *