¿Qué es el Seguro de Rentas Vitalicias y cómo funciona?

Una de las posibilidades que ofrecen el Seguro de Vida Ahorro es la de facilitar un vehículo con el que asegurar una paga extra que puede ser muy necesaria llegada la edad de jubilación. Esta modalidad se denomina Seguro de Rentas Vitalicias y, como su nombre indica, permite asegurar un dinero que complementará la pensión en el futuro, hasta el momento del fallecimiento.

 

Seguro de rentas vitalicias

 

El Seguro de Rentas Vitalicias es una interesante forma de transformar los ahorros de toda la vida en una paga o renta que el tomador del Seguro recibirá puntualmente hasta su fallecimiento.

Además, es un Seguro que tiene cierta aceptación entre las personas que se preocupan por su futuro en España. Según datos de UNESPA, más de 2,2 millones de asegurados tienen este tipo de Seguros de Ahorro, que acumulan un volumen que ronda los 87.259 millones de euros.

Por otro lado, anualmente cerca de 18.000 personas en España transformaron parte de su patrimonio en estas rentas vitalicias. Un patrimonio que en buena medida procedía de la venta de algún activo en propiedad, fundamentalmente una vivienda o cualquier otro tipo de inmueble, pero también fondos de inversión o acciones.

 

Qué es un Seguro de Rentas Vitalicias

Un Seguro de Rentas Vitalicias es una póliza que garantiza con el pago de la prima que el titular recibirá una renta periódica en un momento de su vida, y hasta su fallecimiento.

 

Seguro de vida ahorro

Partiendo de esta fórmula, las rentas vitalicias se definen como productos de desacumulación de ahorro porque convierten un ahorro previamente constituido, en un flujo de pagos periódicos, regulares y vitalicios.

Por un lado, en el momento de la contratación del Seguro se puede establecer el pago de una única aportación de capital o prima única, o se puede determinar el abono de varias primas.

 

Ahorro, rentas y un Seguro de Vida

Además, en este tipo de Seguros de Vida Ahorro no sólo se garantiza al asegurado una renta periódica de por vida, sino que se puede contratar la cobertura por fallecimiento, como un Seguro de Vida Riesgo. De esta forma, en caso de fallecimiento del titular de la póliza, los beneficiarios podrán recibir el capital asegurado en la póliza o un porcentaje, según lo que estipule el contrato.

Como en el resto de pólizas, una vez abonada la prima, el Seguro de Rentas Vitalicias garantiza la cobertura contratada hasta el fallecimiento. Así, llegado el momento pactado, que suele coincidir con la jubilación efectiva, o a partir del mismo momento de su contratación si así se establece, se empieza a percibir una renta periódica durante toda la vida del asegurado.

Además, la renta garantizada por contrato suele ser una renta periódica vitalicia mensual, aunque también puede ser trimestral o anual. La cuantía de estos pagos dependerá del capital total aportado por el tomador de la póliza, así como de la rentabilidad que ofrezca el Seguro en las condiciones de la póliza.

En este sentido, lo habitual es que el dinero aportado al Seguro se invierta en productos de renta fija y bonos de deuda pública. Además, cabe destacar que estos Seguros cuentan con interesantes ventajas fiscales.

 

Características del Seguro de Rentas Vitalicias

Estas son las principales características que definen a las rentas vitalicias como una alternativa de ahorro a considerar:

 

Una renta garantizada para toda la vida

La principal característica de estos Seguros es que garantizan rentas vitalicias, como su propio nombre indica. No se limitan los pagos periódicos a una determinada edad; el Seguro asume ese riesgo y garantiza que cada mes, cada trimestre o anualmente, se abonará la renta contratada.

 

Mutualización del riesgo

Una de las características que definen a los Seguros de Rentas Vitalicias es la mutualización del riesgo. En este caso, el riesgo es la longevidad: el fallecimiento de titulares de estos productos que han percibido menos de lo aportado, posibilita que otros asegurados que alcancen más edad reciban sus rentas durante toda la vida, superando incluso el capital aportado.

 

Flexibilidad en las rentas vitalicias

Las aseguradoras son, en general, flexibles con el pago de las rentas que garantizan estos productos aseguradores.  Es posible que, en el momento de la contratación del Seguro, se planifiquen los pagos que recibirá el asegurado, estableciendo una renta inicial cuando acaba de jubilarse, que aumentaría años más tarde cuando el tomador prevé que aumenten sus necesidades por razones de edad (tratamientos, cuidadores, etc.).

 

La posibilidad de transferir las rentas vitalicias

Una de las modalidades de este tipo de producto, la renta vitalicia con reversión, está indicada para aquellas personas a las que les preocupa que su familia se quede sin ingresos suficientes cuando el Seguro deje de pagar la renta periódica como consecuencia de su fallecimiento.

La reversión de las rentas supone el compromiso de la aseguradora de pagar periódicamente la renta o un porcentaje de la misma a otra persona designada en el caso de que el beneficiario fallezca.

 

Capital asegurado para los beneficiarios en caso de fallecimiento

Otra de las opciones que podemos encontrar en los Seguros de Rentas Vitalicias es incluir la garantía de fallecimiento en el contrato. De esta forma, en caso de fallecimiento del asegurado, se garantiza una cantidad que percibirán los beneficiarios o herederos. Esta cantidad puede recibirse en un pago único y, habitualmente, se fija como un porcentaje de la prima aportada.

 

Un Seguro de Ahorro interesante para asegurar la jubilación

Dadas las características de los Seguros de Rentas Vitalicias, este producto de previsión es una alternativa interesante para asegurar un nivel de bienestar económico en el momento de la jubilación.

 

seguro de ahorro en rentas vitalicias

Muchas personas que tienen una hucha de ahorro al llegar a los 65 años, o que realizan la venta de un inmueble que les reporta los recursos, pueden contratar este Seguro y, además de sacarle una rentabilidad a sus ahorros, asegurar una renta periódica para el resto de su vida. Viva los años que viva.

 

Una alternativa al ahorro financiero

Las rentas vitalicias se conforman como un producto asegurador alternativo frente a otros productos financieros como pueden ser los fondos de pensiones.

En este sentido, la opción financiera para generar ahorro siempre tiene el riesgo de la rentabilidad, aunque ofrece más opciones de rescate que los Seguros de Rentas Vitalicias, que suelen ser más restrictivos en este aspecto.

Sin embargo, los Seguros de Rentas Vitalicias tienen como principales ventajas la garantía que asegura rentas de por vida y un ventajoso tratamiento fiscal que, a la larga, los puede hacer más rentables que los fondos de pensiones, por ejemplo.

 

Ventajas fiscales de los Seguros de Rentas Vitalicias

Uno de los principales atractivos del Seguro de Rentas Vitalicias es su ventajosa fiscalidad. Se trata de una modalidad de renta asegurada que contempla importantes exenciones fiscales, aunque estas varían en función de la edad a la que se ha contratado la póliza.

Se tributa únicamente por un porcentaje del dinero recibido:

  • Si tienes entre 40 y 49 años está exento de tributación un 65 %.
  • Si tienes entre 50 y 59 años, un 72 %.
  • Si tienes entre 60 y 65 años, un 76 %.
  • Si tienes entre 66 y 69 años, un 80 %.
  • A partir de los 70 años, un 92 %.

Las rentas vitalicias tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como rendimiento de capital mobiliario.

 

Rentas Vitalicias aseguradas para los mayores de 65 años

Además, contratar un Seguro de Renta Vitalicia tiene ventajas añadidas para los mayores de 65 años. Si una persona que ha superado esta edad vende patrimonio (vivienda habitual, fondos de inversión o acciones), quedarán exentas en el IRPF todas las ganancias que se generen por la venta de estos activos siempre y cuando se constituya con esta ganancia patrimonial una renta vitalicia asegurada.

 

Seguros de rentas vitalicias

 

Para aprovechar este incentivo, la normativa establece un plazo máximo de 6 meses para contratar el Seguro de Vida de Renta Vitalicia desde que se produjo la venta.

Además se fija un límite máximo de 240.000 euros para incluir esa ganancia en la exención fiscal. Si la venta sobrepasa ese límite y el vendedor que firma una renta vitalicia hubiera obtenido una ganancia mayor, esa diferencia tributará por el IRPF.

Esta medida permite a los mayores de 65 años no pagar por las plusvalías obtenidas con esa venta siempre y cuando reinviertan ese dinero en un instrumento financiero de renta vitalicia.

En definitiva, este tipo de Seguro de Vida Ahorro puede resultar interesante para aquellas personas que ya tienen una edad y cuentan con unos ahorros con los que pueden asegurarse un interesante complemento a su pensión.

Como vemos, los Seguros de Vida ofrecen múltiples soluciones para diferentes circunstancias, por eso es aconsejable comparar y buscar la póliza que mejor se adapte a ti. Y a veces, eso no resulta fácil. 

En nuestro comparador de Turboseguros.com te ayudan a calcular tu Seguro de Vida de entre una selección de ofertas de importantes aseguradoras y sus profesionales pueden asesorarte para encontrar ese seguro que necesitas, al precio más económico.

¿Qué es el Seguro de Rentas Vitalicias y cómo funciona?
5 (100%) 4 votos
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *