Cómo dar de baja un coche: trámites a seguir

Con los coches, como pasa en tantas facetas de la vida, también hay un final. Llega un momento que ese vehículos con el que tantos kilómetros hemos recorrido se convierte en un problema a causa de las averías, o simplemente llega la hora de reemplazarlo por un coche nuevo. Hoy te contamos qué trámites hay que seguir para dar de baja un coche y qué pasa con el Seguro del Automóvil que ya no va a circular más.

 

Dar de baja un coche definitivamente

 

Dar de baja nuestro vehículo es un proceso más complejo de lo que en principio pudiera pensarse. Llevar el coche al desguace y darlo de baja en Tráfico es sólo el principio. Hay que tener en cuenta otras gestiones importantes que nos pueden suponer un coste inesperado, como dar de baja el Seguro o evitar el cobro de impuestos que no pensábamos que tendríamos que pagar.

Pero vayamos paso a paso, y empecemos por el trámite de dar de baja el vehículo. En este caso, lo primero que vamos a descubrir es que hay varias formas de hacerlo: Se puede dar de baja definitivamente a nuestro coche o solicitar su baja temporal. Veamos cómo solicitar la baja temporal del vehículo y para qué se hace.

 

Solicitar la baja temporal del coche

Es algo que mucha gente desconoce, pero que puede ser un recurso en determinadas circunstancias. Imagina que, sea por el motivo que sea, el dueño del coche no quiera deshacerse de él y quiera darlo de baja porque no lo va a utilizar en mucho tiempo. En este caso, puede solicitar la baja temporal del coche.

Este trámite consiste en comunicar al Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT) la baja temporal del vehículo, que será retirado de la circulación temporalmente. Para ello, el titular deberá acercarse a la Jefatura Provincial de Tráfico y realizar la solicitud presentando la documentación del vehículo.

Eso sí, para poder hacerlo, el vehículo no debe quedarse aparcado en la vía pública ni tampoco podrá circular mientras esté dado de baja.

Los coches que están retirados de la circulación temporalmente deben quedarse estacionados en un garaje público o privado, hasta regularizar de nuevo su situación cuando se desee volver a darlo de alta.

 

Dar de baja temporal un coche

 

¿Por qué se retira temporalmente un coche de la circulación?

Para encontrar razones que expliquen la baja temporal de un vehículo, conviene saber que, mientras el coche está de baja, no se devengarán Impuestos de Circulación (IVTM) para ese automóvil, ni será obligatorio tener asegurado el coche o tener en regla la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Dicho lo cual, este stand-by del coche puede obedecer a múltiples razones personales. Por ejemplo, si por motivos laborales el dueño se ve obligado a viajar al extranjero durante unos meses, puede que le interese dar de baja el coche. De hecho, se puede solicitar la baja de un coche en España desde otro país, a través de la embajada o las oficinas consulares.

También se puede dar el caso de que el propietario de un vehículo de alta gama prefiera tenerlo guardado durante una temporada por no poder hacer frente a los gastos de una avería o su mantenimiento. O que, simplemente, el dueño no use el coche y quiera retirarlo una temporada de la circulación para ahorrar gastos.

Además de los motivos que cada conductor pueda tener, también se puede tramitar la baja temporal en casos como:

  • Se trate de un coche robado. Generalmente, las bajas temporales por sustracción son comunicadas automáticamente por los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, cuando se formaliza la denuncia.
  • El vehículo se ha entregado a una empresa de compraventa.

 

Cómo dar de baja un vehículo definitivamente

Si la despedida de nuestro coche debe ser definitiva, los trámites para su baja son bastante sencillos. Para ello, tendremos que hacerlo obligatoriamente desde un desguace autorizado como Centro Autorizado de Tratamiento (CAT).

 

CAT, tramites para dar de baja el coche

 

Para ello, al propietario le pedirán fotocopia del DNI, la ficha técnica del vehículo y su permiso de circulación. Además de la documentación del vehículo, también se pueden solicitar aquellos documentos relacionados con las circunstancias del coche (vehículo de empresa, coche matriculado en el extranjero, coche a nombre de una persona fallecida, etc.)

 

La grúa se lleva tu coche viejo al desguace

Llamando directamente a estos centros, ellos se encargan de todo. Y cuando decimos de todo, se incluye el traslado en grúa del coche hasta el CAT. Mucha gente no sabe que estos centros están preparados para llevarse un coche, por muy antiguo y averiado que esté, desde el garaje del propietario hasta el desguace. No importa que no arranque o que no esté en condiciones de circular.

De esta manera, el propietario ya no tiene que realizar estos trámites en la Jefatura de Tráfico, excepto en el caso de bajas de vehículos de época o históricos, con valor de colección o destinados a museos.

 

El CAT registra la baja del coche

El CAT se ocupará de anotar la baja electrónicamente en el Registro de vehículos de la DGT y entregará un justificante de la baja definitiva de la DGT indicativo de que el vehículo ha sido dado de baja en el Registro. Este justificante servirá para acreditar ante cualquier Administración que tu vehículo ha causado baja en Tráfico.

Por otro lado, es importante tener presente que, cuando se recicla un coche o una furgoneta en un desguace CAT, pocos días después se le hace entrega al propietario del Certificado de Destrucción. Es obligatorio que el CAT emita este documento.

 

Vender un coche siniestrado o averiado al desguace

Una poderosa razón para dar de baja un coche es que, tras un siniestro, la compañía de Seguros lo declare siniestro total. O puede que una mala avería en un coche de menos de 10 años sea más costosa de reparar que el valor del propio automóvil.

 

Vender un coche siniestrado

 

Si el dueño de este vehículo decide gestionar la venta del vehículo en las condiciones en las que se encuentra, puede que el mismo desguace que tramita la baja del vehículo esté interesado en la compra de coches siniestrados.

En este caso, el desguace CAT, además de tramitar la baja del coche, puede realizar una tasación del coche de acuerdo a sus características y abonar al titular la cantidad acordada.

 

¿Por qué es obligatorio dar de baja el coche en un CAT?

Son varias las razones para dar de baja un coche en un CAT, de forma legal y gratuita. Un coche viejo que no puede circular es un estorbo que, en el mejor de los casos, está acumulando polvo en un garaje. Si este coche está abandonado en la vía pública, además de ser un peligro medioambiental, puede acarrear una multa de entre 600 y 30.051 euros para su propietario.

Retirar de la circulación un vehículo no sólo te libera espacio en la cochera, sino que además te permite evitar cobros y multas relacionados con el Seguro, el Impuesto de Circulación y la ITV.

 

CAT, llevar el coche al desguace

 

Al llevar el coche a un CAT donde se realiza el tratamiento adecuado para el reciclaje del vehículo, no sólo se está cumpliendo con la ley, sino que se está colaborando con el medio ambiente.

Poca gente sabe que al desguazar un coche en un CAT se evita la emisión de casi una tonelada de CO2 a la atmósfera, ya que se recupera casi el 90% de los elementos del vehículo tras su descontaminación.

 

Dar de baja el Impuesto de Circulación municipal

Recordamos que, al tramitar la baja definitiva del vehículo a través del CAT, es obligatorio que se entregue al titular del coche el Certificado de Destrucción y del justificante de baja definitiva en Tráfico. Estos documentos van a ser necesarios para realizar las gestiones con las que tu coche dejará de generar gastos, una vez lo has dado de baja.

Uno de los desembolsos que todos los años nos genera el coche es el Impuesto de Circulación o IVTM. Para evitar nuevos cargos, debemos dar de baja el Impuesto de Circulación en el Ayuntamiento de nuestra ciudad.

Esta gestión se realiza en las oficinas municipales de recaudación, donde se solicitará al propietario del coche ya fuera de circulación que rellene el impreso de solicitud de baja correspondiente.

Para realizar este trámite, es imprescindible llevar el justificante de baja definitiva de la DGT y el Certificado de Destrucción, ya que se tiene que adjuntar a la solicitud debidamente cumplimentada.

 

Devolución del Impuesto de Circulación de un coche dado de baja

Puede que el vehículo haya sido dado de baja definitiva después que haber abonado el impuesto de circulación por todo el año. En estos casos se puede solicitar la devolución de la parte de la cuota que hemos pagado de más.

El importe del Impuesto de Circulación se prorratea por trimestres, y la devolución irá en función de los que restan por vencer, siempre que sean casos de bajas definitivas o bajas temporales en la DGT.

 

cancelar el seguro del coche que damos de baja

 

¿Qué pasa con el Seguro de un Coche que damos de baja?

El Seguro de Coche es obligatorio para circular, pero al dar de baja el vehículo en Tráfico no tiene sentido mantener la póliza. Para cancelar el Seguro de un Coche que ya está fuera de la circulación, debes contactar con la aseguradora que te puede solicitar el justificante de baja definitiva de la DGT y el Certificado de Destrucción.

 

¿El Seguro devuelve la parte de la prima no consumida?

Esta es una duda que suele plantearse en estos casos. La prima que pagamos por un Seguro de Coche tiene una vigencia anual, incluso si lo pagamos de forma trimestral o semestral. De acuerdo con la Ley del Contrato del Seguro, las pólizas tienen una duración de un año, independientemente de si hay un pago fraccionado o no, y al pagar la prima, aseguramos el coche con esas coberturas durante esos doce meses.

Si decidimos dar de baja el Seguro antes de la renovación, la aseguradora puede negarse a devolvernos la parte de la prima proporcional, al entender que el cliente ha contratado la cobertura durante todo el año.

 

Aprovecha el Seguro de tu viejo coche para el nuevo

Sin embargo, si estás pensando en comprar un coche nuevo, tu compañía te puede ofrecer la opción de dejar la póliza en suspenso y mantener la cantidad no disfrutada en el Seguro de tu anterior vehículo, para aplicar el descuento correspondiente en la contratación del Seguro de tu nuevo coche. Es una interesante alternativa si tienes intención de asegurar otro vehículo a tu nombre.

 

Cambia de coche y cambia de Seguro a la vez

Si lo que quieres es cambiar de compañía, nuestro consejo es que des de baja el coche en una fecha próxima a la renovación de la póliza, para aprovechar al máximo la cobertura y cumplir con los plazos de cancelación del Seguro. Recuerda que hay que comunicar con al menos un mes de antelación la decisión de dar de baja la póliza del coche.

En este caso, si te planteas contratar un Seguro para tu Coche nuevo, puede que encuentres la mejor oferta en nuestro comparador de seguros online. Pruébalo y te ayudaremos a asegurar tu nuevo vehículo a un precio más económico.

Cómo dar de baja un coche: trámites a seguir
5 (100%) 5 votos
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *