¿Qué pasa por no pagar el Seguro del Coche?

Asegurar tu vehículo no puede salir gratis, y no pagar el Seguro de Coche es una práctica nada recomendable. Actualmente las aseguradoras ofrecen diversas alternativas para cumplir con el abono de la prima y que los conductores estén convenientemente protegidos por las coberturas de su póliza. Pero hay ocasiones en las que el tomador puede caer en impago y las consecuencias pueden llegar a ser graves. Sobre todo si sufrimos un accidente con el Seguro sin pagar.

 

No pagar el Seguro de Coche consecuencias

 

Para abordar qué es lo que pasaría si no pagamos el Seguro del Coche, lo primero que debemos tener en cuenta es que el abono de la prima es la primera de las obligaciones del tomador de la póliza para beneficiarse de las coberturas que se incluyen en el contrato del Seguro.

De esta forma, cuando aseguramos nuestro automóvil pagamos la póliza por adelantado antes de disfrutar de las coberturas. La prima es el precio del Seguro y se establece en función de los riesgos que asume la compañía aseguradora al ofrecer determinadas coberturas.

En este sentido, es importante señalar que, en los Seguros de Coche, la prima abonada cubre a lo largo de todo un año, hasta la siguiente renovación de la póliza. Si no pagamos el Seguro, las coberturas dejan de funcionar y nuestro vehículo quedaría sin protección alguna.

Este es un escenario muy poco deseable, ya que no podemos circular sin el Seguro del Automóvil en vigor. Conducir un coche que no está asegurado puede acarrear multas importantes y asumir responsabilidades en caso de siniestro. Aunque, para no llegar a ese extremo hay varias alternativas que permiten mantener la protección del Seguro facilitando el acceso a sus coberturas.

 

Cómo evitar el impago del Seguro de Coche

Está claro que pagar menos por el Seguro es la forma más fácil de no tener problemas con la prima. Probar nuestro comparador de seguros online puede ser una opción, ya que con sólo rellenar un cuestionario cualquiera puede hacerse un Seguro de Automóvil barato y con las coberturas que necesita. Pero hay más formas de evitar un impago de la póliza.

 

Pagar la prima del Seguro a plazos

Una de esas soluciones es la de pagar la prima a plazos, con una periodicidad semestral o trimestral. Es más, en el mercado podemos encontrar aseguradoras que ofrecen la posibilidad de fraccionar el pago del Seguro hasta en doce mensualidades.

Lo cierto es que la gran mayoría de las compañías de seguros ofrecen la posibilidad de fraccionar la prima para hacer más accesible el pago del Seguro, aunque en esta forma de pago puede incluir un sobrecargo en el precio final que conviene conocer antes de decantarse por esta opción.

 

Una franquicia para hacer más barato el precio del Seguro

Otra forma de hacer más asequible un Seguro es establecer una franquicia. Esta modalidad se utiliza más en la contratación de pólizas a Todo Riesgo o en Seguros que cuentan con coberturas que elevan mucho su precio.

 

Pagar menos por el Seguro de Coche

La franquicia permite compartir los riesgos con la aseguradora a cambio de rebajar el coste de la póliza. De esta forma, el Seguro sale más barato pero asumimos una parte de los costes de reparación o reposición de los daños que se produzcan en un siniestro.

Si estás interesado en saber más cosas sobre esta modalidad de contrato, en este blog ya hablamos del funcionamiento de la franquicia en los Seguros de Automóviles y también analizamos en qué situaciones es más económico contratar un Seguro con Franquicia.

 

Dejar de pagar el Seguro para cambiar de compañía

Una de las situaciones más comunes de impago del Seguro se produce, precisamente, cuando un cliente decide cambiar de aseguradora. El problema es que la póliza se renueva automáticamente todos los años, siempre que no se avise con la suficiente antelación: al menos un mes en el caso del tomador y dos meses si es la aseguradora quien decide no prorrogar el contrato.

Esta comunicación informando de la decisión de no continuar con el Seguro se la salta mucha gente. Como la renovación es automática, el Seguro se prorroga y se genera un impago que puede tener consecuencias.

 

Cancelar el Seguro sin avisar puede generar problemas

Todo viene de la falsa creencia entre los conductores de que para cancelar la póliza lo único que tienen que hacer es dejar de pagar los recibos. Aunque, efectivamente, esta fórmula desembocará en la anulación del contrato, quien lo hace corre el riesgo de que la aseguradora le exija el pago completo de la prima.

La Ley del Contrato de Seguros establece un plazo de 6 meses, a partir del vencimiento de la prima, en el que la compañía de seguros tiene derecho a reclamar por vía ejecutiva el pago de la póliza que se prorrogó automáticamente.

En la mayoría de casos, los gastos que ocasiona este procedimiento no compensan y la aseguradora suele dar por finalizado el contrato. Aunque no hay que olvidar que la compañía está en su derecho de reclamar la prima. Si pasados 6 meses la aseguradora no nos reclama ningún dinero, el contrato del Seguro se da por finalizado y el impago no tendría mayores efectos.

 

Cómo cancelar el Seguro correctamente

No obstante, esta forma de dar carpetazo a nuestra aseguradora no es nada conveniente. Para no tener que estar durante tanto tiempo pendiente de recibir una notificación del Seguro reclamando el pago de la prima, es mejor hacer las cosas bien y cancelar la póliza comunicándolo a la aseguradora con al menos un mes de antelación.

La manera más aconsejable es hacerlo por correo certificado, y es recomendable guardar el justificante del envío. En la carta, además de comunicar la decisión de no seguir con el Seguro, deben figurar los datos personales del tomador (nombre, dirección, teléfono), el número de la póliza y los datos de identificación del vehículo (marca, modelo y matrícula).

Además, debes tener muy en cuenta que, si das de baja un Seguro, debes contratar otro para que tu coche esté asegurado, ya que es obligatorio por ley. Estate atento a los plazos de cancelación y contratación de la nueva póliza para que tu vehículo esté siempre cubierto.

 

Las consecuencias de dejar de pagar el Seguro

Si a pesar de las diversas alternativas para hacer más asequible la póliza, decide no pagar el Seguro del Coche, es importante saber qué puede pasar. Se pueden dar dos situaciones: que el impago se produzca en la primera cuota o que se dejase de pagar una de las cuotas del Seguro, por la circunstancia que sea.

 

¿Qué ocurre si no se abona la primera cuota?

Mal empezamos si nada más contratar el Seguro decidimos no pagarlo. Pero es una situación que puede ocurrir y que se contempla en la Ley de Contrato de Seguros. Si el tomador decide no pagar la primera cuota de la póliza, la aseguradora podría resolver el contrato o exigir el pago del Seguro, como en el caso de que un cliente deja de pagar para cancelar la póliza.

Eso sí, en caso de que se produjera un siniestro antes de realizar ese pago, la compañía no tendría la obligación de cubrirlo.

 

¿Qué pasa si no se paga una cuota del Seguro?

Quienes hayan optado por fraccionar el pago del Seguro, deben tener en cuenta que aunque las aseguradoras permitan el pago en plazos, la prima sigue siendo una y no pagar una de esas cuotas equivale a no pagar la póliza en su totalidad. Esto es así porque, a pesar de esas facilidades de pago, la prima anual del Seguro se considera indivisible.

No obstante, si el cliente incumple con el pago de una de las cuotas del contrato, la cobertura del Seguro quedaría suspendida un mes después de la fecha prevista para el pago.

 

La vigencia del Seguro de Coche una vez caducado

Esta suspensión es el conocido mes de gracia que otorgan los Seguros a los tomadores morosos para cumplir con el pago de la prima. La Ley obliga a las aseguradoras a conceder un mes de gracia a los clientes, aunque no se haya abonado la prima correspondiente.

 

Cobertura del Seguro de Coche durante el mes de gracia

 

En este tiempo, las coberturas del Seguro de Coche seguirán activas a pesar de que no se ha pagado la póliza. Pasado ese tiempo, si no se ha pagado el Seguro, nuestro vehículo se quedará sin protección alguna.

Quedarnos sin Seguro no es algo irreversible. De hecho, aunque transcurrido el mes de gracia sin pagar la póliza ya no nos cubre el coche, el tomador dispone de cinco meses de plazo para pagar y recuperar su Seguro. Una vez abonada la cuota pendiente, la cobertura del seguro volvería a estar en vigor a las 24 horas desde la fecha en la que se hizo el pago.

¿Qué pasa por no pagar el Seguro del Coche?
4.9 (97.14%) 7 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *