¿Es obligatorio contratar un Seguro de Mercancías para nuestro camión?

El Seguro de Mercancías es una de las principales garantías que protegen a los transportistas en el desempeño de su actividad. De hecho, muchos camioneros preguntan a nuestros corredores si es obligatorio contratar un Seguro de Mercancías para el camión. Y lo cierto es que no lo es, pero si eres transportista y te dedicas al transporte de mercancía por carretera, puede que no tengas más remedio que contratarlo. Veamos por qué es tan importante asegurar la carga del camión y cómo podemos hacerlo.

 

seguros de  mercancías para el camión

 

El Seguro de la Mercancía normalmente responde ante los daños que sufra la carga transportada, aunque también puede incluir la cobertura de responsabilidad civil por los desperfectos que pueda ocasionar la carga. Se trata de una garantía muy flexible, que debe adaptarse a circunstancias tan diversas como los transportes y los cargamentos a los que ofrece cobertura. Pero veamos cuáles son las razones que hacen necesaria su contratación.

 

¿Por qué es necesario contratar un Seguro de Mercancías para el camión?

La necesidad de contratar esta cobertura se explica, en primer lugar, por lo que dice la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías.

En su artículo 47, el texto normativo señala claramente que el “porteador”, es decir, el transportista responsable del camión, “responderá de la pérdida total o parcial de las mercancías, así como de las averías que sufran, desde el momento de su recepción para el transporte hasta el de su entrega en destino”.

Además, señala que el conductor del camión también deberá responder de los daños derivados por el retraso en el transporte de la carga, en el marco de lo establecido en la Ley. Eso deja sobre las espaldas del camionero buena parte de la responsabilidad de la carga durante el traslado de un punto a otro, con las consecuencias -sobre todo económicas- que ello conlleva.

 

Las indemnizaciones que debe afrontar el transportista por los daños a la carga

Cuando eres responsable de la mercancía, si hay daños, toca reponerlos. La Ley 15/2009 habla de las indemnizaciones por pérdida, avería o retraso de la carga que en su caso debería afrontar el camionero como responsable de la mercancía del camión durante el transporte, y establece cómo hay que calcularlas.

 

Seguro de Mercancía y responsabilidad de la carga

 

Sin embargo, y esto es importante, también fija unos límites a estas indemnizaciones en el artículo 57 de la Ley. Estos límites son los siguientes:

 

Indemnización máxima por pérdida o avería de la mercancía

La indemnización por pérdida o avería no está limitada a un valor equivalente a un tercio del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) diario por cada kilogramo de peso bruto de mercancía perdida o averiada.

Actualmente, el IPREM diario equivale a 17,93 euros/día, por lo que el kilo de mercancía en los transportes nacionales se indemniza, como máximo, a unos 6 euros.

En este sentido, es importante señalar que esta indemnización es válida para los transportes nacionales; en el caso de los transportes internacionales la indemnización por la pérdida de la carga viene determinada por el Convenio CMR. Por si te interesa, en este blog también te contamos al detalle qué es y cómo funcionan los Seguros CMR para mercancías.

 

Indemnización por el retraso en el transporte de la carga

Para reclamar una indemnización por el retraso en el transporte de mercancías en camión, es necesario probar el perjuicio ocasionado. Además, la indemnización por los perjuicios derivados de retraso no podrá exceder el precio del transporte.

Si se diera el caso de que hubiera concurrencia de indemnizaciones, es decir que le reclamasen al transportista por varios conceptos, el total indemnizable no podrá superar la indemnización por la pérdida total de las mercancías.

 

Asegurar la carga para dar confianza a los clientes

Estas indemnizaciones máximas establecidas por Ley no tienen en cuenta el valor real de las mercancías, sino que otorgan un valor al peso, que muchas veces no compensaría la pérdida o los daños de artículos de más valor.

Por ese motivo, muchos clientes de las empresas transportistas y profesionales autónomos incluyen en los contratos de transporte la condición de contratar un Seguro de Mercancías que cubra adecuadamente el valor de la carga. Sin esa póliza, el dueño del camión probablemente perdería el contrato y el cliente.

 

Asegurar la carga del cliente

 

He aquí otra importante razón para incluir la cobertura de la Mercancía entre los Seguros del Camión, ya que una póliza que cubra las pérdidas económicas que supone perder un cargamento o parte de la mercancía en un siniestro, aporta confianza a los clientes que contratan estos servicios.

Al mismo tiempo, esta póliza da tranquilidad a los profesionales del transporte, que tienen que asumir por Ley la responsabilidad de la carga cada vez que realizan una ruta con el camión lleno.

 

¿Quién contrata el Seguro de la Mercancía?

El Seguro de Mercancías puede ser contratado por tres tipos de clientes: los dueños de la carga, un intermediario interesado en ella y los transportistas.

 

Propietario de la mercancía

El Seguro de Mercancías puede contratarlo el propietario de la carga. En estos casos, la póliza suele tener una cobertura más amplia y, generalmente, sale mejor de precio.

Esto es así porque las aseguradoras que cubren la carga tienen la posibilidad de reclamar contra el transportista como responsable del traslado de la mercancía.

 

El conductor del camión y responsable de realizar el transporte

Como hemos visto, el transportista es responsable de la mercancía durante el traslado en el camión. Por eso es conveniente asegurar la mercancía que transporta para sus clientes, ante la posibilidad de que sufra daños por cualquier incidencia.

Estos Seguros se pueden contratar sobre el valor real de lo transportado, como ya hemos apuntado, o contratar una póliza que cubra las indemnizaciones que establece la Ley, esos 6 euros por kilo transportado. Evidentemente, este segundo tipo de Seguro es el más barato y el que menos cubre.

 

Un tercero interesado en garantizar la recepción de la mercancía

En determinados transportes, hay empresas intermediarias que contratan este tipo de pólizas para responder ante sus clientes por lo que pueda suceder en el traslado de una mercancía concreta.

También se puede dar la circunstancia de que el receptor de la mercancía sea el tomador del Seguro, con el fin de garantizar la recepción de la carga en las mejores condiciones.

 

Qué debes tener en cuenta al contratar el Seguro de Mercancías

Aunque el Seguro de Mercancías no es obligatorio, conviene tenerlo entre las coberturas que protegen cualquier negocio de transporte por carretera. Se trata de una póliza que se presenta de diversas formas en la oferta de Seguros para Camiones y Empresas.

 

consejos sobre la contratación de seguros de mercancías

 

Al contratar este tipo de pólizas conviene revisar el contrato con detenimiento antes de firmar, ya que suele incluir importantes exclusiones que dejen fuera de las coberturas a determinadas mercancías. Además, son muchos y muy diversos los artículos, sustancias y materiales que se pueden transportar en un camión. Precisamente por eso, estas pólizas son más flexibles en su contratación y ofrecen muchas más posibilidades.

En este caso, puede ser muy recomendable contar con el asesoramiento de un experto en Seguros de Camión que guíe al profesional y le ayude a suscribir la cobertura más adecuada. En este sentido, si buscas una póliza para asegurar mercancías te recomendamos que pidas presupuesto en nuestro comparador de Seguros para Camiones.

Somos especialistas en asegurar a empresas de transporte y trabajamos con aseguradoras especializadas en este tipo de pólizas. Por eso podemos comparar las mejores ofertas del mercado y ofrecer Seguros para la Carga que se adapten a las necesidades y requerimientos de la mercancía que se transporta.

Además, nuestros corredores y asesores pueden aconsejar a los profesionales del transporte durante la contratación de la póliza y responder a todas sus dudas, con el fin de conseguir el mejor Seguro para su negocio.

 

Tipos de Seguro de Mercancías

La contratación de este tipo de pólizas es muy flexible, ya que la póliza debe adaptarse a las características de la mercancía, los requerimientos del traslado y la frecuencia de su transporte.

No todas las cargas son iguales y puede que un encargo obligue a contratar un Seguro 'ex profeso' por los riesgos que supone su transporte, como ocurre con las obras de arte, por ejemplo. Veamos qué tipos de Seguros de Mercancías podemos encontrar:

 

Seguro anual de Mercancías

El Seguro de Mercancía anual renovable tiene semejanzas con los Seguros de Coche. Estas pólizas cubren los daños que sufra la mercancía en todos los viajes que el asegurado realice durante la anualidad. En estos casos, el precio suele calcularse en función de la facturación de la empresa logística que lo contrata.

 

Seguro por viaje

Los Seguros por viaje son pólizas que cubren una determinada ruta. En estos casos, la duración de la póliza termina cuando la mercancía llega a su destino. En este Seguro de Mercancías están cubiertos los bienes trasladados para un único cliente, que se han entregado en un solo viaje, incluyendo las escalas, transbordos y el almacenamiento que haya sido necesario realizar 'in itinere'. Se puede decir que son pólizas a la medida de un encargo concreto.

 

Pólizas de Seguros de Mercancías abiertas

Las pólizas abiertas son Seguros que cubren determinados bienes o mercancías que se dirigen a un único cliente, pero que se entregan en más de un viaje. Queda cubierto pues todo el recorrido de los diversos viajes necesarios desde el punto de partida a la llegada.

 

Pólizas flotantes

Las pólizas flotantes son las que cubren el transporte de diferentes mercancías que se dirigen a varios clientes y que realizan diversos viajes empleando en ellos un tiempo determinado. Quedan incluidos los recorridos de todos los viajes necesarios para estas entregas con la inclusión de las escalas y transbordos, almacenamientos 'in itinere' y paralizaciones del medio de transporte.

 

Seguros de Mercancías, según la cobertura de la póliza

Además, según la duración de la cobertura del Seguro en cada ruta, se pueden dar varios supuestos en función de la responsabilidad que asume la aseguradora y que viene determinada en la póliza.

De esta manera, podemos encontrar Seguros cuya cobertura de la mercancía sea:

  • Desde que la mercancía es cargada en el camión hasta que es descargada.
  • Desde el almacén de origen hasta el almacén de destino.
  • De clavo a clavo. Esto se hace para obras de arte, y quiere decir que el seguro comienza desde el momento que se descuelga la obra de arte hasta el momento que se vuelve a colgar.

 

La cobertura de Responsabilidad Civil de la Carga

Por otro lado, también hay Seguros de Responsabilidad Civil de la Carga que cubren básicamente la responsabilidad del conductor con respecto a la mercancía que transporta el camión. En este caso, son dos los tipos de pólizas que un camionero puede suscribir, en función de que el transporte sea nacional o internacional:

 

El Seguro LOTT / LCTTM para el transporte nacional

Este Seguro cubre la responsabilidad del transportista con respecto a la carga en un transporte nacional. La póliza cubre la indemnización establecida por ley, de unos 6 euros por cada kilo de mercancía dañada o perdida.

Es importante señalar que el Seguro sólo indemnizará la pérdida de la carga, cuando ésta sea responsabilidad del transportista. Si la mercancía se pierde por causas de fuerza mayor o por robo con violencia, el conductor del camión no es responsable y este Seguro no cubriría los daños.

 

El Seguro CMR para el transporte internacional

El Seguro CMR funciona de forma similar al anterior, aunque en este caso la indemnización por la pérdida de la carga se calcula sobre las condiciones del convenio internacional CMR, que toma como medida el Derecho Especial de Giro (DEC), una unidad de cuenta gestionada por el FMI y que es común a los países donde funciona esta cobertura. Al cambio, la indemnización en euros es de unos 10 euros por cada kilo de mercancía perdida o averiada.

 

Seguro RC de la Mercancia

 

Seguro de Mercancías: una póliza necesaria aunque no obligatoria

Como vemos, los Seguros de la Mercancía no son obligatorios, aunque la responsabilidad del transportista respecto a la carga del camión los hace muy necesarios. Cualquier problema que afecte a la mercancía, incluso un retraso en la entrega, tiene consecuencias económicas para el camionero. Sin un Seguro, la empresa de transportes o el profesional autónomo al volante del camión tendrían que costear de su bolsillo las indemnizaciones por pérdida o avería de la carga.

De hecho, tener una póliza que asegure la carga puede que sea imprescindible para desarrollar su actividad. Es frecuente que los clientes condicionen la contratación de sus servicios a la suscripción de una póliza que proteja el cargamento que debe ser trasladado, e incluya coberturas más amplias que protejan la carga en determinados supuestos.

Pólizas que no sólo contrata el transportista, sino que puede suscribir cualquier empresa que no pueda permitirse la pérdida de un camión lleno de articulos para su distribución y venta, por ejemplo.

En definitiva, es conveniente asesorarse sobre la mejor forma de asegurar la mercancía que transporta cada camión y contratar una póliza a la medida. En nuestro comparador de Seguros de Camiones puedes solicitar presupuesto e información sobre este tipo de contratos, con sólo rellenar un formulario. Somos una correduría de Seguros especializada en camiones de transporte y podemos ofrecerte la cobertura que buscas a un precio sensacional.

 

¿Es obligatorio contratar un Seguro de Mercancías para nuestro camión?
5 (100%) 7 votos
Seguros de Camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *