¿Realmente compensa pagar el Seguro del Coche a plazos?

Una de las modalidades de pago que ofrecen las aseguradoras a sus clientes es el fraccionamiento de la prima. Pagar el Seguro del Coche a plazos se entiende como una ventaja por parte de las compañías de Seguros, que beneficia a muchas familias para las que afrontar el pago íntegro de la prima puede alterar su economía doméstica. Sin embargo, no siempre es la mejor opción, por eso hoy analizaremos si compensa o no fraccionar el pago del Seguro.

 

Pagar el Seguro del Coche a plazos

 

Fraccionar el precio de un servicio es una fórmula muy extendida en diversos sectores y resulta una interesante alternativa para muchas personas, sobre todo cuando el precio a pagar es elevado. En los Seguros existe también la posibilidad de pagar a plazos la póliza del vehículo y se ofrece como una ventaja más para los asegurados.

Esta forma de hacer más asumible el recibo del Seguro que, en una única cuota puede suponer varios cientos de euros, es una opción ideal para aquellas familias o clientes individuales cuya economía doméstica no puede asumir ese gasto de golpe.

Por ejemplo, en el caso de los conductores más jóvenes que acaban de comprarse un coche, poder fraccionar el pago del Seguro puede ser fundamental a la hora de decidirse por una aseguradora u otra. Sobre todo cuando el conductor es un veinteañero sin demasiada experiencia al volante, circunstancias que, por sí solas, hacen que la prima del Seguro sea más cara, como te contamos en este post.

 

En qué consiste el fraccionamiento del Seguro de Coche

El fraccionamiento del Seguro es una modalidad de pago de la prima que consiste en dividir el importe total de la prima anual de la póliza en varias cuotas. En los Seguros de Automóviles es bastante común ofrecer esta posibilidad de pagar la póliza a plazos, al igual que en los Seguros de Camiones y Furgonetas.

 

seguro de coche para jóvenes

 

El fraccionamiento de la póliza suele dar la opción de abonar la prima total en pagos mensuales, trimestrales o semestrales, siempre según las normas de contratación del Seguro elegido.

La mayoría de aseguradoras ofrecen la posibilidad de pagar el Seguro en dos o cuatro plazos, con una periodicidad semestral o trimestral, respectivamente. Aunque no siempre es posible acogerse a esta modalidad, ya que en la mayoría de los Seguros se establece el cumplimiento de determinadas condiciones para acogerse a esta ventaja.

 

Cuándo se puede pagar el Seguro del Coche a plazos

La posibilidad de pagar el Seguro de Coche en varios plazos depende de cada aseguradora. Si estás interesado en aprovecharte de la opción de fragmentar el pago de la póliza, es conveniente informarse bien de las condiciones a la hora de contratar el Seguro de Coche.

Porque en ocasiones no todo los tipos de Seguros pueden acogerse a esta modalidad de pago. Puede que los Seguros más básicos no ofrezcan esa opción.

Además, el importe de la prima también puede limitar la posibilidad de pagar en plazos la prima. Hay aseguradoras que establecen un precio mínimo del Seguro, a partir del cual es posible abonarlo en varias cuotas. De esta forma, un cliente sólo puede solicitar el fraccionamiento del precio de su Seguro si la prima excede cierta cantidad.

Por ejemplo, una aseguradora puede establecer un precio mínimo de 200 euros para permitir el pago fraccionado. De esta manera, podrán abonar la póliza en varias cuotas los que contraten el Seguro de Automóvil que tenga una prima de, al menos, 200 euros. Si el Seguro es más barato, se tendrá que abonar la prima en un solo pago.

 

La flexibilidad del pago fraccionado del Seguro

Para las personas que atraviesan un mal momento económico, es importante saber que existe esta flexibilidad en el pago de su póliza. Para poner las cosas fáciles a los clientes, las aseguradoras no sólo han incorporado todo tipo de coberturas y servicios flexibles a su oferta aseguradora: también lo ponen fácil a la hora de cumplir con esas cuotas.

 

Pago fraccionado del Seguro de Coche

 

Para hacer más accesibles los Seguros, las aseguradoras han optado por facilitar el pago en partes. Por ello, si se diera el caso de no poder afrontar la totalidad del pago del seguro, es recomendable consultar con tu corredor de Seguros las posibilidades que ofrecen las diferentes compañías en este sentido. 

Además de pagar a plazos el Seguro de Automóvil, las aseguradoras han incorporado otras medidas que hacen más cómodo cumplir con el abono de cada anualidad. Estas medidas se aprecian no sólo desde la diversidad de las formas de pago sino también en la incorporación de las franquicias.

Por un lado, la irrupción de las nuevas tecnologías está calando en las empresas del sector asegurador y eso se deja sentir en la posibilidad de realizar de pagos por medios electrónicos: por domiciliación bancaria, con el uso de tarjetas de débito y crédito o ingreso en cuenta. 

Además, las franquicias constituyen una modalidad de Seguro que permite ahorrar en el Seguro compartiendo el riesgo con la aseguradora. De esta forma, en algunas pólizas de Autos es posible pagar menos en la prima, a cambio de asumir una cantidad en el pago de las reparaciones y servicios derivados de un siniestro. Este post te puede resultar muy si quieres saber más sobre las franquicias en los Seguros de Coche.

 

Cosas a tener en cuenta al pagar el Seguro de Coche a plazos

En esta modalidad de pago de la póliza tenemos una evidente ventaja, que es poder diluir en varios abonos el precio del Seguro. Pero hay varias cosas que debemos valorar antes de decantarnos por esta opción. Existen inconvenientes que pueden hacerte cambiar de opinión.

 

El recargo por fraccionamiento del pago del Seguro

Al analizar si te compensa pagar el Seguro del Coche de forma fraccionada, lo primero que debes consultar son los posibles recargos que aplicará la aseguradora a tu cuota por elegir esta modalidad de pago.

El principal inconveniente de fraccionar el pago de un Seguro es que saldrá más caro, ya que la compañía puede aplicar un recargo más o menos elevado, dependiendo de que el fraccionamiento se realice en cuotas semestrales o trimestrales.

Estos recargos pueden variar mucho de aseguradora a otra. Podemos encontrar incrementos en el precio de entre un 4% y un 7% para los recargos por fraccionamiento semestral, y entre un 8% y un 14% si el pago es trimestral. Cuantas más cuotas paguemos por una misma anualidad, el porcentaje de recargo es mayor.

 

No todas las cuotas fraccionadas son iguales

Además, hay que tener en cuenta que al fraccionar el pago de la póliza, no todas las cuotas tendrán el mismo importe. La primera de ellas suele ser un poco más cara que el resto. Esto se debe a que lleva incluida la parte correspondiente a la cuota que va destinada al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

 

Pagar las cuotas del seguro del coche

 

 

¿Qué pasa cuando dejamos de pagar las cuotas del Seguro?

La posibilidad de fraccionar el pago del Seguro es un beneficio que las aseguradoras ofrecen a sus clientes. Sin embargo, las limitaciones y recargos que se aplican tienen la función de disuadirles de esta posibilidad. ¿Por qué? Por el problema que se genera cuando se produce el impago de un recibo fraccionado del Seguro.

 

Se fracciona el pago, no la póliza

Al contratar un Seguro de Coche, normalmente la aseguradora nos ofrece una póliza que tiene vigencia de un año renovable. En el contrato, la prima del Seguro cubre toda la anualidad, aunque el cliente decida fraccionar el abono del importe en varias cuotas. Para poder rescindir el contrato es necesario notificarle a la asegurada ese deseo, al menos un mes antes de que este venza, como te contamos en este post.

En este punto, muchos clientes confunden las cuotas con la prima y creen que la cobertura dura solo el plazo del pago fraccionado. Se contrata un Seguro para todo un año y el tomador se compromete a pagar la prima por una cobertura anual. Si decide no pagar la cuota correspondiente y sufre un siniestro, puede tener problemas serios.

 

Hay que pagar todas las cuotas del Seguro

De este modo, quienes tengan contratado un Seguro con el pago fraccionado y quieran cancelar la póliza o cambiar de aseguradora, tendrán que pagar todas las cuotas de la anualidad.

Es más, si un asegurado da de baja un vehículo con un Seguro en vigor, o decide venderlo o lo cambia por otro coche nuevo, está obligado a pagar las cuotas que tenga pendientes. Por ejemplo, si optamos por pagar en tres plazos una póliza de 200 euros de prima, y al abonar la primera cuota decidimos cambiar de coche, tendremos que pagar a la aseguradora las dos cuotas pendientes.

 

Sólo tú sabes si compensa pagar a plazos el Seguro del Coche

Como ves, fraccionar el pago de la póliza tiene sus cosas buenas y menos buenas. Al final, la decisión de optar por el pago fraccionado del Seguro del Coche dependerá, sobre todo, de tus circunstancias económicas en el momento de firmar el contrato. Aunque, por nuestra parte siempre te aconsejaremos que, siempre que sea posible, te ahorres el recargo por pagar la prima en varias cuotas, y pagues menos, aunque sea de una sola vez.

 

Cuotas del Seguro del Coche

 

Desde nuestro comparador de Seguros online podemos asesorarte y encontrar contigo la mejor opción. Podemos conseguir un Seguro de Coche barato con buenas coberturas y aconsejarte sobre las modalidades de pago que más te convienen, en función de tu situación personal.

Además, como trabajamos con varias aseguradoras líderes del mercado, tenemos la posibilidad de guiarte en la contratación de la póliza que mejor se ajuste a tu presupuesto, con garantías de calidad.  Y si se da el caso, encontraremos la oferta en la que pagar a plazos el Seguro del Coche sea más beneficiosa para ti.

¿Realmente compensa pagar el Seguro del Coche a plazos?
4.8 (96%) 5 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *