La póliza del Coche: el contrato del Seguro

Muchos conductores depositan una confianza ciega en su corredor y no se preocupan por indagar qué dice todo ese montón de papeles que nos entregan al contratar una póliza de Seguro del Coche. Es un error desconocer los puntos fundamentales del contrato en el que se establecen las garantías y exclusiones que cubren nuestro vehículo.

 

Póliza del Seguro del Coche

 

Esa bonita carpeta que guardamos en la guantera del coche puede pasar meses sin abrir y cuando surge algún problema, con los nervios de ese momento, nos entran las dudas sobre qué coberturas tenemos o si este o aquel supuesto entran dentro de la garantía. A veces hasta nos cuesta encontrar los datos de la aseguradora para dar un parte, entre toda la documentación del Seguro.

Para poner un poco de orden, en este post te proponemos una revisión de los elementos que están presentes en la póliza del Seguro de Coche, y te detallamos quién es quién en este tipo de contratos. Empecemos por analizar a las personas que participan en un contrato de Seguro de Automóvil y cuál es su función.

 

Quiénes intervienen en la póliza del Seguro de Coche

Muchos conductores no tienen muy claro el papel que desempeña el corredor de Seguros que nos vende la póliza o la diferencia entre tomador y propietario del coche, en relación a su póliza y las coberturas contratadas.

Al firmar la póliza, hay diversas figuras implicadas que no sólo hay que conocer, sino que conviene saber la función que desempeñan en relación a ese contrato. Estas son las personas que están relacionadas con la póliza del Seguro del Automóvil.

 

El tomador

Es la persona que firma la póliza del Seguro de Coche con la aseguradora, asumiendo las obligaciones derivadas del contrato, según marca la Ley. Es el tomador quien se compromete a abonar la prima del Seguro y quien decide aspectos esenciales como la renovación o no del Seguro. 

 

El asegurado

La persona asegurada es la que recibe la cobertura de la póliza. En relación al contrato, se le considera titular del interés objeto del Seguro y, si no hubiera tomador (muchas veces tomador y asegurado son la misma persona en los Seguros de Coche) el asegurado asumiría las obligaciones derivadas del contrato. Este post sobre el tomador y el asegurado puede ayudarte a diferenciar ambas figuras.

 

El conductor

El conductor en un contrato de Seguro es aquella persona que está capacitada legalmente para conducir y que, con el consentimiento del asegurado o propietario del vehículo asegurado, conduce el coche mientras su Seguro está en vigor. Si te interesa, aquí te contamos más cosas sobre los tipos de conductores que tienen en cuenta los Seguros.

 

Coberturas de la póliza del coche

 

Según la ley, el conductor es responsable civil de los riesgos que pudieran darse por la conducción del vehículo y los daños causados a terceras personas o sus bienes en un posible siniestro o accidente de circulación.

 

El conductor habitual y el conductor ocasional

Podemos encontrar referencias a dos tipos de conductores en una póliza: el conductor habitual y los posibles conductores ocasionales.

Al margen de la importancia que tienen para establecer el precio del Seguro, hay que señalar que siempre es necesario incluir a los conductores ocasionales en el contrato.

De no hacerlo, la aseguradora puede llegar a rechazar un siniestro o aplicar la regla de equidad. Además, en determinados casos (asistencia en viaje a la personas, defensa de multas), el Seguro puede cubrir sólo a las personas que figuren como conductores en la póliza.

 

El propietario del coche

El coche asegurado siempre tiene un dueño. El propietario es el titular del vehículo, según figura en el permiso de circulación del automóvil.

 

La aseguradora

Es la compañía de Seguros que asume los riesgos detallados en la póliza y garantiza la cobertura contratada, en los términos que se detallan en el contrato del Seguro. A cambio, recibe una prima por la prestación de esa cobertura.

 

El corredor de Seguros

La figura del corredor de Seguros es cada vez más importante. Esta persona ejerce un papel como mediador independiente entre sus clientes y las aseguradoras, asesorando a los asegurados y defendiendo sus intereses. En este post te contamos más en detalle qué puedes esperar de un corredor de Seguros.

 

Los beneficiarios

En los Seguros, el beneficiario es la persona que tiene derecho a percibir la indemnización, en caso de que se produzca un determinado siniestro.

En las pólizas de automóviles es frecuente que el beneficiario sea, a la vez, tomador y asegurado. Aunque puede que no sea así, por ejemplo, en el caso de un Seguro de Accidentes del Conductor en el que se establezca una indemnización por fallecimiento del asegurado.

 

La información que incluye la póliza del Seguro del Coche

Una vez que tenemos claro las personas que intervienen en el contrato del Seguro y cuál es su papel, entramos a detallar toda la documentación del Seguro de Coche. Esa carpeta que nos entregan cuando aseguramos el vehículo contiene toda la información del Seguro que hemos contratado, sus coberturas y las condiciones del contrato.

Esta información se organiza en varias partes:

  • Condiciones Generales

  • Condiciones Particulares

  • Otros documentos y el parte amistoso de accidentes.

 

Condiciones Generales de la Póliza

Para conocer las coberturas del Seguro de Coche tendremos que sumergirnos en el condicionado de la póliza. Y es en las condiciones generales del Seguro donde vienen explicados los derechos del asegurado y las líneas generales del funcionamiento de las coberturas.

 

condicionado de la póliza de los coches asegurados

 

Es fundamental dedicar un tiempo a la lectura de esta parte de la póliza, sobre todo si estamos pensando en cambiar de Seguro. Al contratar una póliza de coche buscamos siempre el mejor precio, pero también conviene comparar las condiciones de unas aseguradoras y otras, para una misma cobertura.

Esto es porque las condiciones generales de los Seguros de Coche son distintas para cada compañía. De hecho, el condicionado puede variar su extensión y recoger más o menos puntualizaciones, según cada caso.

No obstante, hay elementos básicos que se incluyen en las condiciones generales de cualquier póliza de Seguro. De esta forma, en el condicionado general podemos leer cómo funciona la cobertura de responsabilidad civil, tanto la obligatoria como la voluntaria, y se explica la protección jurídica que se proporciona al usuario.

Además, se da información sobre las principales coberturas de la póliza, señalando los casos que se cubren y los que no, tanto las exclusiones comunes a todas las coberturas, como las particulares.

Es aquí donde se explica el funcionamiento de garantías como:

  • Seguro de Accidentes del conductor.
  • Asistencia en viajes.
  • Rotura de lunas y parabrisas.
  • Incendio y robo.
  • Daños propios.

 

También se recogen los pasos a seguir para reclamar una indemnización al Seguro y se dan instrucciones para tramitar siniestros y gestionar los diversos servicios que presta la aseguradora a sus clientes.

 

Condiciones Particulares del Seguro

Las condiciones particulares de la póliza son fundamentales, ya que aclaran aspectos que vienen recogidos en las condiciones generales y, además, recogen las particularidades que afectan a la cobertura de cada usuario.

Aquí es donde se establece qué tipo de Seguro contrata el usuario y se menciona todas y cada una de las coberturas que ha contratado. Es importante este punto, ya que el condicionado particular siempre prevalecerá sobre el condicionado general de nuestra aseguradora. Por lo tanto, aunque en las condiciones generales consten determinadas coberturas, sólo estarán activas si se reflejan en las condiciones particulares.

Además, en las condiciones particulares figuran datos relevantes de nuestro contrato de Seguro, de de manera que quedan identificadas claramente las personas relacionadas con la póliza, ya sea el tomador, el asegurado y los beneficiarios, el conductor, así como los datos de la aseguradora y del mediador.

 

La Información del Seguro

Una parte fundamental de nuestra póliza es la que se dedica a la información del Seguro. El número de póliza, los datos de la aseguradora y de la correduría de Seguros, junto con los datos del vehículo asegurado y las personas que intervienen en el contrato, son indispensables para tramitar siniestros y tener acceso a diversos servicios.

Esta información debe ser muy precisa, por lo que conviene revisar bien estos puntos antes de firmar el contrato para evitar quebraderos de cabeza en un futuro.

Asimismo, en las condiciones particulares se establecen otros datos importantes relacionados con la cobertura del Seguro. Debe figurar la fecha en la que entra en vigor el Seguro y la fecha de vencimiento de la póliza.

También se detallan aspectos como los asegurados y sus beneficiarios, o los accesorios no de serie que pueda incluir el coche y que el cliente quiere incluir en la póliza, u otras matizaciones que fueran necesarias para delimitar el riesgo asegurado en las coberturas contratadas.

 

El Parte Amistoso de Accidentes

Este documento que podemos encontrar en la documentación del Seguro nos será de gran ayuda si alguna vez sufrimos un pequeño accidente con otro vehículo y ambas partes están de acuerdo en quién es el responsable del siniestro. No obstante, ya existen aplicaciones que nos permiten hacer un parte de accidentes online.

 

Parte amistoso de accidentes

 

El parte amistoso de accidentes o "Declaración amistosa de accidentes de automóvil" es un documento que tienen que rellenar los conductores de los vehículos implicados en un accidente, y en el que se describen los daños sufridos y se detalla con un croquis la posición de los vehículos al sufrir el accidente.

Las declaraciones amistosas de accidentes son siempre iguales, sea cual sea la compañía aseguradora. De hecho, el modelo es el mismo en España y en cualquier otro país de la Unión Europea.

Siempre que se rellene el parte de accidente:

  • Rellenar todos los apartados.

  • Describir lo que ha pasado de la mejor forma en el croquis

  • Firmalo y asegurarse de que lo firma el contrario.

  • No modificarlo una vez firmado.

  • Entregarlo a la compañía aseguradora y quedarse una copia.

 

Más datos que encontramos en la Documentación del Seguro

Además, en la documentación del Seguro hay datos que pueden ser necesarios, como los datos de atención al cliente de la aseguradora o el teléfono de Asistencia del Seguro. Esta información suele presentarse en un formato accesible y fácil de llevar, como una tarjeta, en la que encontraremos los canales de comunicación donde podemos dar aviso al Seguro en caso de incidencia.

En general, estos teléfonos son gratuitos, y es conveniente llevarlos siempre a mano, porque es el primer recurso que utilizamos cuando el coche se avería o nos vemos envueltos en algún un accidente. Si no, siempre podemos contactar con nuestro corredor de Seguros para que nos eche una mano.

La póliza del Coche: el contrato del Seguro
4.8 (96.67%) 6 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *