10 Consejos para conducir un camión en invierno con seguridad

Cuando los primeros fríos se empiezan a sentir en las carreteras, acompañados del hielo, la nieve, el viento y la lluvia, los transportistas deben extremar la precaución y, muchas veces, armarse de paciencia. No es fácil conducir un camión en invierno bajo circunstancias climatológicas adversas que aumentan el riesgo de tener averías o sufrir una salida de la vía.

 

Conducir un camion en invierno

 

Los camioneros que deben realizar rutas de larga distancia durante la época invernal, a veces por carreteras nevadas y a bajas temperaturas, no tienen más remedio que aumentar la dósis de prudencia y sentido común al volante. 

Además, los fríos invernales ponen a prueba el buen mantenimiento del camión y la capacidad de los transportistas de prevenir situaciones adversas, preparando cada viaje e informándose del estado de las carreteras y las condiciones meteorológicas.

Todas las precauciones que se tomen son pocas, ya que un descuido puede salir muy caro. No sólo porque el riesgo de sufrir un siniestro es mucho mayor, sino porque el transportista es el responsable de la mercancía que transporta en su camión y tendrá que responder ante sus clientes por los retrasos en la entrega o cualquier percance que afecte a la carga. En este sentido, puede que te interese saber más sobre los Seguros de Mercancías y sus coberturas.

El invierno no suele ser buen compañero de viaje y por eso desde Turboseguros.com queremos ofrecerte estos 10 consejos y recomendaciones que pueden ayudar a los camioneros que deban realizar rutas por carreteras heladas o cubiertas de nieve, bajo el frío invernal.

 

1. El mantenimiento del camión es fundamental en invierno

El mantenimiento del camión es siempre importante, pero cuando llegan el frío y la nieve es clave que el vehículo esté en perfecto estado. Es importante que tu máquina esté preparada para soportar las más extremas condiciones de frío y no te deje tirado en medio de la carretera bajo un temporal.

Conviene revisar el líquido de frenos y los niveles de anticongelante del camión cada cierto tiempo en los meses invernales, ya que las condiciones de la carretera a bajas temperaturas exigen al vehículo una respuesta eficaz.

Además, si tienes que cambiar el aceite del motor, ten en cuenta que el aceite semi-sintético o sintético es el mejor para conducir en estas fechas, ya que soporta mejor las bajas temperaturas que los aceites minerales y ayudará a mantener el motor en perfectas condiciones a pesar del frío.

 

2. Infórmate sobre el estado de las carreteras

Estar bien informado ayuda a los transportistas a preparar mejor la ruta. Es importante consultar la previsión meteorológica antes de iniciar un viaje de larga distancia o circular por carreteras de montaña o en áreas aisladas.

 

conducir camiones con nieve

 

De igual forma, es importante permanecer atento a las indicaciones de autopistas y autovías, y a los avisos que puedan llegar por radio o redes sociales, de la Guardia Civil de Tráfico o del personal de mantenimiento. 

Si la ruta transita por zonas con una meteorología adversa, puede que sea conveniente cambiar de carretera o incluso retrasar el viaje si se prevé una situación especialmente complicada. Piensa que un rodeo de unas horas o detener el camión en un parking vigilado para camiones durante una nevada, siempre es mejor que quedarse atrapado en carretera en medio de la nieve.

Cuando viajes en camión en invierno por carreteras afectadas por el frío, la nieve y el hielo, informa a tu empresa de la ruta, destino y hora estimada de llegada. Es importante que, en caso de que surjan problemas, haya alguien que sepa dónde puede haberse quedado atrapado.

 

3. Comprueba los neumáticos del camión 

Uno de los elementos de seguridad fundamental para un vehículo pesado son los neumáticos del camión. Y en circunstancias adversas, lo es aún más.

Por eso es importante comprobar el buen estado de los neumáticos y las ruedas del remolque del camión. En invierno es frecuente encontrar placas de hielo o nieve en el asfalto, por eso es importante que tengan el dibujo en perfectas condiciones. 

Además, hay que tener especial cuidado de que los neumáticos del camión tengan la presión correcta, según la carga. La adecuada presión de los neumáticos alargan su vida, permiten optimizar el consumo de combustible y hacen que la conducción del camión sea más segura, sobre todo en circunstancias difíciles.

 

4. Llena el depósito y ten la calefacción del camión a punto

Cuando es necesario atravesar una nevada con el camión es muy importante no quedarse sin combustible en medio de la carretera. En esas condiciones, hay que estar preparado para cualquier retraso en la marcha o incluso puede que tengas que pasar la noche en el camión, hasta que afloje la ventisca y las máquinas quitanieves despejen la calzada. 

Por eso es muy importante ser precavido y salir a carretera con el depósito lleno. Además, en condiciones de frío extremo se recomienda mantener el depósito en niveles altos para evitar la congelación de la línea de combustible del camión.

También es clave revisar el funcionamiento de los sistemas de calefacción del camión, que nos mantendrán a la temperatura más adecuada mientras conducimos y puede ser esencial durante las horas de descanso o en situaciones menos previsibles, como vernos atrapados en el vehículo como consecuencia de una tormenta de nieve.

 

5. Las cadenas del camión y los cables de la batería

Este consejo es bastante obvio, pero no está de más recordarlo: Si vas a circular por zonas con hielo o nieve, procura llevar siempre las cadenas para la nieve en tu camión para ganar en estabilidad sobre la calzada y evitar accidentes. Es más, es posible que transitar por carreteras de montaña bajo la nieve dependa de llevar las cadenas del camión o no.

 

Carreteras de montaña - conducir un camion en invierno

 

Otro elemento que no suele faltar en la cabina de un camión son los cables de batería. No obstante, resultan aún más necesarios en la temporada invernal ya que el frío descarga las baterías. Por eso es importante llevarlas en ruta por si te quedas tirado y necesitas usarlos.

 

6. Descansar antes de conducir el camión con frío

Hemos hecho hincapié en el mantenimiento del camión, pero también es importante que el transportista al volante esté en las mejores condiciones para conducir.

En este sentido, guardar las horas de descanso e intentar aprovechar los tiempos de parada para descansar adecuadamente, es más importante de lo que parece. En este post hablamos sobre cómo el cansancio afecta a los camioneros y los riesgos de la fatiga durante la conducción.

En invierno, cuando la carretera exige estar al 100%, conducir fatigado o cansado es peligroso. Si quieres un buen consejo: duerme lo necesario antes de coger el volante en invierno, porque la ruta se puede complicar y conviene estar despejado.

 

7. En frío, arranca el camión con precaución

Si has pasado la noche en tu camión, soportando las gélidas temperaturas invernales, a la mañana siguiente debes tener cuidado al poner en marcha el vehículo.

Es aconsejable arrancar el camión y dejarlo unos minutos al ralentí para que el motor alcance la temperatura óptima para ponerse en marcha. 

Si aceleras la tractora de golpe, los fluidos que protegen los elementos de fricción puede que estén demasiado fríos y, sin saberlo, estés forzando el motor sin necesidad y acortando su vida útil.

 

8. Cuidado con el hielo en la carretera

En invierno, el viento o la nieve pueden acompañarte durante el viaje, pero si hay que destacar un elemento especialmente traicionero en la época invernal es el hielo. Las placas de hielo en la carretera pueden darte un buen susto y dejarte tirado en la cuneta.

 

hielo en la carretera - conducir un camion en invierno

 

Para no tener ningún percance es preciso que dediques toda la atención a la carretera. Si la temperatura baja de 0º, ponte en alerta porque las posibilidades de que se forme hielo en la vía aumentan, sobre todo en umbrías, bajo puentes y en intersecciones. 

Toma precauciones, aumenta la distancia de seguridad y adapta la velocidad a las condiciones de la vía.

 

9. En caso de avería, ten paciencia

A pesar de todas las precauciones, una avería puede dejarnos tirados en medio de la autopista. Y en condiciones meteorológicas adversas, la situación puede incluso entrañar algún riesgo que debemos evitar en la medida de lo posible.

En caso de avería, la prioridad pasa por situar el camión en una zona segura, donde no obstruya el paso de vehículos y, muy importante, hacernos ver. Hay que señalizar el vehículo poniendo especial atención en la colocación de los triángulos de emergencia al menos a 50 metros del camión. Antes de nada, debemos llevar siempre puesto el chaleco reflectante y ser muy precavidos en estas maniobras.

No olvides que las malas condiciones de adherencia y visibilidad que pueden darse bajo la lluvia o la niebla invernal afectan también al resto de vehículos. Una vez señalizado el camión, ponte en contacto con el servicio de emergencias de tu aseguradora y espera en un lugar seguro a que llegue la asistencia en carretera del camión.

 

10. Si te quedas atrapado en la nieve no salgas del camión

En situaciones de grandes nevadas, puedes quedar atrapado en medio de la tormenta de nieve. En esos casos, lo más prudente es quedarse con la cabina del camión, que nos proporciona un refugio temporal en medio de la ventisca y facilita nuestra localización. Da aviso a los servicios de emergencias y comunícales tu situación para que puedan ayudarte.

 

accidente de camion - asistencia en carretera para camiones en la nieve

 

Si se hace de noche, es mejor mantener la luz interna encendida si es posible. Piensa que sólo utiliza una pequeña cantidad de electricidad y hará que sea más fácil localizarte para los servicios de asistencia en carretera.

Una de las cosas importantes que debemos tener en cuenta si quedamos atrapados en el camión es que el tubo de escape no debe estar obstruido con nieve, hielo o barro. Un tubo de escape bloqueado podría causar que el gas mortal de monóxido de carbono entre en la cabina con el motor en marcha. Eso sería fatal.

Para hacer frente al frío, la mayoría de los camioneros llevan buenas mantas zamoranas en el camión. Cuando nos quedamos bloqueados es cuando más se agradecen. No obstante, puedes dosificar el combustible y arrancar el camión por momentos para caldear la cabina con la calefacción del vehículo durante el tiempo suficiente para elevar un poco la temperatura. 

 

Un último consejo: elige un buen Seguro

Como ves, la carretera esconde muchos riesgos. Y por eso es importante contar con la protección de un buen Seguro para Tractora y Remolque que ofrezca soluciones a situaciones como una avería en carretera o un golpe que dañe nuestro camión o la mercancía.

Trabajando sobre las ruedas de un camión es importante sentirse protegido por una aseguradora especializada. Por eso te recomendamos que pruebes nuestro calculador de Seguros para Camiones para conseguir un presupuesto a medida y al mejor precio.  Ademas, nuestros asesores responderán a todas las dudas y te ayudarán a dar con el Seguro para Camión más barato y que mejor se adapte a ti.

10 Consejos para conducir un camión en invierno con seguridad
5 (100%) 3 votos
Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *