Seguro de Coche: la cobertura de robo

Los robos de coches siguen siendo siniestros relativamente frecuentes en nuestro país. Según datos de Unespa y del Ministerio del Interior, cada año son robados alrededor de 50.000 vehículos en España, lo que significa que cada día los ladrones sustraen más de 135 coches a sus propietarios. Algunos de ellos son recuperados, pero existe una alta probabilidad de que sus dueños no vuelvan a verlos.

 

Car_window_burglary

 

Ante este riesgo, el Seguro de Coche cuenta con una de sus coberturas más conocidas: la cobertura por robo. Esta garantía ofrece al asegurado una indemnización en caso de que su coche sea sustraído. La cobertura de robo podemos encontrarla en los Seguros a Todo Riesgo y puede estar incluida en algunas pólizas a Terceros Ampliados, o bien contratarse como una garantía adicional.

No obstante, esta cobertura no siempre actúa de la misma manera. De hecho, la respuesta de la aseguradora ante este tipo de siniestros viene determinada por las circunstancias del robo y las condiciones de la póliza.

Algunas de las exclusiones más frecuentes en la cobertura de robo son el hurto o el robo por parte de personas que tengan algún vínculo con el asegurado. También suelen quedar fuera de esta cobertura elementos del vehículo, como los neumáticos o las baterías. Por ese motivo, a la hora de comparar el Seguro de Coche, es importante leerse bien la letra pequeña de la póliza, sobre todo si queremos una determinada protección ante posibles robos.

 

Los tipos de robo que puede cubrir el Seguro de Coche

En el Seguro de Coche, se distinguen tres situaciones diferentes relacionadas con la cobertura de robo, en función de la tipología del siniestro. En cada una de ellas, la aseguradora puede actuar de forma diferente. De esta forma, distinguimos:

  • Robo total: Hablamos de robo total cuando cuando se produce la sustracción del vehículo completo. En estos casos, la aseguradora considera la pérdida total del coche e indemniza al asegurado por el valor del automóvil que esté especificado en la póliza, ya sea valor a nuevo, valor venal, o valor de mercado.
  • Robo parcial: El robo parcial es el que se produce cuando los ladrones se llevan alguno de los accesorios del coche sin sustraer el resto del vehículo. El robo de retrovisores, llantas o elementos decorativos estaría dentro de este tipo de robos. En estos casos, puede que tu póliza no cubra estas sustracciones, sobre todo si los elementos robados no son de serie. En esos casos, para que la aseguradora se haga cargo, será necesario haberlos declarado previamente en el contrato de la póliza.
  • Intento de robo: Puede que los ladrones hayan intentado forzar la cerradura del coche para robarlo sin lograr su objetivo. Los daños provocados por lo malhechores estarían dentro de esta cobertura de robo y la aseguradora asumirá los costes de reparación.

 

¿Cómo valora el seguro mi coche robado?

Si por desgracia somos víctimas del robo de nuestro automóvil y vamos a reclamar al seguro, desde la compañía aseguradora calcularán la indemnización que nos corresponde por el valor del coche que figure en la póliza, ya sea valor a nuevo, valor venal, o valor de reposición.

  • Valor a nuevo: Este valor se refiere al montante desembolsado cuando se adquirió el vehículo y supondría dar a nuestro coche robado el valor de un automóvil idéntico nuevo.
  • Valor venal: Esta forma de valorar otorga al coche robado el precio que le correspondería inmediatamente antes del robo. Hay aseguradoras que aplican a coches de menos de cinco años un un valor venal mejorado, con un incremento de hasta un 30%.
  • Valor de reposición: Aquí se aplica el precio de compra de un coche con la misma antigüedad y características que el automóvil sustraído.

En las coberturas de robo de los Seguros de Coche, se establece el valor a nuevo de los vehículos con menos de dos años de antigüedad, como mínimo. Se suele aplicar el valor venal de los vehículos a partir del segundo año de antigüedad, salvo que el contrato del seguro establezca otra valoración.

 

¿Qué hacer si me roban el coche?

Ante el robo de nuestro coche hay que tener muy claro que lo primero que debemos hacer es poner una denuncia ante la policía. Esta denuncia es muy relevante, ya que marca el inicio de los plazos de respuesta de nuestra compañía de seguros.

 

robo seguro coche

 

Tras notificar el siniestro a la aseguradora, el Seguro de Coche debe pagar la indemnización por robo en un plazo máximo de 40 días desde la denuncia, aunque hay aseguradoras que responden ante este tipo de situaciones en mucho menos tiempo.

Si el vehículo robado aparece dentro de ese plazo, el asegurado debe aceptar su devolución, aunque la aseguradora se hará cargo de los gastos ocasionados por la posible reparación de desperfectos. No obstante, puede suceder que los destrozos en el coche robado sean de tal magnitud, que la reparación supere el valor venal del vehículo y la aseguradora opte por declarar el coche siniestro total.

En caso de que  se recupere el vehículo robado posteriormente, cuando la aseguradora ya ha desembolsado la indemnización, el asegurado puede recuperar el vehículo normalmente con un plazo de 15 días, siempre y cuando devuelva la cantidad recibida.

La cobertura de robo es una de las garantías que distingue a los Seguros de Coche a Todo Riesgo, ya que está incluida en este tipo de pólizas de automóvil. En nuestro comparador de seguros puedes encontrar el Seguro de Coche con la cobertura de robo, si buscas la protección más adecuada para tu automóvil. En cualquier caso, nuestros profesionales te ayudan a encontrar la póliza que necesitas al precio más barato.

Seguro de Coche: la cobertura de robo
5 (100%) 3 votos
Seguros de Coche

Comentarios de Seguro de Coche: la cobertura de robo

  1. Automovilisticos

    Muy importante es saber especificamente sobre la cobertura del robo, he visto que hay seguros que cubren la pérdida del bolso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *