Tipos de coberturas de invalidez que encontramos en seguros de vida

La posibilidad de que un accidente o una enfermedad, sobrevenida de repente, afecte a nuestro día a día y nos impida trabajar es un problema relativamente frecuente. Hay estadísticas que revelan que uno de cada cinco trabajadores de entre 35 y 65 años queda inhabilitado para desempeñar su trabajo al menos una vez durante su vida laboral. Además, según datos del Imserso, más de un millón de personas en España tienen reconocida una discapacidad superior al 65%.

 

La cobertura de invalidez cubre distintos supuestos, según el grado de invalidez que sufra el asegurado

 

 

Existe el riesgo de que un accidente o una enfermedad pueda llegar a privarnos de la capacidad de desempeñar nuestro trabajo de forma permanente y son los seguros de invalidez, que en muchas ocasiones vienen incluidos en la oferta de seguros de vida, los que pueden aportar soluciones a estas situaciones dramáticas.

En las coberturas por invalidez, se considera como siniestro cuando, por causa de una deficiencia física o psíquica, se produce la incapacidad de una persona para poder hacer determinadas actividades. Cualquier lesión que el asegurado sufra involuntariamente por una acción repentina de una fuerza exterior, como consecuencia de un accidente, y le produzca una invalidez estaría cubierta por este seguro. También puede sobrevenir como consecuencia de una enfermedad que desemboque en la pérdida de facultades para realizar cualquier trabajo.

Sin embargo, a los ojos de las compañías de seguros podemos distinguir distintos tipos de invalidez, y para cada uno de ellos podemos encontrar una respuesta u otra en las pólizas de seguros de vida e invalidez. Es importante conocerlos, ya que a la hora de comparar seguros de vida que incluyan esta cobertura nos será muy útil para valorar las diferentes ofertas aseguradoras. Estos son los diferentes tipos de invalidez:

 

Invalidez absoluta permanente

La invalidez absoluta y permanente para cualquier tipo de trabajo es una de las peores situaciones que nos podemos encontrar, ya que impide a la persona que la sufre realizar cualquier tipo de trabajo.

 

El seguro de vida con la cobertura de invalidez puede ser un alivio si un accidente o enfermedad nos impide trabajar

 

Se define como la situación física irreversible que sobreviene sin que el asegurado pueda impedirlo y determina su total ineptitud para mantener cualquier relación laboral o actividad profesional, de forma permanente. Esta situación, puede ser una secuela de enfermedad o la consecuencia de un accidente, y requiere de estas dos condiciones:

  • Es permanente y no se prevé recuperación.
  • Es absoluta, porque impide el desempeño de cualquier actividad remunerada.

 

Invalidez parcial permanente

Es un tipo de invalidez que supone la pérdida total o funcional de una parte del cuerpo del asegurado, por ejemplo, un ojo, una mano o una pierna. Esta invalidez, a diferencia de la absoluta, le permite trabajar, aunque es permanente en el tiempo.

En las pólizas que cubren este tipo de siniestros, estas situaciones se indemniza mediante baremos, determinando una cantidad según el grado de invalidez.

 

Invalidez parcial temporal

La invalidez parcial temporal es aquella que impide a la persona trabajar en su profesión habitual durante un tiempo limitado. En esta categoría encontramos dos situaciones:

  • Invalidez temporal por enfermedad: Es el estado de menoscabo físico o psíquico, como consecuencia de enfermedad, que impide, de manera temporal, el desempeño de la profesión habitual. Normalmente, los seguros que cubren esta circunstancia ofrecen el pago de una indemnización diaria mientras dura la situación de invalidez.
  • Invalidez temporal por accidente: Aquí es un accidente lo que desemboca en el estado de menoscabo físico o psíquico que impide el desempeño de la profesión habitual durante una temporada. Pueden encontrarse como cobertura independiente, aunque se comercializan seguros conjuntos de invalidez temporal por enfermedad y accidente.

 

Invalidez profesional total

Es aquella invalidez que le impide a la persona trabajar en su profesión habitual o en actividades similares propia de su formación y conocimientos profesionales, de forma definitiva, aunque le permite trabajar en otras actividades.

Al contratar el seguro de vida e invalidez con esta cobertura, esta actividad debe estar expresamente declarada en la solicitud de la póliza.

 

El seguro puede cubrir las secuelas de un accidente que desemboquen en una situación de invalidez.

 

Esta situación puede ser consecuencia de las secuelas de una enfermedad o de un accidente, aunque lo que distingue este tipo de invalidez de otras es que impide al asegurado, de forma permanente y sin previsión de recuperación, desempeñar su profesión.

En estos casos, la prestación suele pagarse en forma de renta aunque también es posible que el seguro indemnice en forma de capital.

 

Gran invalidez

Aquella invalidez en la que la persona no puede cubrir por si misma las necesidades de la vida diaria y por ello necesita que otras personas le ayuden permanentemente. En esta situación, el asegurado se ve incapaz  de realizar actos normales de la vida cotidiana como levantarse, lavarse, acostarse, andar, etc.

La situación de pérdida de autonomía o gran invalidez precisa la ayuda de terceras personas para la realización de los actos de la vida normal, y los seguros que atienden este tipo de situaciones ofrecen indemnizaciones para sufragar estos gastos.

Son muy diversas las circunstancias que atienden los seguros de vida que incluyen la cobertura de invalidez, por eso es importante leer bien las condiciones de la póliza y comparar el seguro de vida para dar con el que realmente te interesa. El comparador de Turboseguros.com te ayuda a encontrar el seguro de vida que necesitas entre una selección de ofertas de compañías aseguradoras, para que puedas ahorrar con tu póliza.

Tipos de coberturas de invalidez que encontramos en seguros de vida
4.9 (97.14%) 7 votos
Seguros de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *