Conducir sobre nieve: Cómo poner las cadenas del coche

Con la llegada del invierno, es probable que nos sorprenda alguna nevada y sea necesario utilizar cadenas en algunos tramos de carretera. Con nieve y hielo sobre el asfalto, hay que extremar la precaución y preparar bien el viaje, porque puede que tengamos que atravesar rutas en las que sea obligatorio el uso de cadenas para la nieve. Por eso es importante llevarlas en el vehículo y saber cómo poner las cadenas del coche.

 
poner las cadenas del coche para conducir por la nieve
 

La mayoría de los conductores españoles tiene problemas para montar las cadenas del coche. Las nevadas no son frecuentes en la mayor parte del territorio y no todo el mundo sabe cómo hay que montar las cadenas en carreteras nevadas y qué precauciones hay que tener para conducir con seguridad sobre la nieve.

Para todos ellos, estos consejos pueden resultar muy útiles.

 

Poner las cadenas del coche, paso a paso

Si tienes que atravesar una carretera con cadenas, lo primero que debes tener en cuenta es no olvidarte de ellas. En ocasiones, la climatología adversa hace que la carretera sea intransitable sin las cadenas del coche y la Guardia Civil te puede obligar a ponerlas. Y, si no las llevas, tendrás que dar la vuelta.

 

0. Tipos de cadenas para la nieve

Otra cosa que debes tener en cuenta antes de salir a la nieve con el coche, es que hay diversos tipos de cadenas para la nieve:

 

Cadenas de eslabones

Son las cadenas de toda la vida, que recorren las ruedas del coche con eslabones. Son las más comunes y los modelos más baratos se pueden conseguir desde 20 euros. Estas son las cadenas cuyo montaje te explicaremos a continuación.

 

Cadenas de tela

Las cadenas de tela son una especie de funda que rodea la rueda y permite conducir sobre la nieve sin vibraciones. Su montaje es sencillísimo: sólo hay que cubrir la rueda y desplazar un poco el coche para terminar de abarcar todo el neumático. Además, su precio también es económico, entre 40 y 100 euros.

El problema de las cadenas de tela es que se desgastan mucho más deprisa que las de eslabones y, si se conduce con ellas sobre asfalto sin nieve, se rompen enseguida.

 

Cadenas semiautomáticas

Son las cadenas más seguras, pero también las más caras y complicadas de montar. De hecho, las cadenas semiautomáticas se suelen poner en talleres. Constan de un disco que se queda fijo en los tornillos de la rueda, mientras que la cadena se sujeta fácilmente a los tornillos cuando la necesitemos.

Están recomendadas para quienes están muy expuestos a carreteras con nieve durante mucho tiempo en el invierno.

 

¿El spray para nieve puede sustituir a las cadenas?

Mucha gente cree que el spray para nieve es la forma más fácil y barata de “poner las cadenas al coche”, y en realidad es no así.

De hecho, en carreteras en las que el uso de cadenas es obligatorio no te permitirán pasar por mucho spray que le des a las ruedas.

Estos sprays de nieve sólo sirven para situaciones en los que necesitamos adherencia extra en el neumático, como subir una pequeña rampa con nieve o hielo, por poner un ejemplo. Pero su uso debe ser muy puntual, porque daña el neumático.

 
Calcula el precio del Seguro de Coches
 

Vistos los tipos de cadenas para la nieve, te toca a tí decidir cuál es la que te puede resultar más útil.

En cualquier caso, lo importante es que las lleves en el coche y, si te ves en la necesidad de utilizarlas, no debes preocuparte por el montaje. Es probable que tu juego de cadenas tenga instrucciones para ese modelo concreto.

Aunque si no es así, te contamos cómo colocar las cadenas para la nieve en tu coche, paso a paso.

 

1. Elige un lugar adecuado para montar las cadenas del coche

Si nos vemos obligados a ponerle cadenas al coche, lo primero que debemos hacer es elegir un lugar seguro donde podamos detener el vehículo y montar las cadenas del coche con seguridad.

 
Colocar las cadenas del coche en la nieve.
 

Busca un lugar apartado de la circulación, en el que no haya rampas ni baches, de forma que puedas colocar las cadenas de una forma más cómoda.

Por cierto: ¿llevas guantes? Que no se te olviden llevar guantes para el frío en el coche si vas a la nieve. Manipular la cadena con frío y nieve en las manos puede resultar muy complicado…

 

2. Poner las cadenas en las ruedas de tracción

Una vez tengamos el vehículo en posición, hay que poner las cadenas en las ruedas de tracción del coche. Normalmente son las ruedas delanteras, aunque hay vehículos, como los 4×4, que tienen tracción a las cuatro ruedas y precisan de cadenas en las cuatro.

Si no estás seguro de qué ruedas son las que tienen tracción, es conveniente que consultes el manual de tu coche antes de empezar la instalación. O colocar las cadenas en las cuatro ruedas, que también es una buena opción.

 

3. Coloca las cadenas en las ruedas del coche

Al colocar las cadenas en las ruedas, hay que dejar totalmente estirada la cadena y pasar un extremo por detrás del neumático. Debes tener cuidado de que no se enganche con la rueda, de forma que la cadena pueda correr con facilidad.

Después, hay que levantar los extremos de la cadena y engancharlos en el centro de la rueda, intentando que esté centrada con respecto a la llanta del coche.

 

4. Tensar las cadenas para sujetar la rueda

Una vez tenemos rodeada la rueda con cadenas, hay que cerrarlas con una cadenilla de agarre, que suele tener un color llamativo.

El último paso para poner las cadenas del coche es tensar los eslabones, para lo cual se usa un tensor que incorporan estos dispositivos y que debemos apretar con fuerza. Es importante que las cadenas del coche queden lo más tensas posible.

Luego hay que enganchar la cadenilla de color a cualquier extremo de la cadena principal tras pasarla por el tensor, y tus cadenas estarán listas para surcar la nieve.

Por si te ha quedado alguna duda, te proponemos este vídeo donde, en apenas tres minutos, te explican cómo poner las cadenas del coche para salir a la nieve, con algún consejo de montaje que te puede ser muy útil:

   

5. Cómo quitar las cadenas del coche

Para quitar las cadenas del coche sólo hay que desabrochar la cadenilla de agarre del tensor y desmontarla, siguiendo estos mismos pasos a la inversa.

Eso sí, es recomendable quitar las cadenas cuando termine el tramo con nieve ya que el recorrido de frenada será mayor.

Además, como consejo de mantenimiento, conviene no olvidar lavarlas y secarlas antes de guardarlas para evitar que se dañen con la sal que hayan cogido en la carretera.

 

Conducir con cadenas sobre la nieve

Las cadenas del coche proporcionan un mejor agarre a tus neumáticos sobre la nieve. Sin embargo, conducir con cadenas exige una mayor precaución y estar pendiente en todo momento de que no las pierdes por el camino.

 
conducir con cadenas sobre nieve
 

De hecho, lo primero que debes hacer antes de ponerte en ruta es comprobar que no se sueltan los enganches de la cadena al poner en marcha el coche. Recorre unos metros y mira si la rueda está bien agarrada.

Ya en carretera, recuerda que un coche con cadenas no debe circular a más de 50 km/h, y evita los acelerones y las frenadas bruscas.

Porque, aunque lleves cadenas, podrías perder adherencia en las ruedas, patinar sin control y tener un serio accidente.

 

Consejos útiles para conducir sobre nieve en invierno

Al conducir en invierno estamos más expuestos a las inclemencias del tiempo. El frío, la nieve y las heladas pueden hacer acto de presencia durante el viaje y es importante estar preparados para que estos factores meteorológicos no afecten a nuestra conducción.

¿Cómo prevenir los problemas en los viajes por carretera en invierno? Basta con aplicar la precaución, antes y durante el trayecto.

 

Tener el coche a punto es fundamental

Si tienes que viajar en coche en el invierno, la primera recomendación que te damos es comprobar el estado del vehículo antes de salir a la carretera.

Un automóvil a punto es la mejor manera de evitar averías, sobre todo cuando las inclemencias del tiempo ponen a prueba la mecánica de nuestro coche. En este sentido, puede resultar muy útil estos consejos para el mantenimiento del coche en el que te contamos qué elementos debes vigilar para tener a punto tu vehículo.

Además, hay que estar preparado ante cualquier imprevisto, sobre todo cuando circulamos en invierno y podemos encontrarnos con nieve durante el camino. Por eso, en nuestro vehículo no debe faltar:

  • La rueda de repuesto a la presión necesaria y herramientas para su colocación
  • El chaleco reflectante, por si tenemos que salir a la carretera.
  • Los triángulos de señalización, fundamentales para señalizar averías.
  • Y, por supuesto, si vamos a circular por zonas de montaña, no olvidar las cadenas del coche, aunque la DGT también recomienda utilizar neumáticos de invierno en estas vías.
 

Prepara tu viaje con antelación

Si vas a salir de viaje conviene informarse de la ruta y estar al tanto de las de las condiciones de la circulación y la climatología que te acompañará en ruta.

 
Carretera nevada - conducir con nieve
 

Además, buscar posibles itinerarios alternativos puede sacarnos de un lío si nos encontramos problemas en la carretera.

Al planificar el viaje siempre es mejor optar por las carreteras que soportan menor densidad de tráfico y viajar en las horas de menos afluencia de coches. No obstante, la DGT recomienda conducir preferentemente durante la mañana o la tarde, ya que la conducción nocturna produce fatiga y somnolencia.

 

El descanso durante el viaje

Parece obvio, pero es necesario recordar que un conductor cansado tiene más posibilidades de tener un accidente. Por eso, la víspera del viaje es conveniente descansar lo suficiente para conducir relajado y sin que aparezca el sueño durante el trayecto.

Si tenemos que hacer viajes largos y en condiciones climatológicas adversas, hay que procurar parar cada dos horas para descansar un poco y estirar las piernas. En cualquier caso, si notamos cualquier síntoma de cansancio, lo mejor es detener el coche y descansar. En estos trayectos lo importante es llegar, y no es recomendable ponerse tiempos ni distancias.

 

Cómo conducir sobre nieve: marchas largas y conducción suave

Al conducir sobre nieve o con el asfalto helado, hay que redoblar la precaución, reducir la velocidad y estar muy atentos al volante.

 
Conducir sobre nieve
 

Si transitamos por una carretera con nieve es mejor conducir con marchas largas. Esto mejorará la tracción del coche y evitará, entre otras cosas, que el coche patine con frecuencia.

Bajo la nieve, la conducción debe ser suave para evitar que el coche pueda deslizarse sin control y acabemos teniendo un accidente. No hay que girar el volante con fuerza y, aún menos, presionar bruscamente el freno y el acelerador. Por ejemplo, para frenar podemos utilizar el freno motor del coche, cambiando las marchas y reduciendo con el acelerador.

Si llevamos puestas las cadenas, tendremos una mayor adherencia, pero no por eso hay que confiarse. Reduce la velocidad a menos de 50 km/hora y mantén una conducción prudente y sin acelerones ni movimientos bruscos.

En caso de que, en vez de un coche, estés al volante de un vehículo pesado, como un camión o una furgoneta, este post con consejos para conducir un camión en invierno te puede resultar muy útil.

 

Comida, gasolina y baterías por si quedas atrapado en la nieve

En cualquier trayecto en coche, es importante evitar las comidas copiosas durante el viaje y no tomar bebidas alcohólicas. Pero si además atravesamos carreteras de montaña en las que podemos encontrar condiciones climatológicas muy adversas, hay que estar preparados: Nunca se sabe si algún percance nos hará estar parados durante horas en mitad de una carretera.

 
 

Si transitamos por zonas con nieve es fundamental que llevemos el depósito lleno de gasolina para no quedarnos tirados. Además, conviene llevar provisiones de comida, la batería del teléfono móvil cargada y ropa de abrigo.

Si nos topamos con una gran nevada, podemos quedar atrapados en la carretera por la nieve sin poder movernos. En esas situaciones, tener el móvil cargado y combustible en el depósito es fundamental para sobrellevar las horas de espera mientras la máquina quitanieves hace su trabajo.

 

Cuenta con tu aseguradora: la Asistencia en Carretera

Finalmente, ten presente que tu Aseguradora puede ayudarte si hay problemas. La Asistencia en carretera de tu Seguro de Coche te puede sacar de más de un aprieto si te quedas tirado en medio de una nevada o tienes una avería en plena ruta.

Consulta las coberturas y servicios que están incluidos en tu póliza y no olvides tener a mano el teléfono de contacto de la Asistencia en Carretera por si sucede cualquier incidente o hay que llamar a una grúa.

Además, no olvides que en nuestra Correduría de Seguros podemos ofrecerte la mejor protección al mejor precio para tu vehículo y calcular Seguros de Coche baratos con la cobertura que necesitas. Para que viajar sobre la nieve, con cadenas o sin ellas, sea más seguro para ti y los tuyos.

Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *