¿Cómo se calcula el seguro de vida que queremos contratar?

Está claro que no todas las aseguradoras son iguales y que la competencia ha dinamizado tanto el mercado asegurador que hoy en día podemos encontrar todo tipo de ofertas de seguros de vida especialmente dirigidas a perfiles de clientes cada vez más segmentados. En el caso de los seguros de vida, además, el abanico de posibles coberturas y garantías añadidas es cada vez mayor. No obstante, entre tanta diversidad, sí que podemos identificar algunos factores que ayudan a las compañías aseguradoras a calcular el seguro de vida de sus potenciales asegurados y los costes que tendrá esa prima para sus clientes.

Calcular el seguro de vida

El pago de la prima y los gastos fijos del seguro son el factor más relevante a la hora de determinar la cantidad asegurada del seguro de vida. Entre los gastos del seguro, en algunas pólizas podemos encontrarnos con otro tipo de pagos que no se incluyen dentro de la cuota fija mensual. La póliza de seguro debe recoger todos los gastos que se aplican y sobre qué importes se van a calcular.

También se tienen en cuenta datos personales del asegurado, como la edad, el sexo, hábitos o el lugar de residencia. Entre las circunstancias que se valoran a la hora de calcular el seguro de vida, la salud del asegurado tiene su importancia. Es habitual que las aseguradoras soliciten la cumplimentación de un cuestionario de salud o, incluso, que condicionen la contratación del seguro a una revisión médica a cargo de la propia aseguradora.

Es aconsejable contestar a todas las preguntas que se formulan en el cuestionario de salud y hacerlo con veracidad, ya que la aseguradora verificará esos datos con su historial médico y, llegado el momento, puede negarse a pagar la indemnización del seguro si constata que no hemos dicho la verdad. Una vez leído, comprendido y cumplimentado, el tomador debe firmar este cuestionario. Es muy importante, ya que sin esta firma del cuestionario el documento no sería válido.

También es habitual que nos pidan contestar cuestionarios sobre actividades rutinarias o de ocio del asegurado. Practicar deportes de riesgo o tener una profesión en la que es más probable sufrir un accidente son elementos que también valoran las aseguradoras. Una vez recabados todos los datos, la compañía de seguros hace un pronóstico de riesgos por lesiones, enfermedades y muerte para determinar la prima que tendrá que pagar el asegurado y calcular la indemnización del seguro en cada uno de los supuestos contratados.

Herramientas como las que ofrece Turboseguros para calcular el seguro de vida hacen mucho más fácil este proceso para quienes buscan un seguro adecuado a sus necesidades y presupuesto. En cualquier caso, es fundamental leer atentamente las condiciones de la póliza y tener muy presentes los límites de indemnización antes de firmar nada. Y, por supuesto, reclamar a la aseguradora todas las explicaciones necesarias para disponer de la información más completa sobre nuestro seguro de vida.

¿Cómo se calcula el seguro de vida que queremos contratar?
5 (100%) 2 votos
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *