Pónselo fácil a tu seguro de coche: Declaración Amistosa de Accidentes

El coche se ha convertido en una herramienta que utilizamos día a día para ir a trabajar, para disfrutar de nuestro ocio, para viajar… y cada viaje que hacemos corremos el riesgo de sufrir cualquier percance. Un roce al coche de delante al salir de un aparcamiento o el típico un golpe provocado por un despiste o un frenazo inesperado, están a la orden del día. Afortunadamente, en la mayoría de las ocasiones se trata de pequeños accidentes que sólo ocasionan daños materiales y que los seguros resuelven con el conocido "parte amistoso": la Declaración Amistosa de Accidentes.

 

La declaración amistosa de accidentes agiliza la tramitación de los siniestros

La Declaración Amistosa de Accidentes es un sistema implementado por las aseguradoras para determinar de una forma ágil y amistosa la responsabilidad de un siniestro y tramitar en el menor tiempo posible las posteriores indemnizaciones o reparaciones. Desde 1988, el sector asegurador español gestiona los accidentes de tráfico con daños materiales mediante Convenios de Indemnización Directa (CIDE), fue entonces cuando nació esta normativa.

Para evitar largas esperas hasta que el siniestro sea tramitado por las compañías aseguradoras, se introdujo la Declaración Amistosa de Accidentes, que determina la responsabilidad de las partes y lo que debe cubrir el seguros, al tiempo que acelera la determinación de los daños, con el acuerdo de los afectados. Cerca de 2 millones de accidentes se resuelven mediante este sistema.

Con la declaración amistosa de accidente, una vez que está correctamente cumplimentada, cada uno de los asegurados sólo tiene que ponerse en contacto con su compañía aseguradora para tramitar la indemnización. Como la peritación de los daños que ha sufrido el vehículo es realizada por tu aseguradora, se acelera el proceso: el seguro se hace cargo de la reparación y determina la responsabilidad del accidente, para luego entenderse con la aseguradora del otro vehículo y compensar los gastos, en función de la responsabilidad de cada asegurado.

 

Cómo se rellena la Declaración Amistosa de Accidentes

Rellenar una Declaración Amistosa de Accidentes es muy sencillo, sólo hay que seguir las siguientes recomendaciones:

  • Escribe con claridad: rellena los datos con letra mayúscula
  • Rellena todos los datos posibles y hazlo con cuidado para no confundir los datos del vehículo A (columna de fondo azul) con los del B (columna de fondo amarillo)
  • Fíjate bien en la columna central: es la que determina las circunstancias del siniestro
  • Si hay testigos del accidente, anota su teléfono y dirección
  • Si hay lesionados o más vehículos implicados, rellena el apartado correspondiente
  • Dibuja un croquis del escenario del accidente
  • Firma el parte y comprueba que el otro conductor también lo hace
  • Guarda una copia del parte

Recuerda que este sistema sólo funciona con los vehículos que cuenten, al menos, con el seguro obligatorio, y para poder aplicarlo, los daños se deben haber producido por una colisión directa entre dos vehículos. Los daños físicos o aquellos daños materiales que se hayan producido al margen de los dos vehículos, no entran en este sistema. Además, debes tener en cuenta que la Declaración Amistosa de Accidente está vigente en España, Andorra y en los países acogidos al Sistema de Certificado Internacional de Seguro, la Carta Verde.

Pónselo fácil a tu seguro de coche: Declaración Amistosa de Accidentes
4.8 (95%) 4 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *