No todas las furgonetas son iguales a ojos de nuestro seguro

Las furgonetas han evolucionado mucho. De ser un vehículo fundamentalmente destinado a la carga de mercancías para uso profesional, ahora podemos encontrar furgonetas de tamaños diversos, a las que se dan multitud de usos: sirven para llevar de un lado a otro a la familia, nos solucionan el día a día en nuestro negocio, hacen las funciones de un taxi adaptado o son una más de una gran flota de distribución en una gran empresa.

seguros para todo tipo de furgonetas

En cualquier caso, todas ellas necesitan de un seguro para poder circular y las compañías de seguros han tenido que adaptar su producto para ofrecer las coberturas más adecuadas al perfil de cada usuario, teniendo en cuenta las características particulares de estos vehículos. De esta forma, a la hora de calcular el seguro de furgoneta para sus clientes, las aseguradoras diferencian tres tipos de furgonetas:

  • Furgón / Furgoneta: es el más común. Hablamos del típico vehículo que, por lo general, está dirigido a un uso profesional para el transporte de mercancías y que se caracteriza por que la cabina esta integrada en su carrocería. Por sus características, es el más adecuado para el reparto de productos, aunque puede transportar hasta nueve personas incluyendo el conductor, lo que abre el abanico de posibilidades para su uso.
  • Derivado de Turismo: Estos vehículos son coches que tienen las mismas características de un turismo, pero la distribución de asientos es distinta. De hecho, solo cuentan con una fila de asientos y utilizan el espacio de los asientos traseros como un enorme maletero para el transporte de mercancías. Estos coches tampoco suelen tener ventanas en los laterales traseros y los fabricantes que realizan modelos derivados de turismo suelen modificar la parte trasera de estos coches para facilitar la carga.
  • Vehículo mixto adaptable: Son vehículos que no están dedicados exclusivamente al transporte de mercancías y pueden llevar simultáneamente a personas y mercancías, siempre que estén separadas. En este tipo de vehículos, utilizados fundamentalmente para pequeños negocios o flotas comerciales, se puede sustituir el lugar reservado para la carga por asientos para personas y dejar un espacio más reducido para los bultos, separado por una mampara.

Seguros de furgoneta adaptados a su uso

Otra característica fundamental que se tiene en cuenta a la hora de calcular el seguro para tu furgoneta es el uso que se le va a dar. No son iguales los riesgos que afectan a un vehículo comercial de reparto que los que puede sufrir una familia que usa la furgoneta para salir de excursión los fines de semana o el que utiliza el furgón como taxi transportando personas y equipajes bajo su responsabilidad, por poner algunos ejemplos.

En la documentación del vehículo, las furgonetas son catalogadas como:

      • De uso público: En el que se realiza el transportes para terceros.
      • De uso particular: Es para transportes de la propia persona o empresa

Además, las aseguradoras tienen en cuenta la actividad que se desarrolla en estos vehículos a la hora de diseñar el seguro que más se ajusta a las necesidades de cada cliente, con coberturas específicas que responden a las necesidades de todo tipo de conductores de furgonetas y se ajustan a todos los bolsillos. Seguros para autónomos, para particulares, seguros de flotas, seguros que cubren la carga… la oferta es cada vez mayor. Por eso, a la hora de buscar un seguro para furgoneta, te recomendamos que utilices un las herramientas que ofrece Turboseguros para encontrar la opción que más te conviene y calcular el seguro de furgoneta con el apoyo y asesoramiento de un equipo de expertos a tu disposición.

No todas las furgonetas son iguales a ojos de nuestro seguro
5 (100%) 3 votos
Seguros de Furgoneta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *