Seguro de Hogar: el continente

Cuando nos planteamos contratar un seguro de hogar para proteger nuestra casa ante cualquier riesgo, debemos saber qué es exactamente lo que estamos asegurando. En una póliza de hogar, además de la cobertura de responsabilidad civil -que nos cubre ante los daños que, por ejemplo, una rotura de una tubería pudiera causar en el piso del vecino-, hay dos partes fundamentales que se ponen bajo su protección: el contenido, es decir, el mobiliario, electrodomésticos y cosas de valor que guardamos en casa, y el continente.

 

En el seguro de hogar, el continente lo conforman los elementos de la construcción y estructura de la casa

 

El continente de la vivienda lo conforman los elementos de la construcción y estructura de la casa, bien sea en un edificio unifamiliar o forme parte de un bloque de pisos. El seguro de hogar protege las partes que integran la casa y que no se pueden extraer sin que el edificio sea dañado. El continente estaría formado por:

  • Estructura de la vivienda: paredes, tejados, suelos, pavimentos, piscinas, etc.
  • Instalaciones de la casa: tuberías de agua y gas, instalación eléctrica, cableado telefónico, calefacción y sanitarios.
  • Elementos decorativos de la construcción: parquet, molduras, pintura, moquetas, etc.
  • Trasteros y garajes: Si los hubiera, estarían dentro del continente.
  • Otros elementos fijos: también son parte del continente otras partes de la vivienda como puede ser el vallado, ascensores, jardines, escaleras, pistas de tenis, etc. siempre que se encuentren dentro del recinto del hogar y sean de uso privado de su propietario.

La importancia del continente en el seguro de hogar

El continente tiene una especial relevancia en las viviendas hipotecadas. No es obligatorio contratar un seguro de hogar, pero cuando te conceden una hipoteca el banco tiene derecho a exigir que el hipotecado asegure el continente de la vivienda con una cobertura de incendios, ya que la garantía para que el banco nos conceda el préstamo es la propia vivienda hipotecada. Por ese motivo, el banco obliga a contratar un seguro que proteja la vivienda y garantice la integridad del inmueble a lo largo de la vida del préstamo. Por cierto, este seguro para viviendas hipotecadas es obligatorio y la entidad financiera nos lo va a exigir, pero no es obligatorio contratarlo con el mismo banco.

También es conveniente saber que al contratar un seguro de hogar, el valor del continente por el que se suscribe la póliza no se corresponde con el precio de compraventa de la casa. El continente en el seguro de hogar se calcula a partir de la estimación de lo costaría reparar la vivienda en caso de siniestro.

El valor del continente es calculado por las aseguradoras multiplicando los metros cuadrados de la superficie construida que tiene la vivienda por el coste medio que tiene la reconstrucción de una de similares características. En ese cálculo no se incluye el valor del suelo ya que se considera que, aunque la vivienda quedara destruida, el suelo sobre el que se levanta mantendría su valor y seguiría siendo propiedad del dueño.

Al calcular el seguro de hogar, es importante que la póliza cubra adecuadamente el continente de la casa, para que la aseguradora pueda indemnizarnos por los daños que sufra la estructura del inmueble en caso de siniestro. En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro de hogar que necesitas entre diferentes ofertas de las principales aseguradoras, para que puedas estar tranquilo y seguro de que tu casa está protegida ante cualquier incidente.

Seguro de Hogar: el continente
Seguros de Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *